Pensionistas, sufrida clase

Cuando se acerca un nuevo a"o la Ministra de Empleo y Seguridad Social Fátima Bañez y sus asesores prepara una carta dirigida a todos los pensionistas de la nación, incluidos los 300.000 ciudadanos que reciben alguna prestación en nuestra comunidad autónoma, en la que con empalagosas frases comunica que un a"o más las pensiones se revalorizarán un 0,25 por ciento, muchos menos, por supuesto, que la revalorización de los sueldos de la mayoría de nuestros políticos.


El caso es que de un tiempo para acá hay inquietud en este importante sector social de Espa"a y de Asturias. Llegan noticias, en su mayoría confusas o tergiversadas, del saqueo que el gobierno hace a la hucha de la Seguridad Social para poder pagar cada mes, más dos pagas extraordinarias al a"o, a los miles de ciudadanos que cotizaron a lo largo de su vida laboral y por tanto ahora gozan de ese derecho que para la mayoría es pura y dura subsistencia de ellos, de sus hijos e incluso de sus nietos.

Ya se que el Estado y sus dirigentes tienen en la actualidad ocupadas la mayoría de sus energías en apagar el fuego catalán además de un deseo por gran parte de los dirigentes de reformar la Constitución. Cuando eso ocurra espero que quede bien delimitado el papel de los pensionistas y sus derechos.

Hace unos días en una reunión de varios cientos de pensionistas en El Berrón la presidenta de la Federación de Mayores del Principado de Asturias (FAMPA) que agrupa a más de 60.000 en nuestra región, Dolores San Martín, decía dirigiéndose a los presentes que hay tres problemas a solventar, el menor poder adquisitivo, las menos ayudas sociales y una mayor incertidumbre ante el futuro inmediato. La presidenta del FAMPA pide precisamente un blindaje a través de la Constitución y los presupuestos generales de los subsidios de los jubilados, ello como consecuencia de que FAMPA prevé presentar a través de una plataforma nacional que ya lleva 1.200.000 firmas, una iniciativa popular en el Congreso ante la pérdida de un 6 por ciento que los pensionistas están sufriendo en los últimos a"os.

El tema es muy serio y la incertidumbre muy grande entre los afectados. En el caso de Asturias además no podemos ignorar que las pensiones constituyen una partida muy importante de nuestra economía que sirve también para dinamizar el consumo. ¿Por qué, sino, esta región es la que tiene un mayor número de grandes superficies comerciales por metro cuadrado?.

Además nuestra autonomía cada día está más envejecida. El gobierno de Javier Fernández ha elaborado un plan para fomentar la natalidad pero sus medidas me parecen cicateras y a largo plazo. En la misma tesitura se encuentra Castilla León y Galicia cuyos tres presidentes, el nuestro socialista, los otros dos populares, parecen haber acercado últimamente posturas ante los graves problemas comunes que tenemos las tres autonomías vecinas. Veremos a ver si en el caso de la financiación autonómica no se bajan los pantalones ante el cupo vasco y las decisiones de Cristóbal Montoro. Asturias no solo debe de aprobar los presupuestos para el 2018 en la Junta General del Principado sino también mostrar más mano dura con el gobierno central. De lo contrario mal iremos.

El aniversario

Hoy se cumplen 39 años de la aprobación de la Constitución española, sucesora de las leyes de la dictadura y que en su día, allá por 1978, supuso poner de acuerdo a las distintas fuerzas políticas de las dos Españas con una figura catalizadora, la de Juan Carlos I, actual Rey emérito, a quien, digan lo que digan algunos, nuestro país debe mucho.

La Constitución cuyo cumpleaños celebramos hoy sufrió diversos avatares, principalmente el intento de golpe de Estado el 23-F y el reciente intento secesionista de algunas fuerzas políticas catalanas. Lo digo con todos los respetos pero en España, al igual que en Asturias, el nivel de nuestros políticos ha ido para atrás, como el cangrejo.

Baste recordar en el caso del Principado a personajes a los que tuve el honor de tratar como Rafael Fernández, Rafael Calvo Ortega, Emilio García-Pumarino, Horacio Fernández Inguanzo, Gerardo Iglesias, Juan de la Vallina Velarde, Julio González Campos, Francisco Sosa Wagner, Luis Gómez Llorente, Jesús Sanjurjo, Pura Tomás, Aurora Puente, el hoy alcalde de Oviedo Wenceslao López, Antonio Masip y muchos más. Pero como el paso del tiempo es inexorable, unos ya se han ido para siempre y otros se han retirado por razones de edad a los cuarteles de invierno. El caso es que la casta política en nuestra región, como en las demás, se ha ido profesionalizando, aferrándose en la mayoría de los casos a la poltrona y tapando de paso el acceso de savia nueva puesto que la sección de nuevas generaciones apenas es utilizada salvo para actuar de palmeros en los actos de partido.

El caso es que Asturias continúa desangrándose en lo principal, esto es, en su capital humano. Importantes familias financieras y empresariales se van a otras autonomías porque en ellas pagan menos impuestos, principalmente en el capítulo de sucesiones, y lo mismo ocurre con profesionales, frustrados ante las escasas oportunidades que tienen en la región. Un ejemplo está en los profesionales de la medicina. Responsables de la misma se quejan de que se están marchando primeros espadas y que habrá que recurrir a los MIR. Es cierto, ayer me enteré de la marcha a Madrid, fichado por un prestigioso centro internacional de lucha contra el cáncer, de un destacado jefe de servicio del HUCA. El consejero de Sanidad Francisco del Busto, médico de profesión, me parece un buen tipo, trabajador y bien intencionado, muy lejos del sectarismo de su antecesor, Faustino Blanco, del que ya no se acuerdan ni los suyos, pero debe de estar atento a que la calidad hoy tiene la medicina pública del Principado no se deteriore.

Volviendo a nuestros políticos, además de la reciente aparición de la nueva formación Podemos así como de Ciudadanos, el partido tradicional que parece ir camino de una amplia remodelación en nuestra autonomía es el PSOE con la elección del ex alcalde de Laviana Adrián Barbón como secretario regional. Además de la diputada Adriana Lastra, del eurodiputado Jonás Fernández, hijo de mi buen amigo y antiguo compañero en HUNOSA Victorín, hay una serie de futuros valores que están en alza, caso del alcalde de Villaviciosa, Alejandro VegaGerardo Sanz, del de Corvera Iván Fernández, del secretario del SOMA José Luis Alperi, del nuevo secretario de la AMSO Iván Piñuela, del secretario socialista de Gijón Iván Fernández Ardura, y más que son ya parte importante de la nueva savia que los socialistas asturianos quieren inyectar en nuestra sociedad. Esperemos que acierten y sea una savia compatible con los intereses generales de esta bendita tierra que es la nuestra.

En la villa de Teodoro Cuesta

Hoy, festividad de Santa Bárbara, patrona de la minería, las cuencas han celebrado la tradicional fiesta minera en un intento de no perder las buenas costumbres ni las tradiciones. El pasado jueves a invitación de la Asociación Cultural y de Amigos "Santa Bárbara" del Caudal pronuncié el pregón en la carpa instalada en el parque Jovellanos de la villa de Teodoro Cuesta.

Esta asociación cultural, que cuenta con más de 1.700 socios, está promovida y dirigida por antiguos mineros en su día dirigentes de Comisiones Obreras. Presidida por Felipe Burón tiene un equipo directivo dinámico y emprendedor que como jubilados que son no quieren perder todo su tiempo en bares sino que realizan de manera constante a lo largo del año acciones sociales y culturales en beneficio de la comunidad. El alcalde, Aníbal Vázquez, también antiguo dirigente de CCOO de la minería, ayuda en lo que puede comenzando por ser socio distinguido de la misma.

Pese al mal tiempo que tuvimos el pasado jueves a mi se me puso la piel de gallina cuando minutos antes de las ocho de la tarde un potente turullo alertaba a la población del inicio de esta semana dedicada a "Santa Bárbara" y su significado. En la fila dos, escuchándome con atención, vi al que fuera dirigente destacado del Partido Popular en la villa mierense, Pepín Prieto, hoy por razones de edad principalmente retirado a los cuarteles de invierno y desencantado con la dirección del que fue su partido. Pepín Prieto aun sufriendo cortes de llantas en su vehículo en tiempos ya lejanos comenzó a potenciar el PP en Mieres logrando sacar un concejal y luego, con el paso de los años, llegó hasta siete. La dirección regional, con Isidro Fernández Rozada a la cabeza, quizás por motivo de celos políticos, ignoró su labor y ni siquiera le ofrecieron un puesto de diputado regional, que bien ganado lo tuvo.

Me fundo en un abrazo con el empresario Amadeo Gancedo, su hijo LuisCelso Fernández, ya jubilado de los micrófonos de la COPE pero aún con el gusanillo radiofónico en la garganta, fueron durante décadas destacados informantes de la actualidad del valle del Caudal en los medios de comunicación regionales. También fue a escucharme desde Campomanes donde reside el eterno presidente de la Asociación de Administrativos de Minas de Asturias, José Vega, que a tiempo supo dejar su puesto de directivo en el Montepío de la Minería donde, independiente de unos y de otros, realizó muy buena labor.

Siempre en "Santa Bárbara" echo en falta al sotrondino Amalio García, cónsul de la república Checa en Asturias, que trajo a cientos y cientos de especialistas de aquel país y de Polonia a nuestras minas así como maquinaria que sirvió para su modernización y mejor rendimiento. Precisamente en cada festividad de "Santa Bárbara" nos reuníamos con la directiva de la asociación que nos ocupa tras tener un sentido recuerdo de los catorce fallecidos, cuatro checos, en el trágico accidente de Nicolasa el último día de agosto de 1995. Con 96 años Amalio García, presidente del grupo EMCOR-SATRA, seguía al pie del cañón hasta que el corazón le falló hace unos meses. En Sotrondio, donde nació, los vecinos le recordarán siempre que miren al reloj instalado en la torre del ayuntamiento y que tras años de silencio vuelve a funcionar gracias al altruismo de este discreto emprendedor, el más veterano de FADE, y a quien la minería siempre tendrá presente.

Pregón de "Santa Bárbara"

Pregón pronunciado ayer en Mieres como arranque de las fiestas de "Santa Bárbara" organizadas por la Asociación Cultural y de Mineros de la localidad

Es para mi un honor y un placer aceptar la responsabilidad que me impone la Asociación Cultural y Minera "Santa Bárbara" de Mieres de pronunciar el pregón de arranque de las fiestas de "Santa Bárbara" de este año en el que, como es público y notorio, no corren bueno vientos para el sector minero ni para Asturias en general.

Mal que nos pese estamos asistiendo a la muerte de la minería asturiana tras haber sido durante años uno de nuestros mercados cautivos de riqueza y empleo pero que con el paso del tiempo, la aparición de nuevos combustibles, el agotamiento de yacimientos y la mala gestión de nuestros dirigentes, públicos y privados, nos ha llevado a la situación actual. De aquella Asturias en la década de los 60 con más de 50.000 mineros a la de hoy en donde apenas llegan a 2.000 han pasado muchas cosas y nada buenas para el sector.

Pero antes de entrar en otras consideraciones debo referirme al difícil presente que vivimos expresando mi solidaridad con la gente minera. Mi más sentido respeto y consideración con los cientos de trabajadores que a lo largo de la historia han dejado sus vidas en el tajo. Mi apoyo total a situaciones de hoy como el mantenimiento de las pocas explotaciones que nos quedan, Carrio, Santiago y Nicolasa en HUNOSA, más algunas otras en el suroccidente asturiano, de carácter privado; el apoyo a la residencia geriátrica que el Montepío Minero ha construido, no sin polémica, en Felechosa; a las centrales térmicas de Asturias y León que en aras de una defensa inconcreta del medio ambiente amenazan con el cierre; a los miles de pensionistas que a lo largo de toda una vida de esfuerzo y riesgo han dejado parte de su vida en las minas y, por supuesto, a las cuencas mineras en general que no acaban de recibir la compensación a la que tienen derecho tras haber visto esquilmada su riqueza, deteriorado su paisaje y perdiendo su más preciado tesoro, la juventud que huye hacia otros lugares en busca del empleo que aquí no tiene.


Todo lo contrario que en aquella película de los hermanos Coen, las cuencas si son un país para viejos. Asturias está convirtiéndose, sino lo es ya, en un gran geriátrico que año a año pierde población porque cada vez nacen menos ciudadanos mientras sí hay cada año más viejos. Asturias, amigos, es la región de Europa con menor tasa de natalidad, por supuesto por debajo de la media nacional, y la de población más envejecida.

Nuestra universidad, por ejemplo, hace 30 años tenía 44.000 alumnos y hoy apenas pasa de los 21.000. Lamentablemente el campus construido a pocos metros de aquí es un ejemplo de esa mala gestión a que aludo y es que incluso se me antoja que los grandes núcleos de población del Principado, caso del conocido como "ocho asturiano", esto es, Gijón, Oviedo y Avilés, son reacios a solidarizarse con las cuencas, bien compartiendo servicios, bien trasladando centros a ellas. Ahí está el caso de la Escuela Superior de Ingenieros de Minas cuyas instalaciones se caen a trozos en la calle Independencia de Oviedo pero cuyo profesorado y fuerzas vivas se niegan a trasladarse al campus de Mieres, magnífico en sus instalaciones pero apenas utilizado.

Felipe González al poder en España, Asturias hubiera aceptado la propuesta del entonces su ministro de Hacienda Carlos Solchaga, años después, lo que son las cosas de la vida, consejero independiente en Duro Felguera aunque ya ha dimitido, de invertir en el Principado en nuevos proyectos industriales 400.000 millones de pesetas a cambio de cerrar las minas. La frontal oposición sindical principalmente frenó tal posibilidad.

No puedo por menos referirme al medio ambiente, una bandera que siempre ha perseguido a la minería en esta Asturias contemporánea. Si ahora es el argumento con el que se quieren cerrar las centrales térmicas que Iberdrola tiene en Asturias y León, en los años 80 y posteriores fue también la bandera que se esgrimió para impedir la explotación de carbón a cielo abierto que de haberse consolidado seguro que hubiera alargado la vida del sector hullero en las cuencas centrales.

Que desde la transición a hoy nos ha faltado visión en esta querida tierra asturiana, no cabe la menor duda. Y es que por la ceguera y la soberbia de unos y otros en su momento, tras la muerte del dictador, Asturias y León no tuvieron el coraje y acierto de formar una comunidad autónoma, quedando el Principado en solitario y León uniéndose a una Castilla que no les quiere. Y es que en aquellos años teníamos un vaso comunicante como era la universidad.

Los centros de León, con su prestigiosa facultad de veterinaria a la cabeza en la que destacaba el prestigioso profesor Cordero del Campillo, dependían a través de un vice rectorado de la Universidad de Oviedo pero en cuanto murió Franco las fuerzas fácticas leonesas rompieron con Asturias. Las universitarias, las políticas y las empresariales, encabezadas por la familia Del Valle, propietarios de las empresa Hullera Vasco Leonesa y familia directa del que fue presidente del Gobierno en la dictadura Carlos Arias Navarro. Creo recordar también que no estuvo ajeno al divorcio de nuestras dos regiones el político Martín Villa del que las buenas lenguas decían que nunca se ha apeado del coche oficial desde su más tierna infancia.

Si Asturias y León se hubieran casado, otro gallo cantaría, pero entonces no hubo visión de futuro. Solo el presidente de la pre autonomía asturiana, Rafael Fernández, que buen recuerdo tengo de él, lo intentó sin éxito. El caso es que aquí estamos, con nubes en el horizonte, en un país que diga lo que diga Mariano Rajoy corre riesgo de desmembramiento y una Asturias que como uniprovincial que es, con una orografía complicada y males endémicos arrastrados del siglo anterior, va camino de no se sabe a donde. Con apenas un millón de habitantes cuenta con 300.000 pensionistas, 70.000 parados, 65.000 autónomos y 54.000 funcionarios. No tenemos banca propia, ni siquiera medios de comunicación, y son algunas multinacionales las que si gran intensidad se están instalando en nuestros polígonos. En la escuela nos decían que Asturias es España y lo demás tierra conquistada. Empiezo a dudarlo.

Muchas gracias.

Miaja, el general que Oviedo olvidó

Leo en "El País" que el ayuntamiento de Madrid ha decidido colocar una placa en el bunker de "El Capricho" en memoria del general José Miaja que defendió en la guerra civil la capital de España frenando el avance del ejercito franquista. José Miaja nació en Oviedo, ciudad que siempre le tuvo completamente olvidado pese a los deseos de su familia, exiliada en México, de que se le dedicase una calle en la capital de Asturias.

Conocí la vida de este militar africanista gracias a una magnífica biografía escrita por el abogado langreano Juanjo Menéndez con el que tuve la oportunidad de trabajar durante unos años, hasta nuestra pre jubilación, en HUNOSA, libro que está expuesto en el Ateneo español de México.

Ello nos dio la oportunidad de conocer en Oviedo a su sobrino y asistente militar cuando la guerra española Fernando Rodríguez Miaja que se había exiliado con él a México donde con el paso de los años se convirtió en un destacado empresario industrial. Todos los años el sobrino de Miaja que se casó con una hija del general, o sea, una prima suya, ya fallecida y que fue una gran jugadora de tenis, venía pasar una temporada en compañía de ella y de una hija en Oviedo alojándose en el hotel de La Reconquista y recordando por las calles de Vetusta su infancia, desde su bautizo en la iglesia de San Juan hasta los juegos infantiles en los prados de La Vega donde residía.

Como anfitrión y en honor de la amistad que iniciamos en estas visitas llevé a Fernando Miaja y a su hija a visitar Gijón, en concreto la Universidad Laboral, y también la zona occidental como parada en Cudillero y Luarca donde de la mano de su responsable, Luis Laria, conoció el museo del calamar y también el Parque de la Vida además de sorprenderse con el magnífico menú con que nos obsequiaron en Casa Consuelo.

Siendo todavía Gabino de Lorenzo alcalde de Oviedo le recibió en su despacho escuchando en nuestra presencia el deseo de que su tío, el general Miaja, contase con un reconocimiento permanente en su ciudad natal. Recuerdo que como detalle Fernando Rodríguez Miaja regaló al alcalde discos con popurrís mexicanos, pero el caso es que el entonces equipo de gobierno, del Partido Popular, no movió ficha y Miaja una vez más quedó en el olvido de los ovetenses.

Ahora que gobierna la ciudad un tripartito de izquierdas quizás sea el momento de homenajear a José Miaja, protagonista de la defensa de Madrid y militar destacado. Pudo pasarse al bando franquista pero se mantuvo fiel a la República y luego en el exilio mexicano atendió a muchos de los exiliados españoles. Su sobrino, Fernando Rodríguez Miaja cumplió 100 años el pasado agosto y últimamente no se nada de él ya que por razones de edad lleva tiempo sin venir a su querido Oviedo aunque el pasado año presentó uno de sus libros en Madrid, pero volviendo al gesto que con su tío tiene ahora el ayuntamiento de Madrid creo Oviedo debería de imitarlo.

Ni por un lado ni por el otro debemos de renunciar a nuestra historia y mucho menos manipularla tal como ocurre ahora, por ejemplo, en Cataluña.

Viernes negro

Pasado ya el viernes negro del consumo, conocido popularmente como "black friday", una manera aldeana más de despreciar nuestro querido castellano, el sufrido ciudadano de esta región se dispone a despedir 2017 con los augurios de los economistas cualificados de que el Principado será junto Extremadura la región que menos crezca en el 2018.

Por pasar hasta pasamos de las próximas elecciones en Cataluña. Lo vascos, por supuesto, satisfechos, con el nuevo cupo. Aquí solo ha protestado por ese trato discriminatorio el consejero de Fomento Fernando Lastra que a partir de ahora los sanchistas encabezados por Adrián Barbón y Adriana Lastra le han colocado en la lista negra de los disidentes de la nueva dirección socialista. Por supuesto que detrás del citado consejero está el jefe del Ejecutivo Javier Fernández. Camino de la jubilación los miembros de su gabinete ya pueden ir buscando acomodo fuera de la política que ninguno repetirá en las próximas listas a las autonómicas ni tampoco en puestos de designación directa en la próxima Administración, caso de que el PSOE vuelva a gobernar Asturias la próxima legislatura, lo que se me antoja difícil.

Con un Adrián Barbón y una Mercedes Fernández en manos de Ferraz y Génova, esto es, de los aparatos centrales de sus respectivos partidos, a nuestra comunidad autónoma poco margen de maniobra le queda en el concierto de esta España cuasi federal que no está tocando vivir. Foro pinta menos que el Partido Regionalista de Miguel Angel Revilla en Cantabria, que al menos gobierna dicha comunidad, y Ciudadanos aún tiene que fortalecer su estructura en el Principado a falta de un líder que no será el abogado gijonés Ignacio Prendes, prendado de la alta política en el Congreso de la nación. Tengo la impresión de que Somos ha perdido fuelle en Asturias e Izquierda Unida, más. En la región se habla de proyectos e inversiones pero el AVE sigue parado en Villalpando, que diría Maxi Rodríguez, y pese a las promesas del ministro de Fomento no veo máquinas que empiecen a trabajar en los puntos calientes de nuestras non natas infraestructuras. Así no hay forma de bajar el paro.

En enero habrá cambio en la dirección de la patronal y, según indican todos los sondeos al frente de FADE se situará el empresario Bernardino Feito con apoyos hoy por hoy muy superiores a su ponente Alejandro Díaz quien representa la línea continuista de Pedro Luis Fernández y compañía. La defenestración además de uno de sus principales valedores, Angel del Valle de la presidencia de Duro Felguera, les han puesto aún más nerviosos si cabe. Al frente de la histórica ingeniería se coloca de momento al independiente Acacio Rodríguez que se apoyará en un viejo conocido de nuestra siderurgia, García Hermoso. Este equipo no me trae buenos recuerdos de cuando mandaron en la antigua ENSIDESA pero así son las cosas. Yo espero que pronto el Grupo Masaveu de un paso adelante y se convierta en accionista referente de la Duro. &oquest;O tendremos que recordarle la medalla de oro del Principado que en su día recibió Fernando Masaveu de manos de Javier Fernández?.

Volviendo al viernes negro, no está claro, diga lo que diga Mariano Rajoy, que estemos superando la crisis. Promociones como esta yanqui solo son un chispazo en el mercado del mundo mundial y es que donde estén unas rebajas de verdad, a la antigua usanza, que se quiten anglicismos y otras zarandajas. Hace muchos años me juré, y lo sigo cumpliendo, que nunca compraría un coche cuya publicidad tuviera lemas en inglés. Antes, como diría Adrián Barbón, me apunto a la coficialidad del asturiano. Aunque sea para el 2022.

Batallitas del abuelo

Dentro de unos días, antes de que finalice el año, una de las sociedades gastronómicas más prestigiosas de Asturias, "El Rinconín", ubicada en la calle de Río San Pedro de Oviedo, inaugurará nueva sede social precisamente en la misma calle, en los locales en los que durante años estuvo ubicada la sidrería "El Cantábrico" y que su propietario, Antonio, tenía pendiente de alquilar. Los socios de "El Rinconín", actualmente son unos sesenta, han realizado una amplia obra de remodelación dejado el local como una patena, al más puro estilo inglés o vasco, según quieran calificarlo y con un contrato para quince o mas años.

"El Rinconín", peña gastronómica fundada en 1965 y a la que perteneció, entre otros ciudadanos conocidos el que fuera alcalde Luis Riera fue creada en aquel año por un grupo de amigos vascos y asturianos residentes en nuestra ciudad. Manuel Busto ha sido su socio cocinero preferido y a actualmente el club está presidido por David García Vicario. Aunque el tiempo y la crisis han llevado a algunas cofradías por delante aún queda catorce en el Principado. En su tiempo, ya llovió, hubo una famosa en la calle de Cimadevilla, "La Sorbona", en la que durante la noche un grupo de periodistas como José Luis López del Valle, Emilio Tamargo, Miguel Rama, Toño Crovetto y un servidor, entre otros, jugábamos al dominó tras finalizar en las redacciones nuestro turno de trabajo. Recuerdo que siendo por aquel entonces Sabino Fernández Campo subsecretario de Turismo le sacamos una subvención de 250.000 pesetas de aquellas, lo que dio vida a la peña para unos cuantos años.

La sociedad cambiante hace precisamente que eso, que cambien las costumbres, probablemente a peor, y así Oviedo que fue durante años una gran capital de tertulias ha ido perdiéndolas; de todas las maneras los veteranos nos resistimos a ello y precisamente mañana un grupo de asturianos nos reuniremos en "La Bodeguilla de Santa" para celebrar que hace 51 años hicimos la "mili" como voluntarios en el cuartel del Milán o en el entonces Gobierno Militar. Solemos reunirnos una vez al año y recordar interesantes batallitas del abuelo, pero así es la vida.

Mi espía preferida, la XP XIII, que no pierde comba, me comunica que pronto abrirá de nuevo sus puertas al público el que fue durante 47 años mítico restaurante en Vetusta, Casa Conrado en la calle de Arguelles, fundado en su día por los tinetenses Conrado Antón Díaz y Jesusa Pertierra, negocio que heredó su hijo Marcelo Conrado y luego, en los últimos años, sus nietos Laura y JavierIván SuárezJosé Manuel Suárez, corredor de rallys en su juventud abrió en la zona el restaurante "El Cabrero" dedicándose en la actualidad a criar bueyes para carne. Desconozco, aunque pienso que no, si el nuevo restaurante mantendrá el nombre de Casa Conrado El sector de la hostelería ovetense es cambiante y está afectado por la crisis pero supone, a nivel regional, el 10 por ciento del Producto Interior Bruto y muchos puestos de trabajo. Ahora las partes, patronal y trabajadores, negocian un nuevo convenio colectivo. Espero que la sidra no llegue al río y pronto pueda firmarse uno nuevo. Nada mejor que tomar un "culín" con el personal contento.

Oler a asturiano

Escucho por la radio que el Sporting sacó el sábado pasado en El Molinón un once en el que no había ni un solo asturiano; en el Real Oviedo, parecido, con la excepción de Saúl Berjón y Diegui Johanesson, ya que como es sabido cada verano se liquida a media plantilla para traer a otros tantos de dudosa calidad. Los dos equipos, ahora en segunda, sí tienen un olor asturiano envidiable y son sus magníficas y sufridas aficiones que un domingo sí y otro también acuden al estadio en número muy superior al de otros equipos de primera división.

Escribo esto porque noto como en mi querido Principado de Asturias falta un calor regional, de identidad asturiana, que en el Estado de las autonomías que vivimos nos perjudica. Hasta en Cantabria, también uniprovincial, gobierna un partido regionalista presidido por Miguel Angel Revilla.


Aquí, desde el nacimiento de nuestra reciente democracia, hemos estado en manos de la izquierda y de los sindicatos de clase, convertidos hoy en organizaciones burocráticas y funcionariales. Y la izquierda y los sindicatos nunca ha sido regionalistas y mucho menos, por supuesto, independentistas. Aquí nos conformamos con la cada vez más modesta escisión del Partido Popular provocada por Francisco Alvarez-Cascos conocida como Foro Asturias y con unas obras del AVE que llevan camino de imitar a las de El Escorial en cuanto a duración de las que la opinión pública regional pasa cantidad mientras solo las páginas de los dos diarios regionales, propiedad de grupos "extranjeros", se limitan a publicar farragosos artículos de expertos sobre el tema mientras los extremeños toman Madrid pidiendo un ferrocarril moderno o los murcianos colapsan la capital solicitado que sus vías ferroviarias sean soterradas.

A todo esto los vascos a la chita callando, y ocultando una vez más sus aspiraciones independentistas, van a firmar un nuevo convenio económico con papá Estado que les llenará aún más sus saneadas finanzas mientras Cataluña, no les quepa duda, una vez enfriada la fiebre secesionista también verá como la Administración central se vuelve más generosa. Claro que los catalanes deberán en los próximos años superar el ridículo mundial de sus dirigentes independentistas que espero sean castigados en las urnas el próximo día 21 de diciembre. Hasta la mítica empresa Casa Tarradellas se ha trasladado a Córdoba.

Para Asturias solo espero a estas alturas, el día 22, que nos toque el Gordo de la Lotería Nacional aunque supongo que a nuestras 45 señorías de la Junta General del Principado el asunto no les preocupe mucho ya que no son capaces de asumir un descenso del 10 por ciento de sus opíparas retribuciones como propone el grupo de Podemos, gesto calificado como demagogia por Mercedes Fernández.

Con el espíritu universal que caracteriza al asturiano, en este próximo año en que Covadonga celebrará el centenario de la coronación canóniga de la imagen de la Santina, un siglo de la declaración como parque nacional de los Picos de Europa y el 1.200 aniversario de la batalla de Covadonga, Asturias debe explotar más su propia identidad. Nos vendría bien un Pelayo pero tanto Javier Fernández como el resto de nuestros dirigentes de primera línea están lejos de ello así que, lo siento, solo nos va a quedar sufrir en el 2018 que estamos a punto de comenzar y, la verdad, uno ya es mayor para estos trotes.

El prólogo

Esta tarde, a las 19,30 horas, la vidente Belén Alarma presentará un libro autobiográfico relacionado con la violencia de género que sufrió en su juventud. El acto será en la librería Santa Teresa en la calle Covadonga de Oviedo. He tenido el honor de escribirle el prólogo que a continuación reproduzco.

Hace muchos años que Belén Alarma y yo nos conocemos. Siempre admiré su honestidad profesional como vidente, su espíritu asturiano pese a las largas temporadas que por razones profesionales la tuvieron lejos del Principado y su alto sentido de la amistad.

Sin embargo no fue hasta hace poco cuando Belén me habló de su libro, de este libro, en el que de una manera directa, diría que hasta descarnada, pero no exenta de elegancia y sinceridad, relata en primera persona su atroz experiencia como persona maltratada de género que fue y escribirlo así, sin tapujos, cuando ya has cumplido los sesenta, tiene su mérito en una sociedad cada día más sensibilizada, por fortuna, con la lucha contra el maltrato a mujeres, lacra que no es de ahora sino que, por el contrario, lamentablemente siempre ha estado presente en la sociedad española, larvada quizás en los tiempos de la dictadura ya que la censura de prensa impedía a la opinión pública conocer los lamentables casos que se dan en la violencia de género.

La vida de Belén Alarma en su juventud es un perfecto ejemplo. Criada en un ambiente opresivo y conservador, propio de aquella época de la post guerra civil, seguramente su vida hubiera tomado otros derroteros si aquel juvenil noviazgo que tuvo con el gran Tino Casal, siempre presente en el recuerdo de los asturianos, hubiera cuajado, pero la vida a través del siempre sorprendente destino la llevó por otro camino hasta caer en manos de una persona con la que se casó comenzando así un calvario relatado en estas páginas y que te pone los pelos de punta.

Leyendo la experiencia matrimonial de Belén Alarma hace que comprendas y reacciones aún más ante la violencia de género en unos tiempos además en los que la esposa vilipendiada no tenía mecanismos de defensa, ni asociaciones que la protegiesen, así como tampoco leyes y fuerzas del orden que lo hicieran además de no existir el divorcio, de tal forma que la mujer maltratada en la mayoría de los casos quedaba encadenada de por vida a vivir semejante infierno.

Sin embargo Belén Alarma tuvo espíritu de superación, incuso enfrentándose a su pareja y a su familia, logrando no desconectar de la sociedad y profesionalmente emanciparse obteniendo plaza como funcionaria en la Seguridad Social. Luego un encuentro con el profesor Araceli, maestro de videntes, dio un vuelco total a su vida con la valentía de dejar su seguro puesto de funcionaria para introducirse con evidente éxito en el mundo de la videncia en el que continua. Pero Belén Alarma nunca olvidó aquellos años de sufrimiento y diría que hasta de horror que sufrió en su matrimonio y este libro, esta autobiografía, directa y descarnada, lo refleja. Un ejemplo más para que las mujeres maltratadas y los maltratadores sepan lo que es destrozar una vida. Precisamente ahora la sociedad española está, por fin, muy sensibilizada con esta problemática social y el Congreso de la nación acaba de aprobar por amplia mayoría duras acciones contra los que provocan el maltrato. No hay pues que bajar la guardia y relatos como el de Belén Alarma contribuyen a sensibilizar nuestra sociedad. Felicito por tanto a la autora de este libro y expreso mi admiración por su valentía al escribirlo y presentarlo en sociedad. Historias como la suya no deberían jamás de ocurrir.

La piedra negra

En una carta de 1593 el rey Felipe II autoriza a explotar "la piedra negra" encontrada en Arnao (Castrillón), la primera mina de carbón de España, según cuenta el investigador Ivan Muñiz en una reciente publicación en la que relata la historia de la minería, a estas alturas camino de desaparecer al menos en Asturias. Cuentan también en otros estudios que la primera aparición de la presencia de carbón en nuestra tierra fue precisamente en un prado de Carbayín cuando sobre la hierba cayó un rayo lo que provocó el incendio de una veta de hulla con presencia en la superficie.

¿Cual será, y pronto ocurrirá, la última mina de Asturias?. El oro negro del carbón está siendo sustituido, algo es algo, por el oro auténtico que los canadienses están extrayendo con éxito en Belmonte y en Carles (Salas). El último bombazo contra la línea de flotación del sector minero es el anuncio de Iberdrola de cerrar las centrales que queman carbón y que en el caso de Asturias afecta a la de Lada y que quema fundamentalmente hulla de HUNOSA. No hace mucho precisamente Podemos presentó y ganó una proposición en el Congreso para que se cierren las centrales térmicas en España en aras de combatir la contaminación, tal como indican las directrices de la Unión Europea. Tanto el Partido Popular como el PSOE apoyaron tal iniciativa por lo que no se a que viene ahora rasgarse las vestiduras por el anuncio de Iberdrola. Quedo tonto escuchando a Mercedes Fernández poner a caldo a los socialistas a caldo por su nulo apoyo al sector minero y solo escuché hoy en la Junta General del Principado expresar su oposición a tal medida al jefe del Ejecutivo Javier Fernández.

Lo cierto es que ¿Quién se iba a imaginar hace 50 años esto que está pasando?. El sindicato más importante de la minería, fundado por , se escinde de su matriz, la UGT,negándose a ser absorbido de mala manera por el sector del metal mientras su mítico dirigente durante nuestra aún joven democracia, José Angel Fernández Villa, fue expulsado del mismo y está ahora procesado por apropiación indebida entre otros cargos.

Precisamente el próximo día 30 en Mieres he sido invitado a pronunciar el pregón de "Santa Bárbara" por la Asociación Cultural y Minera que preside Felipe Burón García y que cuenta con 1.730 socios, impulsada desde hace años principalmente por antiguos dirigentes de Comisiones Obreras de la Minería entre los que figura el actual alcalde de Mieres Aníbal Vázquez. Sin duda será el mío un pregón afectivo y solidario hacia un sector que por unas u otras razones ha estado presente en mi existencia desde mi más tierna infancia como ese día relataré.

Lamentablemente hay que reconocer que el carbón contamina y la sensibilidad existente a nivel mundial sobre el medio ambiente no favorece su utilización, especialmente el asturiano a cuyas minas, las de la cuenca central, hay que añadir además que sus vetas son irregulares, profundas y muy costosas de explotar de tal manera que yacimientos de estas características ya no se explotan en ningún lugar del mundo, un mundo que es carbón, con yacimientos ilimitados, contra los 80 años que quedan de vida al petróleo y 200 al gas natural, según los expertos.

Pero como la situación de Asturias no esta para juegos hay que luchar hasta la última tonelada por las minas que aún tenemos abiertas, de ahí que no podemos permitir a Iberdrola el cierre por la cara de su térmica en Lada pese a su hipotética oferta de recolocar no se sabe donde su actual plantilla de 90 trabajadores. Pese a los nubarrones que se ciernen sobre este sector se que Santa Bárbara no se olvidará de su gente minera. Por tanto, por ella, brindaremos el día 4 de diciembre un año más, por Asturias y su minería

Powered by WordPress | Runone Theme