Tenerlos bien puestos

Hasta los informativos nacionales de las grandes cadenas de televisión se han hecho eco de las declaraciones de Lucía Fernández, la universitaria que para salir adelante se dedica a la prostitución, lo que ha expuesto en público en un foro que estos días la Universidad de Oviedo celebra sobre lo que es considerada como la profesión más vieja, y degradada, del mundo y cuya cobertura legal en España, al contrario que en otros países de la Unión Europea, no existe. A Lucia Fernández le faltan cinco asignaturas para terminar la carrera de Derecho y su objetivo es hacer oposiciones a subinspectora de la Seguridad Social. Viendo su decisión no me cabe duda de que antes o después lo conseguirá aunque moverse en el ambiente de la prostitución no es fácil por mucha profesionalidad como trabajadora sexual que aplique. Seguro que sus declaraciones estos días han despertado en la sociedad asturiana sorpresa y estupor pero, digámoslo claro, nuestra sociedad tiene grandes dosis de cinismo y, ya se sabe, en muchos casos, o miramos para otro lado o solventamos situaciones a base de golpes de pecho. En todo caso considero que Lucia Fernández, gijonesa de 25 años, los tiene bien puesto y el debate sobre la situación de la prostitución en España celebrado en la Universidad de Oviedo es de lo más oportuno como un paso más hacia la dignificación y emancipación de la mujer.

Y ya que me refiero a la universidad asturiana, tensas continúan las elaciones entre el Principado y el Rectorado. Al enfrentamiento se une ahora el alcalde de Mieres Aníbal Vázquez, verdaderamente cabreado por la actitud del jefe del Ejecutivo Javier Fernández que hoy se negó a acudir a la villa de Teodoro Cuesta para debatir sobre el futuro del campus universitario que desde su construcción parece estar maldito, o en todo caso, olvidado. Ante la ausencia del presidente del Principado el alcalde anuló la reunión expresando su malestar hasta el punto de decir que si quieren derribar el campus, que lo digan, y es que ahora está en juego la ubicación del nuevo grado de Deportes que en principio se disputan Mieres y Gijón, aunque en mi opinión debería ubicarse en la primera localidad citada donde hay un campus nuevo, residencia de estudiantes y unas magníficas instalaciones deportivas; nuevos estudios, por tanto, que vendrían muy bien a este concejo minero en decadencia desde hace años y en el que actualmente gobierna, y con eficacia, Izquierda Unida. Tal es el cabreo del alcalde que amenazada al gobierno asturiano de salirse del proyecto del área metropolitana. Desde que se inauguró el campus universitaria de Mieres allí siguen esperando el traslado de la Escuela Superior de Ingenieros de Minas desde Oviedo pero no hay dirigentes ni en el gobierno ni en la universidad con los suficientes bemoles como para decidirlo.

A un año de las elecciones municipales y autonómicas el enfrentamiento entre los distintos partidos con representación parlamentaria, alineados en los clásicos bloques de la derecha y la izquierda, hace que Asturias sufra con los presupuestos prorrogados, el crédito de más de 100 millones de euros sin aprobar, y la ausencia de obra pública y privada pese a las promesas, principalmente, del ministro de Fomento.

En fin, para combatir el pesimismo les invito a asistir mañana, jueves, a las 19,00 horas en la Librería Cervantes a la presentación del premio de novela Principado de Asturias 2017 "El inventor de sueños" del que es autor el periodista ovetense Adolfo Casaprima. Al menos aún nos quedan buenas plumas.

Enseñando a comunicar

Hace diez años un inquieto profesor del IES de San Antolín de Ibias, Luis Felipe Fernández García, puso en marcha unas jornadas para enseñar comunicación y acercamiento no solo a la cultura sino también a los medios de comunicación a los alumnos del centro, incomunicados gran parte del año por las nieves que cierran los puertos del Pozo de las Mujeres Muertas o el Connio. Con su capacidad de persuasión o de trabajo creó hasta una emisora de radio y luego otra de televisión en la que los chavales, encantados, prendían el arte de comunicar. Con el paso del tiempo Luis Felipe Fernández fue trasladado al IES "Elisa y Luis Villamil" de Vegadeo donde ejerce la docencia, continuando con más intensidad si cabe su labor didáctica y divulgativa.

Por este ya prestigioso foro de la comunicación y de la escuela han pasado personajes importantes de la vida española. Precisamente recuerdo con afecto al empresario Aurelio Delgado, cuñado de Adolfo Suárez del que fue jefe de su gabinete cuando la época de UCD y lamentablemente fallecido hace unas fechas. Aurelio Delgado, de Avila, apoyó la iniciativa del joven profesor asturiano, no faltando cada año a la cita en el occidente de Asturias. Le conocí además por sus inquietudes periodísticas puesto que en los tiempos de Adolfo Suárez como presidente intentó poner en marcha una cadena de periódicos regionales entre los que figuraba el ovetense "Región", operación tutelada por el entonces diputado por Asturias Rafael Calvo Ortega y por el secretario de UCD en Asturias Serafín Abilio Martínez. La dimisión de Adolfo Suárez frustró la operación y precipitó a "Región" a cerrar el 30 de noviembre de 1983 tras más de 80 años de historia.

Otro personaje que siempre acude a este foro y del que me encanta su personalidad conservadora y castellana es el ex ministro Manuel Otero Novas como lo fue el asturiano Aurelio Menéndez, recientemente fallecido, y cuyo nombre lleva el IES de San Antolín de Ibias.

Creo que la Asturias docente y cultural deberá en su momento rendir homenaje a Luis Felipe Fernández, veterano, que no viejo, profesor que lucha por inculcar un justo asturianismo y conocimiento de la realidad a sus jóvenes alumnos a quien en estos diez años ha llevado a visitar el Congreso, el Senado, y otras instituciones de nuestro país que nunca están a mano de esta juventud rural y lejana de los centros de poder y en muchos casos olvidada por nuestros políticos.

Desde el pasado marzo y hasta el próximo noviembre son muchas las actividades programadas por el Foro Comunicación y Escuela. Precisamente el próximo día 30 se desarrollará un homenaje a Radio Nacional de España en Asturias con motivo de la conmemoración del 20 aniversario de la inauguración del repetidor de RNE en Ibias, lo que tuvo lugar el 28 de abril de 1998. Además de una recepción en el ayuntamiento con la alcaldesa Silvia Méndez al frente se celebrará una emisión en directo y abierto al público desde los bajos del ayuntamiento de Ibias del programa autonómico de RNE en Asturias además de una foto de familia de los todos los participantes en las "Penas de Cuantas", lugar en el que se ubica el repetidor. Al acto está prevista la presencia de los ex directores de RNE en Asturias Carlos Rodríguez, Mario Díaz Bango, Rodolfo Sánchez Farpón, Rosana García, José Ramón Patterson, del ex jefe de informativos José Luis López del Valle, del ex jefe de los servicios técnicos Jose María Valdés y de la actual directora de RNE en Asturias Patricia Alvarez Ramos.

Felicito pues al Foro en este su diez aniversario y en especial a su promotor Luis Felipe Fernández, instándole a no bajar la guardia con esta iniciativa que hace que algunas zonas del Principado, como la que nos ocupa, sea menos irredenta.

Una golondrina no crea primavera

Dice el refrán que una golondrina no crea primavera, pero un montón, sí; es lo que deben de hacer los pensionistas en su lucha por unas retribuciones más justas y acordes con la carestía de la vida, unirse y luchar. Digo esto porque cansados de recibir año tras año un incrementos mensual del 0,25 por ciento, mientras los políticos bien que aumentan sus sueldos, los pensionistas se le están subiendo a las barbas del Gobierno de Mariano Rajoy, impulsados, por fin, por los sindicatos de clase que a buenas horas mangas verdes se acuerdan ya de ellos.

El próximo domingo, en Gijón, a partir de las 12,00 horas, saliendo de la zona de El Bibio, o sea, de la plaza de toros, habrá otra gran manifestación convocada por UGT, CCOO y FAMPA, la Federación de Mayores del Principado que preside con eficacia y dedicación la viuda Dolores San Martín y que agrupa a 101 asociaciones de jubilados en el Principado lo que suma un total de 70.000 afiliados, fuerza social, por tanto, muy importante a la hora de acudir a las urnas cuando dentro de un año haya que votar para ayuntamientos y Junta General del Principado.

El domingo, pues, habrá miles de pensionistas protestando contra la política de un gobierno al que acusan de cicatero y economicista. La centenaria y "Maricuela" leerá un manifiesto reivindicativo solicitando un sistema que garantice unas pensiones dignas. Las pensiones públicas son un derecho que reconoce la Constitución en el artículo 50; un derecho que se mantiene gracias a la contribución de la ciudadanía; un derecho que el Estado debe velar por su mantenimiento. Según se dice en el manifiesto suscrito por los sindicatos y la Federación de Mayores del Principado desviar este derecho al sector privado como propone el Gobierno central supondría que dejase de ser un derecho de todas las personas y ello no es decente, ni moral, ni justo. Como dicen los dirigentes de las asociaciones de jubilados la lucha solo acaba de comenzar, veremos a ver a donde llega. El Gobierno en un esfuerzo para intentar apagar este movimiento reivindicativo y peligroso para sus intereses ha introducido a última hora determinadas mejoras para grupos de pensionistas, para las viudas, por ejemplo, en el proyecto de los presupuestos generales del Estado a punto de ser debatido en el Congreso. Si sale adelante será un paso para esa revalorización que ahora inicia tímidamente y por lo bajinis Cristobal Montoro quien hábilmente pasa la pelota a la oposición, pero difícil tiene el ministro de Hacienda evitar el penalti de la reprobación.

El jefe local del Partido Popular de Oviedo Agustín Iglesias Caunedo se despidió hoy en Madrid del secretario de organización de su partido Fernando Martínez-Maillo informándole que al estar imputado no encabezará la lista municipal de Oviedo el próximo año. La baronesa popular de Asturias, o sea, Mercedes Fernández ha cogido con fuerza la escoba de barrer y no creo que repita concejal alguno de los once actuales. El objetivo del PP es recuperar la alcaldía de Oviedo, bien con mayoría absoluta, muy difícil, bien con el apoyo de Ciudadanos. Si yo fuera ella, Dios no lo quiera, haría una oferta seria y sin cortapisas al presidente el Centro Asturiano de Oviedo Alfredo Canteli, que aún está en edad de merecer, políticamente hablando, y que goza de un gran prestigio como gestor en la ciudad. Ya en su día quiso ficharle Gabino de Lorenzo pero no como capitán sino como sargento raso y, claro, Canteli no tragó. El problema para esta derecha asturiana es que de aquí a trece meses habrá enfrentamientos internos por la confección de listas, principalmente en Oviedo, Gijón y Avilés. De momento Mercedes Fernández ha ganado su primera batalla defenestrando a Gabino de Lorenzo de la delegación de Gobierno y colocando en ese despacho a una persona de su absoluta confianza, el ex concejal de Gijón Mariano Marín. Claro que ganar una batalla no es ni mucho menos ganar la guerra.

Memoria histórica

Buena la armó en su día el entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero con la Ley de la Memoria Histórica que ha puesto a más de una corporación municipal en apuros.

Oviedo ha sido un ejemplo y como ahora gobierna la izquierda mañana a las 11,30 horas, el alcalde Wenceslao López procederá a sustituir la placa con el tradicional nombre de avenida de Calvo Sotelo por el nuevo nombre, calle de Federico García Lorca. Es la calle donde se ubica el diario "La Nueva España", junto a la plaza del Fresno, antes La Gesta.

El caso es que entre los ciudadanos hay división de opiniones e incluso el periódico que reside en dicha calle, al menos hasta hoy, pone en la dirección de su staff Avenida de Calvo Sotelo mientras en la dirección del Club de Prensa ya coloca el nombre de Federico García Lorca. Precisamente en los tribunales hay una demanda contra el ayuntamiento por parte del ciudadano José María Pérez, presidente de la tertulia LArdarique y de la Hermandad de Defensores de Oviedo, por considerar que la famosa Ley de la Memoria Histórica no es aplicable para el cambio de nombres a las calles. El juicio en cuestión se verá en el número 6 del Contencioso Administrativo el próximo día 4 de julio.


Supongo que mañana no estará presente en el acto de cambio de placas ningún conejal ni del Partido Popular ni de Ciudadanos. Los concejales del PP que acudieron al congreso de Sevilla regresaron con las orejas gachas, Agustín Iglesias Caunedo incluido, tras enterarse que la lideresa de la derecha asturiana había declarado a la TPA que iba a haber cambios, y profundos, en las nuevas candidaturas a los ayuntamientos de Oviedo, Gijón y Avilés. Lo de la no presentación de Agustín Iglesias Caunedo estaba claro al seguir imputado por el tema del agua. Cherines deberá de buscar un ciudadano carismático y solvente políticamente hablando que al frente de una candidatura muy renovada, a Gerardo Antuña ni me lo toquen, logre volver a recuperar el poder municipal en la capital de Asturias.

Sonar suenan ya varios nombres como posibles candidatos y con fuerza el del ex concejal, abogado y escritor, Ivan de Santiago, también el de otro ex concejal, hoy diputado, Agustín Cuervas Mons, y hasta la presidenta de Foro Cristina Coto si su partido se une por fin al PP que la unión hace la fuerza.

El gobierno de Mariano Rajoy fía el tirón electoral de su partido en el Principado a las promesas de mejora de las infraestructuras que un día sí y otro también nos hace el ministro de Fomento Iñigo de la Serna quien comienza a conocer Asturias y sus necesidades mejor que su propia tierra, Cantabria.

Lo que está fuera de toda duda es que Mercedes Fernández será la candidata a la presidencia del Principado. Personalmente no me parece la mejor solución, derrotada en anteriores confrontaciones y demasiado pegada al sillón del poder. Cuando se habla de renovación a todos se les llena la boca pero a la hora de que te lo apliquen, a mirar para otro lado. En el caso de Cherines de nuevo a ocupar un sillón en la Junta General del Principado y punto.

A la sombra de la catedral

Artículo publicado hoy en el diario La Nueva España, en la edición de Oviedo.

Llevar 72 años viviendo en Oviedo, toda mi vida, y habiendo desarrollado también mi faceta profesional sin interrupción ni por paro ni por enfermedad en la capital del Principado es algo que me ha llenado de satisfacción. Por supuesto he cumplido en ella las indicaciones del sabio Rabindranath Tagore, o sea, tener hijos, escribir un libro y plantar un árbol; lo siento, fue un eucalipto en la hermosa vega de Brañes, y he disfrutado de esta querida ciudad, mi ciudad, cuyo punto culminante fue sin duda cuando hace no mucho tiempo el ayuntamiento puso mi nombre a una nueva calle en la zona de La Florida, precisamente a la sombra del Naranco, cuyo camino por Ules y San recorría en verano, generalmente acompañando a las lecheras, camino de Brañes, donde residían mis abuelos maternos, y viceversa. Ver el Boquerón de Brañes, oler el tomillo de sus sebes, coger moras, saludar a los vecinos del Violeo, y llegar cansado pero contento al centro de esta localidad me hacía, en aquellos ya lejanos tiempos de mi infancia, cargar pilas y querer cada vez más a mi ciudad.

Mi abuelo tenía en la orilla del río Nora el molín, junto al Fondín, hoy reputado restaurante, y me encantaba ver la molienda y cómo Olivo, el empleado, aplicaba la maquila a los muchos clientes que acudían a transformar sus productos. El Nora entonces estaba limpio y era todo un acontecimiento cuando de vez en cuando aparecía algún osado piraguista. Otro buen pasatiempo era coger cangrejos que luego cocidos con arroz sabían, así lo recuerdo, a gloria. También íbamos los guajes por anguilas si bien en alguna ocasión lo que si sacábamos con el consiguiente susto era un buen ejemplar de culebra de río.

Vivía en la calle de San Bernabé a la que se le conocía como la calle de los borrachos, tal era la cantidad de bares que había, y todos los días para aá y para allá, al colegio de Santo Domingo del que guardo muy buen recuerdo, tanto de los frailes como de los compañeros. Allí estuvieron el que luego fue presidente del Principado Juan Luis Rodríguez-Vigil, el que fue consejero de Sanidad Rafael Sariego, al que envío un abrazo solidario, él bien sabe por qué, el recordado escritor Ignacio Gracia Noriega, y el ex alcalde y político incombustible Antonio Masip. En Semana Santa ambos salíamos, uno a cada lado, acompañando a un pendón en la procesión de Jueves Santo. Claro que, al menos en mi caso, el fervor pronto se me pasó cuando comenzamos a colarnos en el Cine Asturias para ver películas calificadas de "4 gravemente peligrosas" como, por ejemplo, "Gilda" o "El último Cuplé".

Era aquel un Oviedo tranquilo, de menos habitantes, y con la necesidad de una importante restauración de muchos de sus edificios deteriorados por la aún cercana guerra civil. El padre de Antonio Masip, don Valentín, del que guardo muy buen recuerdo, era alcalde, y lo que es hoy la calle que lleva su nombre era entonces una serie de prados con una granja situada en el medio, al final de la misma, y que costó Dios y ayuda a las autoridades desalojarla para construir esta vía.

Yo cortejaba en la calle Fraternidad por lo que recuerdo muy bien la zona, si bien conocí a mi esposa en Agora Foto Club donde un grupo de jóvenes organiz&ábamos los domingos la proyección de películas además de baile. Era la época en que en Oviedo estaban de moda los guateques y la calle Uría era el paseo de los chavales, de arriba abajo, para refrescar al cruzarnos con alguna guapa moza. Era también una ciudad de tertulias, en el Paredes, el Tropical, California, Cervantes, Peñalba, etc. Cuando comenzaba mis pinitos periodísticos en "Región" solía acudir a una tertulia que teníamos en Kotel, cafetería situada en Uría, casi esquina con Toreno, donde discutíamos un grupo de amigos, Huergo, Justo "el peri", de lo divino y de lo humano, fútbol incluido.

Ir los domingos al viejo Buenavista era otro placer. Recuerdo a un juez de Siero con fama de duro que se pasaba todo el partido recorriendo la banda y amenazando al linier paraguas en mano. Mi primer recuerdo futbolístico fue de muy crío cuando un tío mío me llevó a un partido amistoso contra el Atlético de Bilbao que hacía una gira por España con motivo de la retirada de Piru Gainza. He escrito en más de una ocasión que sin quitar mérito a lo hecho yo hubiera dejado el estadio en su antiguo emplazamiento, hubiera construido el palacio de Congresos donde hoy está el "Carlos Tartiere" y el nuevo hospital en terrenos de la zona de La Manjoya.

La catedral metropolitana pienso que es un símbolo embleático de Oviedo. Creo que todo el mundo quiere venir aquí, a su sombra, a disfrutar de esta ciudad a la que, por supuesto, aún le faltan muchas cosas, comenzando por la ronda Norte. Precisamente recuerdo cuando alá por la década de los 60 el director de cine Rafael Gil rodó en Oviedo la película "Cariño mío" con Vicente Parra de galán. La creme de la sociedad ovetense se puso un día sus mejores galas para hacer de extras en el interior de la catedral donde se filmaba una boda principesca mientras en el exterior el pueblo de manifestaba haciendo mi compañero de Radio Asturias Julio Ruymal de terrorista lanzando una bomba desde uno de los pisos mientas otro grupo volcaba un autobús. No hace mucho tuve ocasión de volver a visionar la película en uno de los canales de televisión, lo que me refrescó mis recuerdos de juventud.

De bien nacidos es ser agradecidos y lo estaré siempre a esta ciudad, mi ciudad, que espero no abandonar nunca.

Más viva que muerta

Una semana intensa en actos lo que, siempre lo digo, demuestra que pese a los muchos problemas la sociedad asturiana está más viva que muerta.

Como siempre hago de vez en cuando acudí a Carbayín Bajo, a Casa Faustino, lugar donde se ubica la famosa bolera, hoy regentado el bar por mi compañero José Ramón Rodríguez "JR", nieto de Faustino y que de momento ha cambiado el periodismo por la restauración, tal como está de mal la profesión periodística. Es presidente de la Asociación Asturiana de Periodistas Deportivos desde hace 18 años aunque ahora lo va a dejar. Somos 130 profesionales de este periodismo en la región y siempre hemos ayudado al desarrollo de la distintas especialidades del deporte profesional y amateur.

Como es habitual en la cuenca minera Carbayín Bajo es hoy un lugar de residencia de jubilados de la mina. Las ruinas del pozo Pumarabule, esquilmado por chatarreros clandestinos, me lo recuerdan. Junto a él, languideciendo, el Centro de la Madera cuya dirección no es capaz de que el Principado se ocupe de él como es debido, comenzando con la instalación de las debidas comunicaciones para aplicar las nuevas tecnologías. Poco más arriba de Casa Faustino vive el ex presidente del Sporting Antonio Veiga. En la visita me acompaña el mítico radiofonista Severino Fernández, tantos años siendo la columna vertebral de Radio Asturias, y Chema Feito, profesor de Los Dominicos y un buen colaborador del hockey sobre patines, entre otras especialidades. También comparte mesa y mantel Pepe Fernández, nacido en la localidad, y que fue uno de los corresponsales más destacados que tuvo "La Voz de Asturias" en sus buenos tiempos aunque luego la vida le llevó al mundo de la banca.

El jueves asisto en el "Club de Prensa Asturiana" a la conferencia que el psicoesteta allerano Ramiro Fernández da sobre sus vivencias en Oviedo, donde reside y ejerce desde hace más de 50 años, dentro del ciclo que el inquieto Alberto Polledo organiza para La Balesquida. El ex presidente del Real Oviedo Manuel Lafuente hizo de maestro de ceremonias aunque nadie del club asistió al acto, que de un tiempo para acá por presión de las peñas la directiva mira con mal ojo al psicoesteta que fue directivo en tiempos de Eugenio Prieto hasta el punto que le tiene vetado la asistencia al palco. Todo parte, por lo visto, de cuando Ramiro Fernández salió en alguna foto apoyando en su momento al AC Oviedo impulsado por el entonces alcalde Gabino de Lorenzo.


La mayoría del público presente se enteró de ello tras una pregunta de uno de los asistentes pero fue el ex alcalde Antonio Masip quien con su potente voz y a capela expresó su asombro e indignación por la actitud del club carbayón lo que provocó un fuerte aplauso de los presentes, un público variopinto e importante como la presidenta de HUNOSA Teresa Mallada, el director de cine Julio de la Fuente, el presidente de Tribuna Ciudadana Alfonso Toribio, el ex presidente de FADE Severino García Vigón, la presidenta de Cruz Roja de Asturias Celia Fernández, el presidente de la Federación Asturiana de Fútbol Maximino Martínez acompañado por el cacique de la Real Federación Gonzalo de Azkárate, los ex árbitros Manolo Díaz Vega, Eusebio Alvarez, Javier Víctor Fernández No faltó tampoco el ex alcalde de Morcín José Antonio Martínez Allende a la espera de que su nieto "Josín", puntal en la defensa del Real Oviedo B, lo fiche el Real Madrid. Juan Mesa, ex gerente del Real Oviedo, me comenta que si el equipo no gana los próximos tres partidos, adiós al ascenso. Tampoco faltaron otros destacados oviedistas como Orlando Sánz, Ataulfo, Costas, a quien siempre le recuerdo cuando trajo como delantero a Lanzarote, Víctor Casal, Esperanza del Fueyo, presidenta de los Humanitarios de San Martín de Moreda, Pedro Cortés, cronista oficial del Centro Asturiano, que prefirió escuchar las vivencias de Ramiro Fernández a las de Adolfo Mariño, Abad de Covadonga, que hablaba a la misma hora en el club de campo. Políticos, lo que se dice políticos, solo los del Partido Popular: Ramón García Cañal, Tono Landeta, Luis Venta, y los concejales Belén Fernández Acevedo y Francisco Javier García "Chisco".

Al día siguiente, o sea, ayer, acto en el salón plenos del ayuntamiento de Siero en el que el sillón del alcalde está sobre las cabezas de los concejales, vigilados todos, eso sí, por un retrato de Felipe VI. Yo ocupo el sillón del único concejal del PINSI, Juan Camino, antiguo compañero en las tareas de HUNOSA y mejor amigo. Y es que un montón de amigos y admiradores acudimos a ver como Jose Antonio Coppen recibía de manos del alcalde Angel García "Cepi" el título de cronista oficial de Lugones. Coppen, un gran tipo donde los haya, lanzó puyas a la figura de Fernando VII, rey que entregó a Lugones, que pertenecía a Oviedo, a Siero, de ello hace ahora 200 años, y anuncio que donará a la Biblioteca de la localidad todos sus artículos y publicaciones que a lo largo de más de 50 años ha realizado sobre la historia de Lugones y la defensa de sus habitantes. A Coppen le glosó el cronista oficial de Colunga Juan Antonio Fidalgo y también estuvo presente el de Teverga Celso Peyroux. Una veintena de miembros de la peña "La Amistad" que bien activa la mantiene Gustavo González-Izquierdo, arropamos al nuevo cronista del que, seguro, sería un gran alcalde de Lugones si algún día tan populoso barrio se independizara. Pero no hablemos de Cataluña, para eso está el pelmazo de Puigdemont.

Que no sea humo

Por fin el oftalmólogo Luis Fernández-Vega ha logrado a sus 66 años una de sus más apreciadas aspiraciones, ser nombrado presidente de la Fundación Princesa de Asturias. Ayer lo eligió el patronato, es el quinto presidente de la historia, reunido en el hotel de La Reconquista. Lo será para los próximos cuatro años en que cumplirá los 70 años y por tanto deberá dejar el cargo tal como acaba de hacer su antecesor Matías Rodríguez Inciarte.

Persona ovetense y asturiano hasta la médula Fernández-Vega es una persona de exquisito trato, amigo de los amigos, y ferviente defensor de nuestra tierra y de sus más tradicionales valores. Pudiendo hacerlo nunca ha dado la espalda al Principado y aquí tiene como catedrático que es de la Universidad de Oviedo, jefe del servicio de oftalmología del HUCA y presidente del Instituto Oftalmológico que lleva su apellido, a su familia gran parte de la cual sigue con brillantez sus pasos profesionales. Para la Corona y para Asturias el nombramiento de Luis Fernández-Vega es un ejemplo de continuidad y fortalecimiento de la Fundación Princesa de Asturias apoyado además en la directora Teresa Sanjurjo que pasa a ser también miembro del patronato y cuya labor viene siendo asimismo efectiva tras haberse integrado perfectamente en la sociedad asturiana.

Este nombramiento coincidió con la toma de posesión del nuevo delegado del Gobierno, el ex concejal de Gijón Mariano Marín y nada menos que en presencia de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría quien en presencia de lo más granado de la sociedad civil y militar de la región, salvo Gabino de Lorenzo que no asistió al acto, nos vendió las excelencias inversoras que para nuestra autonomía nos trae el proyecto de presupuestos que Cristóbal Montoro acaba de presentar en el Congreso para su aprobación, lo que no está nada fácil, por cierto. Y creo que por la forma es que se ha ido para casa el anterior delegado del Gobierno el que fue alcalde de Oviedo durante más de veinte años se ha despedido definitivamente a sus 75 años de la política bastante enfadado, por cierto, con su partido, el PP, y en concreto con la lideresa regional Mercedes Fernández.

Cuando Gabino de Lorenzo tomó posesión del despacho en la plaza de España vino la entonces ministra, hoy imputada, Ana Mato. Que vueltas da la vida. El Partido Popular está viendo las orejas al lobo con su propio desgaste y también con el ascenso de Ciudadanos y en el caso de Asturias quiere con su venta de futuribles obras que olvidemos los años en que Marino Rajoy y su gobierno nos tuvo en el mas completo abandono, AVE incluido. La mala conciencia es tal que el próximo lunes, día 9, el ministro de Fomento Iñigo de la Serna volverá a la región para en el Club Astur de Regatas de Gijón, a las 9,30 horas, ofrecer una conferencia sobre "Las infraestructuras de Asturias", esas que ahora está vendiendo tan bien, en un acto organizado por el diario local "El Comercio" y patrocinado por el Herrero/Sabadell. A un año de las elecciones autonómicas y municipales y a dos de las generales espero que este impulso que el gobierno central quiere dar a las necesitadas infraestructuras de nuestra región no quede en humo aunque si los presupuestos no son aprobados y hay que prorrogar los actuales el humo se llegará hasta en La Moncloa.

Espero, deseo, que no se sea así.

La bolla de pascua

Ayer dí un garbeo por el occidente de Asturias en compañía del insigne cangues y destacado empresario Manuel Cosmen. Primero a su tierra, Cangas del Narcea, donde es más popular que Messi en las Ramblas, para comprar la "bolla de pascua" para los ahijados, tradición que se mantiene como muestra de la buena repostería que hay en esta zona. En Casa Muñiz hay tanta cola que parece que lo regalan. Pese a la caída de la minería Cangas continúa siendo una villa activa donde corre el buen vino, la sidra y las compuestas que el histórico bar Blanco continúa con su buena restauración.

Para Cangas la construcción del Parador Nacional en Corias ha sido media vida. En los controvertidos mandatos de Vicente Alvarez Areces como presidente del Principado haber conseguido el parador y la construcción del HUCA fueron sus logros más importantes, si bien el auténtico inspirador del parador fue su antecesor Juan Luis Rodríguez-Vigil que apostaba también por una escuela de madera y otra de turismo lo que lamentable no logró.

La térmica de Soto de la Barca está parada. Hasta la gasolinera que hay junto a ella cerró; menos mal que el pantano empieza a estar bien de reservas. En Cangas, de difícil orografía urbana, los atascos recuerdan a los de Nueva York. En ningún lugar del mundo mundial hay una localidad donde se quemen en víspera de la festividad del Carmen tantos kilos de pólvora en voladores y en tan pocos minutos. "La descarga" es algo que los cangues llevan en los genes. Poco a poco la carretera desde Oviedo ha mejorado y cumpliendo la normativa de velocidad no se tarda más de hora y cuarto en llegar al Bar Serrano, pequeño y coqueto establecimiento cuya propietaria me sirve un café que ya quisieran para sí los de Starbucks. En Cangas del Narcea, creo que es el concejo de mayor extensión de Asturias, gobierna el PSOE en coalición con IU y Foro. Su alcalde José Víctor Rodríguez me parece un político competente y trabajador. Así debería de ser en todos los concejos.

Y de Cangas a Pola de Allande, en busca del pote de la Nueva Allandesa, mítico restaurante con más de 60 años a sus espaldas, situado frente al ayuntamiento que luce en su fachada, menos mal, las cuatro banderas limpias y bien desplegadas, lo que no es habitual encontrar en muchos edificios oficiales. Como siempre el establecimiento está a romper. Ayer sirvieron 250 comidas con lo que muchos consideran el mejor pote de España. Uno de los propietarios, Antonio, tiene un hijo haciendo un master en Harvard, que aquí también son universales, junto con su hermano Enrique y el apoyo de familiares mantiene vivo este restaurante que, sin duda, es de las principales empresas del concejo, tierra de emigrantes donde las haya.

Enrique, confidencialmente, me desvela la receta del pote: Mucha berza, pocas fabas y patatas, las justas, con un compango excepcional donde en mi opinión destacada el chosco de Tineo. Su hermano Antonio estudió como un servidor en el colegio de los Dominicos en Oviedo. Me envía saludos para el periodista Graciano García y para el padre Valdés. También nos acordamos del padre Fermín, ya fallecido, y del padre Pedro, aún en plena forma pese a los años, actualmente residiendo en la sede que la Orden tiene en la Virgen del Camino en León.

Como no podía ser menos cuando visito el occidente contacto con el tinetense universal, el pintor Manuel García Linares, siempre vigilando sus posesiones desde su atalaya de Navelgas, para informarle de mis impresiones de este occidente asturiano que me llega hasta el alma. Mi espía preferida, la XP XIII, me acaba de informar que Linares ha regresado de Omán. Lo dicho, un pintor universal que pocas veces abandona la sombra de la Catedral capitalina.

Un experimento dañino

Hasta Lugones va a tener cronista oficial mientras Asturias continúa con el cargo vacante desde que hace ya años falleciera Joaquín Manzanares. Y es que el próximo viernes, 6 de abril, a las 12,00 horas, en el ayuntamiento de Siero el alcalde Angel García "Cepi" hará entrega del título de cronista oficial de Lugones al insigne hijo de la localidad José Antonio Coppen quien desde su más tierna infancia ha luchado por este populoso barrio sierense.

José Antonio Coppen, un buen tipo, ha escrito libros y multitud de artículos en la prensa regional sobre Lugones y sus carencias. Seguro que le hubiera gustado ver un Lugones independiente o en todo caso absorbido por Oviedo, pero, no nos engañemos, ello no es posible. Lugones que cada día crece más combinando industria y residencia, además de las instalaciones deportivas del Real Oviedo, está llamado a ser pieza importante en la futura área metropolitana que ahora nuestros políticos, por fin, quieren poner en marcha dentro del triángulo de Oviedo, Gijón Avilés.

Coppen se merece este gesto y el viernes seguro que un montón de amigos y vecinos estaremos arropándole en el ayuntamiento.

Como siempre los metereólogos no suelen acertar con el tiempo en Asturias. Hoy, viernes, luce el sol pero a estas alturas muchos turistas ya se han ido, espantados por los negros augurios meteorológicos. Tenemos mala prensa, como en tantas otras cosas. En cuanto a partir del próximo lunes retornemos a la normalidad Asturias tiene sobre la mesa el grave problema de Duro Felguera, una empresa privada, centenaria, y cuya mala gestión por parte de sus dirigentes está empujando hacia su desaparición si el gobierno y los bancos no lo remedian. Cuenta en la actualidad con 1.800 trabajadores y sus accionistas principales han comenzado a dar la espantada. Ahora hay un consejo de administración de transición a la espera de que los bancos y alguno que otro grupo inversor pongan la grava para lo que, me lo temía, exigen despidos en la sede de Gijón y en la de Madrid. La Duro Felguera de hoy es menos obrera y más señorita, en el buen sentido de la palabra, que la que hace veinte años sufrió uno de los más importantes conflictos laborales de la historia obrera de Asturias. Hay que recordar el encierro en la Catedral de Oviedo y la visita al entonces arzobispo Gabino Díaz Merchan a quienes los cabecillas con Manuel Sánchez Terán al frente obsequiaron con un gomeru en agradecimiento por su apoyo y condescendencia. Años después incluso fueron a visitarle, ya jubilado, a la Casa Sacerdotal.

Sánchez Terán junto con Juan Manuel Martínez Morala fue un destacado sindicalista en las filas de CCOO, hoy jubilado por enfermedad y dedicándose, tras su afición por el montañismo, a dar clases de patinaje de velocidad. Seguro que en el conflicto que se avecina en la Duro no habrá otro Terán ni otro Morala. Tengo curiosidad de ver la actuación de los sindicatos tradicionales, muy aburguesados, es la verdad.

Los buitres financieros están a la espera de acontecimientos mientras la dirección de Duro encabezada por su presidente Acacio Rodríguez prepara los despidos. No entiendo como Asturias ha dejado caer Duro Felguera. Confió, la verdad, en el consejero de Industria Isaac Pola, de lo mejor del gobierno autonómico.

Recuerdo la última entrevista que leí de Manuel Sánchez Terán hace un año en "El Comercio" y su última frase lapidaria: "Asturias es el experimento más dañino y traicionero que se ha hecho en la España moderna". No va descaminado, no.

Pasión cofrade

Aprovechando el aparentemente buen tiempo de hoy lunes me acerco a la calle que en la Florida lleva mi nombre y donde me ha citado la fotógrafa Luz Sol que por segunda vez en unos años vuelve a inmortalizarme a través de su cámara como lo está haciendo con el resto de los periodistas de mi quinta, año arriba, año abajo.

Realmente me siento orgulloso de esta zona, amplia en sus avenidas así como en las aceras, protegida por el Naranco, cuyo carretera, Ules para allá, nos llevaría primero al boquerón de Brañes y luego al pueblo del mismo nombre perteneciente al concejo de Oviedo y asentado en una hermosa vega bordeada por el río Nora. Allí tuvo mi abuelo un molino y mientras trabajaba la maquila yo de crío me dedicaba a la pesca de cangrejos, entonces el río estaba limpio, que cocinados con arroz sabían a gloria.

Luz Sol me inmortaliza tras haberlo hecho primero en Salinas y Avilés a Mario Bango y a José María Urbano. Le quedan aun piezas importantes que captar como José Manuel Vaquero y Javier Neira. Todo se andará. Mi calle, un trozo entre La Florida y Las Campas, tiene varios solares a la espera de que se reactive el sector de la construcción. Esta es una zona en la que, estoy seguro, Oviedo crecerá en el futuro. Medito por donde deberá de ir la ronda norte. No me parece complicado su trazado pero para desgracia de los ovetenses aún tardaremos años en verla convertida en realidad. El Naranco, sin una ordenación adecuada, tiene un verde rabioso tras las lluvias caídas. Claro que por la parte de atrás, la que da al concejo de Llanera, el agujero que desde hace años provoca la cantera de Arcelor Mittal, me deprime. Esta no es la de Belonga así que no tiene peligro de clausura.

Tras mi inyección de ovetensismo en la calle que lleva mi nombre voy en busca del ex concejal Ismael Rey, antiguo compañero de bachillerato en los Dominicos. Tiene un establecimiento de informática en una calle perpendicular a la de Valentín Masip. Le entrego unas fotos que hicimos el pasado diciembre con motivo de la reunión anual de antiguos alumnos. Como siempre no faltó a la cita el padre Basilio Cósmen. En ellas está Ismael Rey con mi hijo Oscar, con Andrés Tresguerres, Viso, y con el ex consejero de Sanidad Rafael Sariego, buen tipo donde los halla y al que envío un abrazo solidario, sabe él muy bien por qué.

Ismael Rey, muy ligado a la Fundación Gustavo Bueno, además de polémico impenitente, me enseña un video del domingo pasado en el que él y el ex alcalde Antonio Masip, ideologías distintas pero fuertes afectos personales, participan en el programa "Pasión cofrade" que se emite a través del canal local "EsTV" y que se puede ver por Telecable.

Antonio Masip coincide con Ismael Rey en que hay que conservar las tradiciones y volver a solicitar que Oviedo sea capital cultural. No estoy tan de acuerdo con ellos en que el cachopo sea ahora un plato universal nacido en su momento en los fogones de Fernando Martín en "Trascorrales". La fabada es la fabada y los demás, como España, incluida Cataluña, tierra conquistada. Ismael Rey y Antonio Masip, éste muy frío respecto a los derroteros que está tomando su partido, el PSOE, son dos ovetenses irrepetibles. Como la buena sidra hay que cuidarles.

Powered by WordPress | Runone Theme