La caja de Pandora

Esto está que arde y uno con estos pelos indignos de Ramiro Fernández, el psicoesteta. Hoy el candidato oficioso del Foro Asturias, el ex ministro Francisco Alvarez-Cascos, en ese recorrido periférico de los 78 concejos que está ya realizando por Asturias, la lió en Llanes, tierra de Antonio Trevín al que bien atizó en su conferencia en el Colegio de Médicos de Oviedo. Francisco Alvarez-Cascos ante esa marea humana que le sigue a todos los lugares tocó en su intervención que, sin duda, verán mañana íntegra en el periódico que le arropa, El Comercio de Gijón -La Nueva España apuesta por el PP oficialista mientras que La Voz de Asturias mima principalmente a Javier Fernández– los temas de las cajas de ahorros y, en concreto, de la Asturias que ahora ya es prácticamente historia porque legalmente se ha integrado -fusión fría lo llaman- con la de Alicante, la de Cantabria y la de Extremadura de tal manera que aquí, en Asturias, patria querida, solo queda su sede jurídica y la Obra Social y Cultural que a partir de ahora se nutrirá con los beneficios de ese Banco Base -así se llama, vaya poca imaginación- con sede en Madrid y dirección de Manuel Fernández que al paso que lleva, y si los socialistas continúan a nivel estatal en el poder, algo difícil, sin duda alguna, puede llegar a gobernador del Banco de España. Eso sí, espero que no se le ocurra después de mayo fichar a Vicente Alvarez Areces para HC como ENDESA y Gas Natural han hecho con Felipe González y José María Aznar.

Porque no es que Manuel Menéndez domine el nuevo banco base sino que también le ha echado el guante a la quebrada Caja de Castilla La Mancha, esa en la que el marido de la Cospedal estuvo en su momento de consejero. En el nuevo banco en la que la CCM ha quedado con el 25 por ciento y el restante lo tiene Cajastur Manolo no se olvida de los buenos amigos y coloca en el consejo a Agustín Iglesias Caunedo del PP, mano derecha de Gabino de Lorenzo, y a Santiago Martínez Arguelles, concejal del ayuntamiento de Gijón y candidato del PSOE a la alcaldía de esa ciudad, además de Vigil-Escalera hasta ahora eterno secretario del consejo de Cajastur.

En este lío de las cajas es donde se inicia hace meses la defenestración de Francisco Alvarez-Cascos para candidato del PP a la presidencia del Principado. Los dos o tres demoledores artículos que en su día publicó en el diario El Comercio defendiendo la asturianidad de Cajastur y su servicio público, más la fuerte crítica a la CCM calificándola  como manzana podrida y exigiendo responsabilidades de sus gestores, hizo que las alarmas sonaran tanto en los despachos de la Cospedal como de Javier Fernández. No se si hubo pacto o no, pero la candidatura de Alvarez-Cascos por el PP para Asturias quedó cercenada pese a la promesa que le había hecho el pusilánime de Mariano Rajoy. Ahora Francisco Alvarez-Cascos va descubriendo, localidad por localidad, su cartas hasta el boom definitivo cuando Foro de Asturias en febrero -Es una pena que aún no esté inaugurado el palacio de congresos-haga su congreso constituyente y elija al ex secretario general del PP candidato a las elecciones de mayo de esta nueva formación. Francisco Alvarez-Cascos ha abierto la caja de Pandora y no veo a nadie en esta comunidad capaz de cerrarla. Me da un poco tristeza, eso sí, ver a furibundos casquistas -caso de Isidro Fernández Rozada– esconder como el avestruz la cabeza debajo del ala por defender sueldos provenientes de cargos públicos en función de su afiliación al PP. Aguantarán hasta el final de las legislaturas, autonómica, municipal y luego general, y votarán en secreto a Foro Asturias para más tarde, si la operación Alvarez-Cascos tiene éxito subirse al tren del poder como han venido haciendo año tras año.

Francisco Alvarez-Cascos -un efecto mediático digno de estudio en Harvard- ya ha dicho que presentará candidaturas en los 78 concejos asturianos. Como no soy el Boletín Oficial del Estado, les apunto quienes creo encabezarán las tres más importantes: Alicia Castro Masaveu por Oviedo; Fernando González Landa por Gijón y Raimundo Abando Tartiere por Avilés.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme