Tertulia radiofónica

Me encuentro al diputado Isidro Fernández Rozada que habitualmente para en El Grano de Oro en la ovetense calle de Félix Aramburu. Había desaparecido durante la campaña electoral. Sigue siendo un político pegado a un celular y me dice que ahora que parece haber pasado la tormenta (?) volverá a las tertulias de la COPE en las que alabó una y otra vez a su buen amigo Francisco Alvarez-Cascos. Pero Isidro se mantuvo fiel al Partido Popular y es que si se pasa como otros al Foro su tía Nemesia se hubiera revuelto en la tumba. Lo que tiene claro es que su etapa como miembro del Congreso finalizará en cuanto se convoquen elecciones generales sin posibilidad de repetir. El aparato asturiano del PP no se fía ya de él tras sus coqueteos con el ex ministro de Fomento. Isidro Fernández Rozada allá por el mes de agosto fue el primero en comentarme que si el PP no colocaba a Alvarez-Cascos como cabeza de su lista autonómica era capaz de formar un partido para intentar el asalto a la presidencia del Principado. Y así fue.

Acudo a una tertulia de la radio autonómica que desde unos estudios sitos en la calle de Cimadevilla, tras el ayuntamiento ovetense, dirige Pedro Laguna con Marcos Vega y Georgina Fernández. El programa, dinámico y abierto, acaba de ganar un premio de una asociación de radio oyentes. Se lo merecen. En la tertulia coincido con el geógrafo José González Díaz, de Izquierda Unida, que se nos confiesa marxista. Con veinte pocos años ser marxista en esta sociedad global suena por lo menos curioso. También estuvo Raúl Rodríguez, profesor de Derecho Internacional de nuestra universidad, y una asesora de la familia, Maribel Díez. A lo largo de casi una hora hablamos de lo divino y de lo humano coincidiendo en que a José Luis Rodríguez Zapatero el país se le está haciendo ingobernable, que probablemente se vea obligado a adelantar las elecciones y que Asturias necesita pronto pactos claros y trabajo efectivo por parte de nuestros electos políticos. Alguien me comenta que los indignados del 15-M van a ir de la plaza de La Escandalera a la de la Constitución, donde el ayuntamiento, para simular una boda. Pregunto si los casará Roberto Sánchez Ramos pero no saben responderme. Al final el único famoso que se ha pasado por la concentración fue Eduardo Punset quien, lo cierto, se refirió con cierto desprecio a los premios Príncipe de Asturias de los que lleva años siendo jurado y cobrando, por supuesto. Me sorprende, la verdad. Tengo a Eduardo Punset por muchas cosas menos por demagogo. Por cierto, leo en el ABC que Teresa Sanjurjo, directora general de la Fundación Príncipe de Asturias, es nieta del famoso general Sanjurjo. Nunca te acostarás sin saber una cosa más. En la tertulia radiofónica que me ocupa también hablamos de la decisión del deportista Fernando Alonso de retornar fiscalmente a su tierra que es Asturias. En unos tiempos de crisis y necesidad hay que aplaudir su gesto que deberían de imitar otros deportistas españoles de elite fiscalmente domiciliados en Suiza. Se ve que Fernando Alonso tiene un buen asesor, o sea, Emilio Botín, para que nos vamos a engañar.

Se acerca el día 11 de junio en que deberán de constituirse las 78 nuevas corporaciones municipales y salvo en aquellos concejos donde se han dado mayorías absolutas los asturianos continuamos sin saber por donde van a ir los tiros aunque lo intuimos.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme