¿Que rayos está ocurriendo con el Niemeyer?

Como empieza a ser habitual en esta comunidad autónoma la opinión pública está sorprendida ante las noticias que llegan sobre el centro cultural Niemeyer de Avilés. ¿Que rayos está pasando con él?. ¿Cómo es que de repente no hay un euro ni para comerse una croqueta de las que prepara Pedro Morán en sus instalaciones?. Me temo que por peligrar peligra hasta la actuación prevista para finales de agosto de Kevin Spacey interpretando a Ricardo III, el gran éxito en estos momentos en Londres con la colaboración de Sam Mendes. Supongo que éste es un toro que Francisco Alvarez-Cascos y su consejero de Cultura Emilio Marcos Vallaure deberá de coger rápidamente por los cuernos. Ahora resulta que el Neimeyer, que nos ha costado a los asturianos unos 45 millones de euros, no tiene fondos y la Fundación que lo preside está temblando, urgiendo al gobierno autonómico que de la mayoría a la iniciativa privada; actualmente la tiene la pública, ayuntamiento de Avilés y Principado.

No se si su imaginativo director Natalio Grueso ha metido en la boca más pastel del que le cabe pero lo cierto es que de una internacionalización que estaba elevando a Avilés a los altares, ahora que se cumplen los 450 años de las acciones colonizadoras de su hijo más ilustre, Pedro Menéndez, en las Américas, se está pasando a la paralización y el nerviosismo. Su presidente de honor, el ex presidente del Principado Vicente Alvarez Areces, quiso de prisa y corriendo privatizarlo en los últimos días de su mandato pero ya fue tarde. ¿Por qué no lo hizo antes?. Un misterio. Aparece como por arte de magia ese asturiano de la diáspora, el discográfico Manolo Díaz y le se encumbra como máximo responsable. Las cuentas del último ejercicio no son firmadas ni por Cajastur ni por el grupo Masaveu mientras la búsqueda de nuevos patronos no parece que esté dando los resultados esperados. No me extraña que a la alcaldesa Pilar Varela el Niemeyer le comience a producir canas.

Por lo visto para que el barco no se hunda en la ría los privados tienen que hacerse, y rápidamente, con el control del centro cultural. Seguir en manos públicas con un gobierno en manos de Foro Asturias y en época de crisis significa disponer de muy poco margen de maniobra. Tanto la alcaldesa de Avilés como el director del Niemeyer han pedido entrevistarse con el jefe del Ejecutivo asturiano. Supongo que desde la sombra Alvarez-Areces presionará lo suyo. Si Francisco Alvarez-Cascos quiere privatizar SEDES, enajenar la RTPA y cerrar las embajadas de Asturias en Madrid y Bruselas ¿Por qué no deshacerse del Niemeyer y sus costes?. Salvando las distancias sería algo parecido a lo del Calatrava en Oviedo. Es propiedad del ayuntamiento pero al día siguiente de comenzar a funcionar fue cedido por 50 años a la empresa que lo construyó, Jovellanos XXI. Por cierto, ¿Cuando visitará Alvarez-Cascos el Niemeyer por el que ya han pasado miles de personas?. ¿O lo hará antes por La Laboral?.

El centro cultural Niemeyer fue una idea, como tantas geniales, del ex director general de la Fundación Príncipe de Asturias Graciano García quien convenció por un lado al insigne centenario arquitecto brasileño para que lo diseñase a coste cero y por otro a Vicente Alvarez-Areces para que lo financiase en la ría de Avilés una vez que el alcalde de Oviedo Gabino de Lorenzo no se mostró interesado por el proyecto para Oviedo. Hoy el centro es una espléndida realidad y ha contribuido, sin duda alguna, a levantar la moral de los avilesinos, pero, insisto, su lanzamiento sigue un camino tortuoso, poco claro, y las señalas de alarman comienzan a recibirse en nuestra sociedad. Ultimamente me viene dando en la nariz que su director, y auténtica persona fuerte en la gestión del mismo, el allerano Natalio Grueso, puede tener las maletas hechas que ofertas profesionales no le van a faltar. Su agenda de contactos culturales a nivel internacional es impresionante. Y ya que me refiero a la Villa del Adelantado me llega también la noticia de que se jubila Antonio Ripoll, director del coqueto teatro municipal Palacio Valdés. Otra importante pérdida cultural para la Villa. Me quedo corto si también califico su labor de impresionante, habiendo convertido dicho teatro en toda una referencia nacional para el estreno de obras. Lo que les cuento sobre el Niemeyer y lo de Ripoll son dos malas noticias para Avilés. Espero que lo primero se solucione y sobre el segundo que disfrute en la nueva etapa que pronto iniciará. Y es que jubilación viene de júbilo ¿O no?.

You can leave a response, or trackback from your own site.

5 Responses to “¿Que rayos está ocurriendo con el Niemeyer?”

  1. un lector dice:

    Las grandes momias regionales ya han hecho su trabajo. Ahora falta que aparezca el momio, cosa harto difícil. Algunos parecieron olvidar que Asturias no es tierra de faraones, aunque, ahora que me acuerdo, queda en Villaviciosa la famosa dinastía de los Faraones, que además fabrican (creo que en El Gobernador) muy buena sidra. Que hablen con ellos, pero éstos son gente lista y dudo que traguen el anzuelo…

  2. Me dice una amiga y profesora brasileña, “los ojos del mundo de la Arquitectura están ahora puestos en Avilés”. Me sorprendió esta afirmación tan contundente. Y es que ésta es la última obra de un arquitecto más que centenario y universal. Me dice ,“Tenéis que sentir una fuerte autoestima ya que sois unos privilegiados”. “Ahora os queda administrarla, comprenderla y conservarla más allá del momentos estelares de los medias”. Ahora ,hay que construir “los buenos contenidos que sirvan de alma al proyecto”. Como se observa «El Niemeyer» crea expectativas.
    Pienso que mi amiga acierta, y que éste socavón en la gestión de esta infraestructura cultural se veía venir. Aunque el concierto de Gilberto Gil fuese un éxito de público; el ciclo de cine sea una excelente muestra del arte intemporal de saber contar historias; se haga un espléndido homenaje al poeta irlandés Seamus Heaney, Premio Nobel de literatura y con vínculos en Asturias ; y la “plaza”, como lugar de encuentro,sea ocupada cada día más, por los ciudadanos de Avilés.
    Pero discrepo en algo escrito en este post. No es solo tener una buena agenda de contactos. Eso para nada es gestionar la cultura. Eso es otra cosa que tiene que ver mucho con la sociedad de espectáculo.
    La cultura además de formar parte del PIB de una región, traza lazos invisibles de cohesión social, y si estos son duraderos los ciudadanos nos beneficiamos. A lo largo de de la historia de los estudios culturales, y ya hay bases de investigación sólidas para afirmarlo, las ciudades que disponen de una plataforma cultural bien estudiada, tienen un mayor impacto en el desarrollo económico, educativo y social. Son verdaderas cajas de resonancia que atraen y exportan flujos de todo tipo. El coste de oportunidad, tal como dicen los economistas, debe ser tenido en cuenta más allá del debate político. Los gestores culturales han de ser muy buenos, y los productos y servicios que ofrezcan creativos y atrayentes. Uno de los grandes errores es pensar en escalas locales. El impacto de la cultura en el escenario internacional no es ciertamente nuevo. Los casos de estudio son múltiples. Judit Balfe ya lo hizo en 1987 cuando confirma que » las obras de arte y las exposiciones culturales están destinadas como un medio de negociación, intermediación y expansión de la cultura y del desarrollo».
    Por lo que veo desde Brasil nos observan. Así que pido a la actual Administración que acierten. Nos beneficiamos todos.

  3. velino dice:

    Saludar tu publicación algo que hasta ahora no había podido. Al menos se respira en ella libertad de expresión y no libelismo y mala fe. Y comentarte que se mal nacidos estamos llenos, por ser desagradecidos.Solo criticarte que en esos nombres propios que citas no está el futuro de Asturias. La mayoría, por no decir todos representan el pasado. Unos nos dejaron empantandos cuando tuvieron poder,por ejemplo: peaje del Huerna-AVE inconcluso y autovía con tramos sin aprobar sine die- otros prometen pero no pueden y Asturias sigue siendo una región de la cola nacional. Nada hay mejor que viajar para comprobarlo. Y si dejamos las infraestructuras, uno de los problemas que más preocupan a nuestra región en manos de quien las estamos dejando, pues :el ultimo que salga que apague la luz.
    A menos que el Presidente regional sea quien supervise todo,que asi parece. De todas formas; se le va amontanar el trabajo.

  4. Alicia Pais dice:

    Estimado Sr. Caicoya

    Muchas gracias por calificar el HOmenaje a Seamus Heany de mágnifico, pero no lo organizó la Fundación Niemeyer sino una pequeña asociación cultural sin ánimo de lucro, la A. C. Esbardu, que queria de este modo darle las gracias al Nobel por el escrito de apoyo quen os remitió a la organización del Festival Intercélticu d’Avilés y Comarca. La pena es y fue que el Nobel irlandés, debido a su enfermedad tiene prohibido por sus médicos el viajar, y dentro de la grandeza personal que tiene queria apoyarnos dándonos su permiso para utilizar su obra de la manera que quisieramos durante este festival ya que él no podía estar fisicamente con nosotros.Aunque ha prometido que cuando pueda vendrá a visitarnos. Y por ello pensamos que la mejor manera de darle las gracias por todo, era esta.
    Aprovecho también este espacio para darle las gracias a Natalio Grueso que en todo momento nos facilitó el Centro Niemeyer para hacerlo.

  5. Alicia Pais

    Hace unos años un amigo irlandés, afincado entre nosotros y por desgracia ya fallecido, me dijo que Seamus Heaney era un poeta cuyos versos hacían que vibrar el alma. Para mi era entonces un desconocido. Me dijo también que superaba al gran W. B. Yeats. Y que leyera la edición original del libro de poemas titulado «Norte». Lo hice. Luego, una vez conocida su capacidad literaria me leí «The Road to Derry» sobre los sucesos del Domingo Sangriento en Derry y el libro de ensayo «De la Emoción a las Palabras».
    Eran los años de plomo de Irlanda y él con su literatura quiso mantener el difícil equilibrio, entre católicos y protestantes, de sensatez y no violencia.
    Dos años después de mi conversación como mi amigo irlandés, recibió el Premio Nobel de Literatura, y supe de su relación familiar con Asturias. De su larga tradición docente hay que destacar dos situaciones: las cátedras de Harvard en 1984 y de Oxford en 1994, que contrasta con su humildad y su sencillez. Hagamos votos para que su salud se recupere y lo disfrutemos muchos años.

    El Homenaje de esta asociación avilesa es de elogiar y siento no haber incluido en mi texto anterior este matiz. Que esto ocurra en el Niemeyer es también una buena noticia. Y que el Festival Intercelticu d`Aviles sea un referente de las culturas atlánticas no cabe ninguna duda.

Leave a Reply to CARLOS CAICOYA

Powered by WordPress | Runone Theme