El motor, gripado

Hemos jugado durante años a ser un país rico con el consiguiente despilfarro y ahora nos hemos dado de narices contra la cruda realidad: Somos pobres y en profunda crisis. En el fondo, muy en el fondo, pienso que el origen está en que las autonomías se desmadraron y la descentralización administrativa y política que era tan necesaria para alejar fantasmas del pasado se escapó al control de todos comenzando por el gobierno de la nación. Asturias no está ajena al despilfarro y como me decía el otro día un veterano político ¿Cuantas piscinas municipales se han construido en el Principado y cuantas son climatizadas?. Vamos, que una mayoría por cuestiones de climatología está fuera de uso la mayor parte del año. ¿Y la proliferación de museos, algunos en el más completo abandono como el de la leche en Morcín?.

Algo que me da pena y es muestra de la incapacidad del gobierno autonómico, obviamente del anterior, es el circuito de karts Fernando Alonso sito en La Morgal (Llanera). Seudo inaugurado, como tantas otras cosas, en los meses previos a las elecciones autonómicas y municipales con al presencia del bicampeón del mundo ahora sus instalaciones duermen el suelo del olvido en el más completo abandono. Lo que fue calificado, incluso por el anterior presidente del Principado Vicente Alvarez-Areces como el mayor circuito de karting del mundo, está en pleno estado de abandono, con un edificio, el museo de Fernando Alonso, vació y cerrado y las yerbas asilvestradas comiéndose la pista de 1.338 metros. No se lo que pensará al respecto el propio Fernando Alonso, que ha tenido el detalle recientemente de volver a fijar su residencia en Oviedo lo que supondrá para Asturias un importante ingreso en concepto de cobro de impuestos, pero me resulta patético que estas instalaciones, pagadas por los asturianos, se encuentren en tal estado de abandono.

El motor regional está gripado, si señor, porque también se encuentra durmiendo el sueño del olvido la tan cacareada Ciudad del Motor en Tineo -iba a estar construida en el polígono de La Curiscada- e incluso se le asignó 2 millones de euros en los presupuestos regionales de este año. Sus obras llegaron a adjudicarse aunque rápidamente la empresa que las cogió renunció a ellas. El propio Alvarez Areces en una visita a finales del año pasado a Tineo apostó decididamente por la Ciudad del Motor como motor de la economía de este concejo, uno de los más grandes de España en extensión, a cuyos habitantes, hay que reconocerlo, no pareció en las elecciones de mayo importarles este petardazo de la Ciudad del Motor ya que el PSOE a través de su joven alcalde Marcelino Marcos Linde revalidó la mayoría absoluta, dejando al PP, a FAC y a IU-Los Verdes -estos ni siquiera lograron un concejal- con un palmo en las narices.

Habrá que esperar que empiecen a pasar los primeros cien días de cortesía hacia el nuevo gobierno autonómico para ver que hacen con el karting de Fernando Alonso y la Ciudad del Motor -la idea inicial fue de Sergio Marqués-. Como era de esperar Francisco Alvarez-Cascos se está encontrando con muchos frentes abiertos -no era oro todo lo que relucía en esta arcadia feliz (?)- pero en todo caso lo del museo de Fernando Alonso urge solucionarlo. Me resulta ignominioso que se pueda tratar así a nuestro deportista más universal. Por cierto, ¿Que habrá sido del patrocinio que Cajasur tenía con el piloto?. Nunca más se supo. Manuel Menéndez y su equipo, ahora algo aligerado por las pre jubilaciones, andan ahora muy ocupados en el lanzamiento de su nuevo banco, el Liberbank (que manía de utilizar la palabra anticastellana bank para las nuevas entidades), además de tratar de colocar a algún grupo inversor el nuevo aeropuerto fantasma en Ciudad Real, heredado de la Caja de Castilla La Mancha. Menos mal que la nueva presidenta autonómica Dolores de Cospedal se lleva bien com el citado bancario asturiano.

 

 

 

 

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “El motor, gripado”

  1. velino dice:

    Podría hablar y lo voy a hacer con propiedad del génesis, Fernando Alonso. Sus ancestros proceden del pueblo, la parroquia que me vió nacer. Esos pueblos asociados a Latores y los caseríos que la circundan, La Manjoya, El Condao, LLagú,el Caleyu, en fin las Segadas- Bueñu.
    Yo nací allí. Su abuelo Tante, el marido de Luisa, donde a Alonso un dia se le partió el corazon, eran mis vecinos, los de mi familia.
    Como yo era un piraban de cuidado,mi madre le encargaba a Tante que me acompañara de la mano a la escuela de Llamaoscura- el trabajaba de administrativo en la Fabrica de Explosivos- como mi padre y le era de utilidad a la vieja para que no hiciera novillos o me fuera a bañar a Vega o «detras de Casa Nora» en el río Gafo que por alli circulaba.
    Viíiamos estas familitas en El Caleyu.Ellos de «Los Canarios» yo de Los LLobos y un poco más arriba los de «pitina» de donde procede Sabino Fdez Campo. Mis parientes los Llobos, eran dueños de un caserón donde proyectaba cine sonoro y mudo,y hacía magia, un tal René.La familia de Los Canarios de donde procede Alonso por parte de abuelo,eran:Tante, Lucinio, ya fallecido,Nora, Elias, Luisa, Clarita, nunca sospecharon que pasado el tiempo, uno de los de su sangre iba a revolucionar el mundo del motor. Lucharon fuerte para sobrevivir, como todos en aquellos duros años de la postguerra.
    Eramos vecinos junto con Herminio Cárcaba, mi amigo de la infancia. Multimillonario industrial con el que me veo a menudo. Nos enseñó las primeras letras, el método Rayas, Álvaro Iglesias Fueyo, que era un poco mayor que el resto y actualmente ejerce de coadjutor en San Juan El Real. Y la alegría de «los Canarios».Alonso , tars el triunfo siempre hace el gesto de «Los pajaritos» en memoria de su abuelo.
    Cuando la abuela del campeón falleció,Luisa se fue hace un par de años, hice una reseña en La Nueva España, un «billete», donde recordé entre otros coetáneos a Serafín Abilio Presidente de la FAC-no foro-que venía desde Les Segaes a vender seguros, Pepe «el Porretu» de Santu Mederu que fue conmigo a la Escuela de Latores.Y por las tardes plegabamos velas despues de estudiar un joven llamado José Manuel Vaquero, de Bueñu.Y en el entorno fabril, otro de la quinta, este del Condao, su nombre: José Luis López del Valle, aprendía las cuatro letras, antes de dejarnos magníficos reportajes para la historia del periodismo regional.
    Mi padre había sido Policia durante la República. Despues de ser depurado por el Régimen franquista,puso un taller de carpintería en el pueblo,donde acaso les hizo los primeros muebles al matrimoniofromado por tante y Luisa, los abuelos del campeon.Por las tardes el viejo venía a echarle una mano a Pipo Tartiere, su buen amigo, para reparar las jaulas de las gallina que se criaban en el caserónn familiar donde ahora se levanta el edificio de El Corte Ingles.Por ciertto allí empezó LVA, donde más tarde Ávila ejerció de Director.
    Cuando fue el funeral de Luisa, saludé al emocionado deportista.»Soy el fiu de Amado el Roxu» dije y asintió con la cabeza, con la emoción contenida. Su familia quisieran que me fuera con el por esos mundos de Dios, pero aqui estoy dando la lata a los lectores del Blog de Ávila.
    Todos hubieron de rendirse después al campeón, cuando los éxitos comenzaron a llegar en base a su esfuerzo. Dice usted que ahora quiere residir aqui, en realidad siempre estuvo presente en nuestro corazón, solo que viajaba. El tiene aqui sus amigos de la infancia, sus fieles seguidores y el cariño de los vecinos de los pueblos de sus ancestros.
    Oviedo y por definición Asturias, tienen un aire particular que nos define: se comen a sus propios hijos. Claro que algunos son duros de pelar. Tal es el caso de Alonso. Asturias le debe mucho a Fernando y el no le debe nada a Asturias. Eso es un axioma.
    En aquella Iglesia de Latores donde enterramos una tarde a nuestro otro Velino, el socialista Cadavieco, contó con la presencia del ahora presidente Zapatero, vió pasar a muchos de estos que resalto en este cronicón. Al otro Herminio el Fiu de Pris que fue director del Herrero Sabadell, primo carnal del tro Herminio reseñado y a tantos otros. En nuestra parroquia oficiaba de cura D.Angel Píñón el tio carnal de este otro Piñón que ahora rige los destinos de todos junto con su inseparable Francisco Álvarez Cascos.Yo fui su monaguillo.
    Nacimos y crecimos a la somba de las chimeneas que expelían ácido súlfurico al cielo. Estaban situados los talleres,donde ahora se levanta el Hotel de La Zoreda, propiedad de mis cuates los Iglesias y algunos, como es mi caso, asistimos casi en directo a la explosión de la fábrica que se llevo por delante siete vidas. la Fabrica de Explosivos de La Manjoya, donde crecieron los antepasados de Alonso, era el modus vivendi para cuantos alli llegaron.
    Mi familia Los LLobos eran de siempre, pero un dia recalaron en este pueblo- El Caleyu- una localidad que llegóa tener siete bares, una panadería la de El Boroñu y familias como la de «Los canarios», los Iglesias del cura Alvarito, Juan Rionda que ejerció de cura en Morcín y luego sería alcalde y muchos otros que la memoria no retiene.Una comunidad de indómitos luchadores para sobrevivir. Por tanto estas crisis no nos asustan en demasía.
    Alonso nunca se fue de entre nosotros, permanece en nuestro corazón.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme