El hall de las vanidades

Como ocurre todos los años desde hace 31 el hall del hotel de la Reconquista se convierte en la mañana de la entrega de los premios Príncipe de Asturias en el hall de las vanidades aunque de un tiempo para acá cada vez hay más periodistas y menos vanidades. El maestro en protocolo Carlos Fuente, a quien no le vendría nada mal la dieta Dunkan, está atento a que todo salga bien, acompañado por su ayudante Flor Melón, defenestrada de la presidencia del gobierno de Asturias tras el cambio. Llega en compañía de su esposa Vicente Alvarez Areces y rápidamente firma el manifiesto  a favor del ente de la radio televisión del Principado que le presenta una redactora. El consejero delegado de HOASA, la empresa pública propietaria del hotel, Faustino González, me comenta que ya ha tenido 2 reuniones con la presidenta de la compañía que es Ana Cano, la nueva directora general de Turismo, y muy bien. Por lo visto la chica que ya ha regresado de sus quehaceres profesionales en Ecuador tuvo hace años en Oviedo empresas relacionadas con el sector del turismo y tenía muy buen rollo con la Unión Hotelera. No veo por ningún lado a Natalio Grueso, el controvertido gerente del centro cultural Niemeyer, pero si al patrono de la fundación Príncipe de Asturias Javier Navia-Osorio, hermano del consejero de Sanidad del Principado José María, cambiando impresiones con el periodista Carlos Rodríguez quien un año más pone su voz de oro al servicio de los premios..

Los japoneses de Fukushima van acompañados por una traductora nipona y residente en Barcelona de lo más simpática. No solo habla a la perfección el castellano sino también el catalán y hasta suelta alguna frase que otra en bable: «Yes fatu o faiste», por ejemplo, de cuando venía por Asturias como traductora de los técnicos de la Kawasaki en ENSIDESA. El catedrático José Antonio Martínez me pregunta por el colega Rodrigo Cepeda, defenestrado de la fundación sin que sepamos aún por qué, y se tranquiliza cuando le digo que ha sido fichado para el departamento de comunicación del presidente Francisco Alvarez-Cascos. Quedo en darle sus saludos. De nuevo me encuentro con el ex presidente Sergio Marqués que me confiesa ha adelgazado 17 kilos tras un aviso serio de la patata y que se ha dejado barba «porque así los mayores al adelgazar no se nos nota tanto la piel caída». Pedro de Silva y Cienfuegos-Jovellanos también anda por el hall pero con barba menos poblada. Esta vez a quien echo en falta es a Juan Luis Rodríguez-Vigil. El ex delegado del Gobierno Antonio Trevín ahora que es solo candidato al Congreso también le ha dado por adelgazar y se nota. Su sucesor el ex alcalde de Langreo Francisco González está más contento que unas pascuas. Tiene hasta un propio que le abre la puerta del despacho todos los días acostumbrado como estaba en sus tiempos de alcalde de Langreo a no disponer de medios y tener que hacérselo todo él. Lástima que el cargo no le vaya a durar mucho. Vamos, que no comerá el turrón si, como parece, Mariano Rajoy es el nuevo presidente del gobierno de España.

El financiero Blas Herrero no para de desmentir a la canallesca que le interese la RTPA. «Fueron unas declaraciones mías a la revista que Javier Batalla y los suyos hacen en Madrid que me sacaron de contexto». Eso sí, tiene una larga conversación con el presidente de Prensa Ibérica, Juan Moll de Miguel, aunque descarto que quiera comprarle La Nueva España. El embajador de Angola en España, Víctor Lima, que antes lo fue en Japón y Francia, está acompañado por el presidente del grupo asturiano Impulso Avelino Suárez con intereses industriales en aquel país.Llega la Reina Sofia y la escritora María Teresa Alvarez, viuda de Sabino Fernández Campo, hace una genuflexión digna de la corte de Francia. Por algo su próximo libro va a ser sobre Margarita de Parma, la hija natural de Carlos V. Su reto es tenerlo en las librerías dentro de un año y tiene la promesa de que será presentado en sociedad en el edifico del Senado de Italia en Roma, ciudad en la que acaba de pasar una temporada. Uno, más modesto, acudirá el lunes a la librería Cervantes a la presentación de su último libro que trata sobre la figura de Paz de Borbón.

Los Príncipes de Asturias -el comentario general versaba sobre la delgadez de Letizia Ortíz– inician la serie de audiencias. Los representantes de la Fundación Laboral de la Construcción, como patronos, en primera fila. Curioso, no asistió su presidente Serafín Abilio Martínez. Mi ojos no dan crédito pero sí, veo al dirigente de CCOO Jeremías do Santos Zapico con corbata aunque en cuanto abandona el hotel se la quita camino del sindicato no vaya a ser que baje la cotización de su liderazgo. En la recepción a los patronos de la fundación  la Princesa de Asturias preguntó a Amalita Sánchez, la esposa del empresario Manuelo Cosmen, por su nuera, la esposa de su hijo Manolo, ya que ocupaban el mismo pupitre cuando eran niñas en el colegio de La Gesta. También se interesó por el nuevo embajador de España en Perú Carlos Sánchez, nacido en Oviedo, y sobrino de Amalita Sánchez, puesto que el citado diplomático ha compartido viajes con los Príncipes cuando era director general del ministerio de Asuntos Exteriores para América. El presidente de FADE y de la Cámara de Comercio Severino García Vigón me confirma una inminente visita de Mariano Rajoy  a Oviedo para reunirse con la patronal asturiana y que estaba prevista para el próximo viernes, pero la dirección de FADE ha pedido al PP que cambie la fecha ya que ese día se celebrará en Gijón una convención nacional de CONETRANS que organiza Ovidio de la Roza y, por tanto, la patronal no podría atender al líder del partido Popular como se merece.

Suenan los gaiteros y todos los importantes se preparan para la fabada. A media tarde veo por la calle de Uría camino del Teatro Campoamor a Florentino Alonso Piñón cogido de la mano de su esposa. Además, claro, de estar enamorado, la importancia de ser consejero de la Presidencia.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

4 Responses to “El hall de las vanidades”

  1. roberto fdez- peña dice:

    Sr Avila.
    Vaya 2ª juventud periodistica esta llevando.
    Sin censuras, con veterania, con sutileza. Para mi que no tiene tiempo de escribir todo lo que sabe.

  2. velino dice:

    Se los regalo todos envueltos en celofán.Asturies sigue prubina y a esti pasu va a morrerse de fame. Ellos no que se han segurado el porvenir-gabis- me dicen. Y que conste que no porque falte en esta lista.Y ¿los curas? ¿onde anden los curas?. Hay otros que no están ¿paque? si no reparten caramelos. Los pinchos son fatales y el vino carlón- en tradccion lunfarda-
    Verdad es que desde que falta Chano como lo del bidé y la tortilla. Que le aproveche camnarada.

  3. velino dice:

    LA HORMIGONERA

    «los otros premios de la calle»

    Maestro: ¿como le fue en los Premios.¿Como le está yendo¿y los pinchos que anteceden a los besamanos, los saludos entre amigos comunes?
    Ya ve; yo de mochilero en esta ciudad que tanto pateamos de a diario. Salgo a pasar por la ribera cósmica del gafo y llego casi sin enterarme a las inmediaciones del Teatro Csmpoamor, donde luce esa «gocha» que esculpiera el otro maestro colombiano: Botero.
    Como de bruces me tropiezo 100 metros má sallá con la camioneta de Radio Nacional, donde el ¿ahora siempre monárquico? Jorge el «ilegal» dialoga con dos radiofonistas de postín, minutos antes de que los ivitados y autoriades traspasen en riguroso orden la alfombra de las «mil una noches» se adentren en el local presiddo el cortejo por SAR Los Pincipes de Asturias.Se nota que están en casa.
    Mira que Jorge monárquico.»Cuanto cambian los tiempos Velino» me comenta en la esquina de La Malloquina. Jorge en horas bajas como el resto de indignados: A pillar lo que pille, el pillo. Perdómene el galimatías este y le dejo que saboree el himbo de la «patria» que diría Cascos.
    Mucho glamour para esta señalda fecha mientras que Manolín el «gitanu» que hoy estrena benda arrastre la «pata» por su esquina preferida, pedigueña.
    Este Oviedo que nace de ese otro en un milagro monárquico. Y Jorge venga a darle al neobolero, solo; sin mariachis que le acompañen. Solo ante el peligro, parapetado tras una Alhambra PC-5 de idéntica factura a la que me acompaño, aquella que adquirí en el Muro de Alcoy, donde un centenar de obreros se afanan en darle forma la palosanto.
    La ciudad bulle, huele a gentes de pueblo, a policiás estrategicamente apostados, para que no pase nada. Prohibido hasta contagiar un catarro. La feria de las vanidades abre su ciclo invernal en esta ciudad que por unas horas se convierte en la capital del Estado.
    Acudo a un cyber como casi todos administrado por indios- Azcona lo dice asi, yo hindús- y los asistentes al sarao, extraen del baul de los recuerdos sus mejores galas para este día y noche sin fin. Allí dejo al «Ilegal» aporreando su encordada. Este Jorge vale para todo. Mira que ahora monárquico. Y es que no smos nada: «en bragas menos señor».
    Si no lo veo no lo creo, por estos parece no pasar la crisis, como en aquel verso de Serrat:»por ni pasar ni pasó la guerra».Aqui todavía se dejan ver los estragfos casusados por los bombazos del cerco que asolaron la ciudad.Para mejor celebrar cosas así,el dia explendio invita casi a zamparse un helado de turrón en nlos Verdú,antes que un cucurucho de castañas pilongas, en esos puestos mixtos que emergen como setas en la calle.
    Vopy atomar un carlón a morro. como los lumpens que me aman.
    Usted a lo suyo ya nos contará como le paso que hoy btiene personajes a mogollón.Decididamente esta es otra ciudada. Aproveche para echar una mano que nunca viene mal. Sea agradecido hombre.

  4. CarmenDeMairena dice:

    Velino no te invitaron a los Premios Principe, porque no te vendes. Sabes todo de todos pero no te vendes por un puestín. Deberian inventar el premio principe de Asturias a la grandiosidad periodistica urbana, y dartela a ti.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme