El Club de la Elite Empresarial, en marcha

El  presidente de la patronal asturiana (Federación Asturiana de Empresarios y Cámara de Comercio de Oviedo) Severino García Vigón tendrá mañana una agenda apretada lo que nunca le arredra dada su capacidad de trabajo. Y es que a mediodía acudirá al hotel de Las Caldas donde celebrará su primer reunión constituyente el Club de la Elite Empresarial de Asturias, una iniciativa privada de personas influyentes relacionadas con el mundo de la empresa y las finanzas en nuestra comunidad autónoma, y que se crea por iniciativa del experto Pablo Linera hasta ahora representante del influyente despacho de Garrigues Asociados en en Oviedo. El club tiene como objeto reunirse de manera habitual una vez al mes para examinar la problemática regional, en torno a unas buenas viandas, por supuesta, y me consta que además de los citados García Vigón y Linera mañana estarán presentes entre otros el laboralista José Luis García Bigoles cuyo estudio sobre la nueva legislación laboral que ha impulsado Mariano Rajoy es esperado con gran expectación en los medios profesionales, y también, en cierto modo me sorprende, el consejero de Economía y Empleo José Manuel Iglesias Rivero que es de los que con más gracia se mueve  del gobierno autonómico.

A las 18,00 horas acto de entrega de los premios Impuslo que cada año convoca el Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA). El acto se celebrará en el hotel de la Reconquista y está previsto que lo presida Francisco Alvarez-Cascos. Las empresas premiadas son SOGENER S.L. en el apartado de gestión de calidad para pequeñas y medianas empresas; Lacera Servicios y Mantenimiento S.S. en excelencia empresarial; Ingeniería Digital Oviedo S.L. en desarrollo tecnológico; DIOINTI S.L en diseño industrial; Pellets Asturias S.L. en gestión industrial medioambiental y, finalmente, TSK Electrónica y Electricidad S.A. en la categoría de internacionalización, siendo la primera vez que el IDEPA convoca esta especialidad que, como digo, ha recaído en el Grupo TSK con sede en el Parque Tecnológico de Gijón y que será recogido por su presidente y consejero delegado Sabino García Vallina, grupo éste último presente en más de 30 países y que se lleva el premio por su proyecto «La internacionalización como estrategia de crecimiento», valorando el jurado asimismo la ejecución de trabajos con tecnología propia, desarrollada en Asturias, además de presentar un crecimiento sostenido en las cifras de negocio y facturación exterior, en una época de recesión económica internacional, aportando riqueza al tejido industrial asturiano. El IDEPA tiene en la actualidad como director general a Emilio Parajón, un excelente gestor, que ya lo fue en tiempos del gobierno de Sergio Marqués. El IDEPA siempre estará ligado a su vida ya que en su primera etapa en dicho organismo conoció a una ingeniera empleada del mismo con la que se casó.

Finalmente dos horas después de celebrarse el acto organizado por el IDEPA Severino García Vigón acudirá a las instalaciones del Centro Asturiano en el monte Naranco donde su presidente Alfredo Canteli le entregará el nombramiento de socio de honor de la entidad que cuenta con más de 17.000 familias como socios y unas magníficas instalaciones, en el Naranco y en la calle de Uría, estando a punto en las primeras de inaugurarse el palacio de los niños de quien todos hablan maravillas. La nota musical de este agasajo al presidente de la patronal correrá a cargo del Coro Santiaguín. La figura de Severino García Vigón será glosada por el presidente de Reny Picot Francisco González García.

You can leave a response, or trackback from your own site.

7 Responses to “El Club de la Elite Empresarial, en marcha”

  1. argemiro dice:

    Ávila, eso de Club de la Élite Empresarial me parece que empieza mal, es decir, eligiendo un título horrendo, por las connotaciones negativas que despiertan en el subconsciente de cualquier persona normal. Cualquier persona que se define públicamente a sí mismo como la «élite» (ponga detrás el adjetivo que quiera) merece que le llamen, como mínimo, presuntuoso y fantasma. No sé a quién se le habrá ocurrido el titulito, pero de autocrítica y de sentido común anda lo justo. Además, los empresarios que no estén en ese Club de la Ëlite, ¿qué serán, chusma, populacho, mercachifles…? Yo de esas cosas empresariales no entiendo, pero creo tener la suficiente sensibilidad para poder pedirles, por favor, que elijan otro título menos presuntuoso y ofensivo para los numerosos empresarios que desempeñan su labor honradamente, sin ser de esa «élite» de privilegiados. Seguramente la iniciativa es muy loable y positiva para Asturias, pero el nombre no puede estar peor elegido. Un poco de sensibilidad, por favor…

    • Vivir para ver dice:

      Tampoco entiendo el uso del apelativo «Élite» por parte de ALGUNOS empresarios que se pasan la vida mendigando subsidios públicos. Me refiero a ALGUNOS supuestos grandes empresarios asturianos, porque conozco de primera mano pequeños empresarios que en la vida han sido ayudados por una administración (ni falta que les hace), y parece que esos no se pueden llamar «Élite».

    • No puedo estar más que de acuerdo con Argemiro. Me ahorra el puyazo que le iba a dar don Luis José.

      PD: Espero haberle amargado el día a Argemiro al expresar mi cuerdo con su opinión «¿Qué habré hecho mal?» pensará Argemiro.

  2. argemiro dice:

    Quedido Fdez., usted no influye en mis pensamientos hasta el punto de preguntarme esas cosas. Que tenga un buen día.

  3. EL CAPITAN CANGUES dice:

    ¡ELITE DE EMPRESARIOS EN ASTURIAS….?PERMITIRME QUE ME DESCOJONE.AQUI SIN SUBVENCION NO MUEVE UN DURU NI

Leave a Reply to Neville

Powered by WordPress | Runone Theme