La universidad, con la sociedad asturiana

“Es fundamental que en estos tiempos de crisis la universidad y la sociedad vayan unidas” dijo el rector Vicente Gotor en el curso de una charla a los vecinos de Bueño (Ribera de Arriba) que tituló “La Universidad de Oviedo: una institución clave en el desarrollo regional”, invitado por la Asociación Cultural de Bueño cuyo presidente, Belarmino Fernández, no pudo estar presente a causa de un accidente doméstico.

El alcalde de Ribera de Arriba Ramón García enseñó al rector Bueño, el pueblo de los hórreos, comenzando por el Centro de Interpretación del Hórreo, ya abierto al público pero sin inauguración oficial todavía a la espera de que el nuevo presidente del Principado tenga un huec en su agenda y se finalicen, lo que ocurrirá dentro de pronto, las obras de mejora de la localidad, como son la traída de gas, el cableado, asfaltado, etc. de este pueblo cercano a Oviedo y que se presentará este año como candidato al pueblo ejemplar de Asturias que convoca la Fundación Príncipe de Asturias.

En un ambiente intimista y ante un público muy interesado en su exposición el rector de la Universidad de Oviedo expuso a capela la situación de la principal institución docente de nuestra comunidad y su relación con la sociedad asturiana, precisamente a unas fechas de haber sido reelegido como rector para un segundo mandato de cuatro años y que según los estatutos de la institución deberá ser el último.

En su intervención Vicente Gotor se refirió a las nuevas titulaciones. Tras la puesta en marcha del grado de ingeniería civil (171 alumnos) no se ha creado ninguna más porque las órdenes del gobierno del Principado, de quien depende la universidad, son tajantes: Ninguna nueva titulación el próximo curso, y ya se verá para el siguiente, como consecuencia de la crisis que está afectando tan directamente a nuestra autonomía.

La universidad asturiana, según explicó el rector, ha realizado un gran esfuerzo para converger esfuerzos sin perder calidad pasando de 74 titulaciones a 51. Además de una docencia de calidad la Universidad de Oviedo está realizando un importante esfuerzo hacia la excelencia en la investigación e innovación, pero otro objetivo fundamental, en opinión del profesor Vicente Gotor, es que la institución universitaria sea siempre un pilar básico de la sociedad a la que pertenece lo que implica una transferencia de conocimientos y una promoción cultural por toda la geografía asturiana.

La situación actual está condicionada por la dura crisis que atraviesa Asturias y España -“Desde que tengo uso de razón jamás había visto una igual” dijo el rector- y la universidad asturiana intenta rentabilizar sus actuaciones todo lo que puede “pero hay una obsesión de los políticos respecto a la universidad, y es cuando me deprimo –dice Vicente Gotor-, de que sobra personal… y venga más paro”. Según el rector los universitarios han sufrido muchísimo en estos cuatro años de mandato con la adaptación al espacio europeo de la educación superior ya que tenía que haber más profesorado y grupos más pequeños pero resulta que la crisis lo hace imposible de aplicar. El rector de la Universidad de Oviedo recuerda como en su día acordó con el entonces presidente Vicente Alvarez Areces un aumento de 30 profesores pero a la hora de aplicar el acuerdo el presidente del Principado se echó atrás por falta de disponibilidad económica. “En una palabra –explicó Vicente Gotor al público de Bueño- estamos haciendo mucho con poco por lo que hay que aplicar al máximo el ingenio para optimizar los recursos con decisiones que en muchos casos han de ser valientes pero también delicadas”.

Vicente Gotor, al frente de la universidad asturiana que cuenta en la actualidad con 24.000 alumnos, fue claro al manifestar que “este rector no es político; solo tengo un perfil docente e investigador y es lo que practico, evitando siempre gestos superfluos. La universidad debe ser motor de futuro para el cambio. Ese es nuestro gran reto

Para la primera autoridad docente de Asturias, en comparación con otros países falta que todo el conocimiento que se tiene pueda ser transferido a la sociedad. Por ejemplo, la universidad logra patentes pero hace falta saber explotarlas para lograr un buen rendimiento de las mismas. “Es el gran reto –insiste Vicente Gotor-, acortar el gran déficit que a causa ello tenemos con universidades extranjeras, quienes tienen mucha más interrelación con la industria que nosotros”.

La tradicional desconfianza durante años entre la industria y la universidad ha comenzado a superarse “y las empresas cada vez vienen más a nosotros”. Vicente Gotor califica de bueno el nivel de los universitarios de Asturias, estando capacitados para encontrar trabajo en cualquier lugar del mundo, instándoles a que no tengan miedo a salir el exterior. “Ya se que todo el mundo quiere quedarse en Asturias pero desgraciadamente en estos momentos eso es complicado”. El rector anima a los estudiantes a ser bilingües –la universidad asturiana ha impartido ya diez grados bilingües- “porque hoy cualquier titulado si no sabe inglés le va a ser difícil encontrar trabajo, incluso en la propia Asturias”.

Al frente de la Universidad de Oviedo, considerada entre las nueve mejores del país (Hay más de 70 entre públicas y privadas), Vicente Gotor se siente satisfecho del campus de excelencia recientemente puesto en marcha con más de 300 adhesiones de empresas e instituciones, como un camino para fortalecer más la relación entre la Universidad de Oviedo y la sociedad asturiana. Como consecuencia del plan estratégico, el primero que tiene la Universidad de Oviedo en su historia, se han fusionado centros y optimizado recursos, lo que ha ahora está señalando el Ministerio de Educación a todas las demás, no solo para que unifiquen centros si no también ha comenzado a estudiarse la fusión entre universidades –En Andalucía, por ejemplo, hay una en cada provincia-, dado el excesivo número existente.

En definitiva, para el rector de la Universidad de Oviedo queda mucho camino que recorrer pero considera que van por el buen camino. El objetivo lo tiene claro: Formar buenos profesionales y conectar cada vez más con la sociedad.

Al final de la conferencia, tras un intenso coloquio, el alcalde de Ribera de Arriba entregó a Vicente Gotor el escudo del concejo.

 

 

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

5 Responses to “La universidad, con la sociedad asturiana”

  1. Vivir para ver dice:

    Todo este discurso podría haber sido sacado de cualquier hemeroteca en los registros de hace 25 o 30 años. No ha cambiado nada. Ni creo que cambie mucho. En primer lugar porque la Universidad es como la Iglesia: tiene obispos, cardenales, curas televisivos, párrocos rebeldes y algún excomulgado, pero el 95% del material humano, no quiere tocar ni cambiar nada. Porque sin tocar nada, se vive muy bien. ¿Para qué va a querer cambiar nada un decano, un director o un jefe de departamento? ¿Para que le alteren su ecosistema? ¿Para que le cambien sus métodos de trabajo? ¿Para que le trastoquen su taifa?. Buenas intenciones. Como hace 25 tacos.

    • Vivir para ver dice:

      Amén de otro problema que es el mayor de todos, y que hace muy difícil cualquier contacto de la Universidad con la industria e incluso con la sociedad real: la tremenda politización. Por lo menos en lo que yo conocí, es una Universidad tremendamente escorada. Con profesores utilizando las clases en plan mitin político o casi. Malamente encajas eso en un mundo empresarial competitivo. No digo que sea imposible, pero malamente.

  2. argemiro dice:

    Todo eso, querido Ávila, pura palabrería, pura retórica, puro bla-bla-bla, acompañado, por supuesto, de comercio y bebercio vario (lo deduzco de su asistencia, mire qué mala fama tiene usted). Hace poco un suplemento (creo que dominical) de un periódico nos daba el ranking de las mejores universidades por especialidades. Si no recuerdo mal, creo que la de Oviedo aparecía en una sola especialidad, no recuerdo cuál. Y pase usted revista a las distintas facultades. En algunas (las clásicas de letras) son más profesores que alumnos, con lo que cuesta mantener eso. Si se están haciendo reconversiones en todos los ámbitos del trabajo, ¿por qué no van a hacerse también en la universidad? Si una asignatura tiene 6 alumnos, ¿por qué hay que mantener ese departamente abierto? Todo el mundo tiene derecho a estudiar lo que quiera, pero no al lado de su casa. Que se concentren los alumnos de esas asignaturas minoritarias en algún sitio donde pueda ser rentable tener esa especialidad abierta. Porque, si no, ¿sabe lo que se consigue en esos sitios donde sólo tienen 5 ó 6 alumnos en una especialidad? Pues que los profesores, por miedo a perder esos pocos alumnos, abran la mano y no se atrevan a suspender ni a los que no saben hacer la O con un canuto, para no quedar con menos todavía. No quiero seguir. Me asquean esos discursos oficialistas, como los del antiguo régimen franquista, donde oficialmente todo iba de puta madre aunque la realidad fuera una mierda. Esto no es una democracia, es un neofranquismo disfrazado de tal. Bueno, y esa muletilla de que «tenemos la juventud mejor preparada de la historia», para adular de forma miserable a los jóvenes, es una gran mentira. La mejor preparada, ¿para qué? En fin, vamos a dejarlo. Pero qué asco me dan estos discursos de retórica oficialista…

  3. Mineros del Nalón dice:

    La verdad, que lo que necesita la Universidad es un ERE hay un montón de señorit@s que no hacen más que pasear.
    La sociedad no puede ni debe mantener «privilegios» y en esta Universidad hay muchos.
    Aún seguimos esperando que se termine el caso: Marea, para saber más y conocer a los ambrietos y sedientos, a los viajeros y a los que viven bien para que otros vivan mal y engrosen las listas del paro…
    Ya es hora de repartirse la pobreza y la falta de medios, incluido la falta de trabajo.
    Señor Rector en Asturias hay muchos que no tienen ni horreo para vivir, ni dinero para comer…

  4. Mineros del Nalón dice:

    Un ERE para la Universidad.
    Ya esta bien de floreros.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme