Lo que vale un peine

Me levanto tranquilo y echo un vistazo a la prensa regional. Vaya, Francisco Alvarez-Cascos logró de nuevo llenar los salones de La Campana para celebrar el segundo aniversario de las elecciones autonómicas en las que ganó Foro Asturias aunque apenas un año después dimitiera algo que no se lo explica ni el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro. En La Campana, en primera fila, el comunicólogo Juan Vega que desde que ahora mama de la política, consejo de la RTPA incluido, está como un chaval con zapatos nuevos. No podía faltar, por supuesto, la alcaldesa de Gijón Carmen Moriyón ya más tranquila tras haber ganado el pleito que tenia como profesional de la medicina con un anterior patrono. Francisco Alvarez-Cascos y los suyos esperan beneficiarse en el año 2015 del fin del bipartidismo, o sea, del descenso del PSOE y del PP, augurado por todos los analistas. Digamos que Foro, segunda fuerza política de Asturias, está sufriendo su travesía del desierto a la espera de mejorar su relaciones con el PP y poder enseñar de verdad el colmillo a la izquierda asturiana.

Siento enterarme que el empresario Rafael Prieto, propietario de Eolo Sport, presenta un ERE de extinción. Fue una empresa emblemática de Asturias, novedosa en sus productos y con una clara vocación exportadora. Me da la sensación de que la crisis les cogió a contrapié, esto es, en plena expansión. Otra clásica, HUNOSA, ya en plena decadencia, aún colea y se dispone a construir una central de biomasa en la antigua escombrera de Reicastro. A ver si es verdad. Todo lo que sea inyectar algo de economía y crear algún que otro puesto de trabajo en las cuencas mineras bienvenido sea. Me comentaba el otro día el director de FUCOMI Jorge Suárez las dificultades de  este eficaz organismo de formación profesional para llevar adelante su labor dados los recortes que está sufriendo. Me entero también en esta grisácea mañana que uno de los sindicalistas históricos, Manuel Fernández «Lito», dejará en el otoño próximo la secretaria estatal del metal de la UGT tras quince años en el cargo. «Lito», tiene 66 años, está curtido de muchas batallas laborales. Ha sido consejero en Arcelor Mittal y es una de las personas más enterada de la problemática siderúrgica europea. Ahora le llega el júbilo de la jubilación, pues a disfrutarlo, todo lo contrario que su colega Justo Braga, el secretario regional de UGT, que va a intentarlo de nuevo para otros cuatro años.

Como era de esperar la derecha se ha tirado a la yugular del alcalde de Pravia Antonio de Luis Solar pidiendo a la fiscalía que intervenga. El ya ex presidente de la Federación Asturiana de Concejos -interinamente se hace cargo de la presidencia el vice Avelino Sánchez, alcalde de Llanera- ha reconocido su error al avalar sin conocimiento de la corporación praviana a una empresa que iba a optar a la explotación de la zona azul de la villa, pero con la crispación existente en el panorama político regional me temo que no le va a quedar otra salida que la de dimitir también de alcalde de Pravia. Una pena porque el chaval prometía.

El sastre de Liberbank, o sea, Manuel Menéndez, ha sacado por fin la tijera y los empleados de las tres cajas, Cantabria, Extremadura y Asturias, van a saber lo que vale un peine. Esta tarde hay convocada una manifestación ante la sede central en Oviedo, en la plaza de La Escandalera. De escándalo lo califican los sindicatos el recorte anunciado. Durante años, hay que reconocerlo, el empleado de Cajastur y compañía gozó del mejor status laboral de nuestra sociedad, pero cuando el estado del bienestar comienza a hacer agua, ya se sabe, la inundación afecta a todos los estamentos. El caso es que Asturias ha perdido su principal entidad financiera y los 30 millones de euros que cada año repartía la Obra Social y Cultural de la misma. Bien nos la armó Manuel Menéndez y el hoy ex presidente del Banco de España Fernández Ordoñez, eso sí, ante la indiferencia, o incluso apoyo, de nuestros dirigentes.

You can leave a response, or trackback from your own site.

3 Responses to “Lo que vale un peine”

  1. Borja dice:

    ¿Foro, travesía del desierto?, no te habrás confundido Ávila, y habrás querido decir PP? Un partido nuevo y segundo en número de diputados, no me parece a mí que ande caminando por les caleyes del desierto,

  2. velino dice:

    PObres»iturrates»y más pobres»carlinos» y Benja apuntándose a un bombardeo controlado y usted en el menú.
    Hagan como el de Pravia que se va cuando se lo piden,más el espíritu de «Kiko» reverdece.
    Hay que leer sin entrelineas a Odon Elorza y algunos otros. El PSOE-ese si languidece que diría Aznar- tiene a guevu la alcaldía de Oviedo.
    A ver si nos vemos Wenceslao y yo y planificamos en serio,aunque la derechona local prefiera-ahora- a Lepoldo y sus «alderiques».
    Al resto no los conoce ni Dios más allá de sus fotos en los papeles.Hay que pisar barrio como hace Rivi,mismamente debajo de mi casa que es la suya,la de el.

  3. Rofer dice:

    En efecto, velino, los políticos tienen que pisar más la calle. Por ejemplo, no entiendo la iniciativa del PP de abrir sus sedes al público (¿no se supone que todas lo están?). Tienen que estar con la gente, preocuparse de sus problemas. Al respecto, un 10 para Carmen Moriyón, que se pateó Gijón cuando era candidata y que sigue haciéndolo ahora de alcaldesa.

    Por ejemplo, sé que unos vecinos fueron a plantearle unos problemas de deterioro en una determinada zona de la ciudad. Le presentaban fotos, se lo explicaban… Sin embargo, ella les dijo que lo mejor era acudir en persona con el concejal de turno para conocer mejor la problemática. Y, en fin, durante estos meses ha estado por todo Gijón para hablar con aquellos que la han votado o no. Su última visita fue a la zona rural (http://www.elcomercio.es/v/20130521/gijon/moriyon-arrieta-visitan-castiello-20130521.html). El político tiene que saber que está al servicio del pueblo, que no se le entrega un cheque en blanco para que se apoltrone.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme