Cuestión de bisturí

Me alegro que solo haya sido un  susto y es que el otro día ese excelente editor de «El Fielato» en el oriente de Asturias que es Borja Márquez tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Tereñes (Ribadesella) donde veraneaba mi recordada colega Merceditas Cabal Valero al fallarle el motor del ultraligero en que viaja por los cielos de Asturias. Siempre digo que la cósmica visión que Borja Márquez tiene del Principado proviene de sus vuelos sobre nuestra querida tierra, principalmente de Foz (Lugo) a Cangas de Onís. Mejor manera de vigilar nuestra agricultura y ganadería, imposible. Si hoy estamos pendientes de las elecciones en Alemania, donde Angela Merkel y Steinbruck se disputan el poder -lo que es seguro es que no habrá mayorías absolutas- dentro de unas fechas deberemos estarlo de las elecciones a la presidencia de la Central Lechera Asturiana de la que Borja Márquez es todo un experto. No lo va a tener fácil para la reelección Bertino Velasco.

A base de esfuerzo y trabajo hay grupos empresariales a quienes la crisis no asusta y uno de ellos es Alimerka bien dirigido por Alejandro Fernández, hijo del fundador Luis Noé, lamentablemente fallecido hace unos años. Con más de 5.000 empleados e implantado en el Principado y provincias adyacentes, se dispone a invertir 2,5 millones de euros para crear un gran super con 70 empleos en la vecina localidad leonesa de San Andrés de Rabanedo. Según ha manifestado el alcalde de dicho concejo, Goyo Chamorro, se trata de «una importante actuación» para el municipio y todos los trámites administrativos ya se encuentran «avanzados«. En fin, que no todo van a ser malas noticias para las empresas asturianas.

Me alegra que el gobierno asturiano esté en radical desacuerdo con el de la nación respecto a  aplicar el copago a los medicamentos a recoger en farmacias hospitalarias por enfermos crónicos. Se une así a otras comunidades como Castilla León o Andalucía, por citar. Si Javier Fernández y su equipo son absolutamente sumisos a las directrices presupuestarias que les marca el ministerio de Cristóbal Montoro quien en privado no para de alabar la actitud colaboracionista del gobierno socialista de Asturias, no podrá sin embargo asumir sin protestar los recortes de Mariano Rajoy y los suyos tendentes a bajar el estado del bienestar a tercera división. Aunque en el último Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes se haya suprimido casi medio centenar de organismos públicos y las tarjetas a altos cargos de los ministerios, tengo la impresión de que no acaba de meterse el bisturí al aparato de las administraciones central y autonómica en las que multitud de políticos campean a sus anchas con generosas retribuciones y, si no, vean, el caso del parlamento asturiano donde sus señorías llevan meses discutiendo el sexo de la nómina o como subirse el sueldo con la excepción, justo es consignarlo, del grupo popular que Mercedes Fernández y sus nueve diputados no solo renuncian a dietas y otras gabelas sino que también están a favor de reducir el número de escaños. Actualmente son 45.

En fin, en este soleado domingo, además de las elecciones alemanas habrá que estar atentos al Real Oviedo y al Sporting. Y aún quedará tiempo para tomarse el último mojito en los chiringuitos mateínos. Hoy, con la fiesta en el Cristo de Las Cadenas finalizan las tradicionales de San Mateo en Oviedo. Un nuevo curso está en marcha y muchos problemas en la mesa por resolver comenzando por esa operación en la cadera izquierda a la que deberá de someterse Su Majestad el Rey.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme