Conversaciones en Asturias

Acudí esta noche a la sala de cámara del Auditorio Príncipe Felipe para asistir a la presentación en sociedad de la agrupación cultural «Ciudadanos por Asturias» fundada hace unas fechas por el ex forista Raimundo Abando Tartiere, no como un partido político, insiste mucho en ello, sino como una asociación de estudio y debate permanente. Hoy la puesta en largo consistió en la primera de las «Conversaciones en Asturias»que irán celebrándose a lo largo de los próximos meses y que en este caso tuvo como protagonista al ex presidente de la Comunidad de Madrid, ex diputado del Congreso, presidente del Consejo Social de la Universidad de Alcalá y escritor Joaquín Leguina, al que muchos de mis colegas consideran el azote del zapaterismo lo que refleja muy bien, entre otras cosas, en el libro que está promocionando «Historia de un despropósito».

La sala registró media entrada, unas 250 personas, lo que en mi opinión no está mal. Pocas caras conocidas, muchas parejas y edad de 50 para arriba. La juventud huye de lo que consideran estos rollos como del fuego. Una pena. Raimundo Abando, muy a lo Kennedy, fue el entrevistador del político socialista -sigue militando- a quien vi, por cierto, un tanto fondon pero, claro, los años pasan para todos. Raimundo Abando, preocupado como todos, por la situación de Asturias y el desnorte de los partidos políticos, pidió colaboración y posicionamiento al respetable pero, claro, ¿Cómo?, ¿A través de qué?. Como Adan fue expulsado del paraíso forista -mejor dicho, se dio de baja en desacuerdo con el general secretario- pero ¿Que manzana morderá ahora?. En todo caso, la iniciativa de estas conversaciones con personajes de relieve no es mala. Se habla ya de una próxima conferencia de Pedro J. Ramirez. Seguro que ese día se llena el aforo de la sala principal.

Raimundo Abando tiene porte aristocrático y tablas por lo que no se salió ni un momento del guión elaborado por él mismo. Joaquín Leguina no rehuyó cuestión alguna. Fue crítico con unos y con otros, incluído su propio partido, pero no hiriente ya que, en definitiva, estaba promocionando su último libro, «Historia de un despropósito», del que unas horas había vendido, autógrafo incluido, unos cuantos ejemplares en la librería Cervantes -En el auditorio está prohibido vender libros, que lo sepan-. En definitiva, a preguntas del ex presidente de la Junta de Obras del Puerto de Avilés, el citado Raimundo Abando, el ex dirigente socialista confesó haber sido muy rojo y castrista en su juventud hasta el punto, creí entender, que dos de sus hijos se llaman Fidel y Ernesto pero los años calman los extremismos y arrastran por lo menos hacia el centro, ¿O quizás es el conformismo?, que es lo que le ha pasado al veterano profesor de Demografía. Con la habilidad del veterano parlamentario para responder a las respuestas, incluso las muchas y a veces farragosas que le hizo el público, Joaquín Leguina nos hizo pasar dos horas entretenidas a un público que me huele está rebotado de los partidos tradicionales.

¿A quien vi por allí?. Ah, sí, en una esquina al magistrado Eduardo Serrano. También un viejo amigo de Leguina, su compañero de partido Nacho Quintana a quien encuentro estupendo tras superar un achuchón físico importante. Disimulado entre el publico el fontanero socialista de Siero, José Antonio García Casal «Piti», que me da la noticia del fallecimiento en Pola de Laviana -creo que tenía 100 años- de Veneranda Concheso, madre de Aida y suegra de Paco Fernández Corte, vice presidente de Cruz Roja de Asturias. El gijonudo colega, abducido por Oviedo, Manuel Cimadevilla toma fotos del respetable. Espero que no terminen en Langley. El doctor Adolfo Bharte Aza viene de la TPA de hablar sobre la figura de Adolfo Suárez. Echo en falta a José Ramón Ornia, ex director del ente público RTPA y que estuvo años a las ordenes de Leguina en la Comunidad de Madrid y eso que le avisé de la conferencia. Un empresario destacado, de incógnito, no pierde detalle. Se trata de Daniel Alonso. El cangués Manuel Rubio tampoco, ni Luis Peláez, el ex consejero de Agricultura con Sergio Marqués. También asistieron muy atentos el presidente de Telecable García Conde y el jefe de la asesoría jurídica de la compañía Juan Cofiño, antaño destacado diputado socialista en la Junta General del Principado. La próxima conversación la televisaremos por cable. Otro ex consejero de los tiempos de UCD, Antonio Checa, toma notas. Como en la escuela.

Joaquín Leguina contó sabrosas anécdotas y criticó a los gobernantes y a la oposición, incluidos los suyos, por la izquierda y por la derecha. Saqué en deducción que a quien aprecia de verdad es a su antiguo jefe Felipe González. Cerca de las diez finaliza el acto público y el respetable abandona rápido la sala pasando ante la exposición de fotos de la Rumanía profunda sin apenas detenerse. En el ambiente queda flotando una frustración con los partidos clásicos, con sus dirigentes, con su inmovilismo, con su enrocamiento en los cargos. Abando Tartiere y su grupo quieren ser escuchados cada vez más en nuestra sociedad tan aquejada de males y si utilizan el equipo de megafonía de este acto seguro que lo lograrán. Hacía tiempo que no oía con tanta claridad a unos oradores. Como dijo el propio Joaquín Leguina, contando las verdades de barquero.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Conversaciones en Asturias”

  1. Ulises dice:

    Estoy plenamente convencido de que muchos de los asistentes de nombres conocidos estaban en el evento para tantear si era un buen coto de pesca y en caso positivo hacerse ver y notar. Porque claro, ir de capitanes está bien pero solo para empujar del carro no, para eso mejor están otros, léase «la plebe».

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme