Guerrero hasta el final

Al secretario de la AMSO Wenceslao López se le atragantó el café cuando esta mañana leyó en el blog de Antonio Masip que tiene decidido presentarse a las primarias para intentar de nuevo ser el alcalde del PSOE en la joya de la corona, Oviedo. Antonio Masip, camino de los 69 años y con dos ictus a cuestas, es el paradigma de la vocación política. Rico, ¿y guapo?, por supuesto simpático, toda su vida ha estado en función del ejercicio de la política aunque en algunos años la combinó con la práctica del Derecho. Culto, perseverante, narcisista, Antonio Masip es un ovetense peculiar, inspirado desde su infancia en lo que fue su padre, don Valentín, un buen alcalde de Oviedo allá por finales de los 50.

Como consecuencia de sus enfermedades el aspirante a alcalde tiene importantes limitaciones de movilidad pero de cabeza está en plena forma. De manera injusta, creo, la corriente de yugorines que ahora barre su partido le descabalgó del parlamento europeo siendo sustituido por el joven asturiano Jonás Fernández. La verdad es que Antonio Masip, juntos estudiamos en Los Dominicos todo el bachillerato en unión de otros cualificados colegas como Ignacio Gracia Noriega, Juan Luis Rodríguez Vigil, Rafael Sariego, Enrique Rozas Guijarro, José Manuel Montes, Andrés Tresguerres, por citar, me produce, digo, admiración la actitud del ex eurodiputado. Sin embargo, como a muchos de nuestra generación, creo que se les ha pasado el arroz y aunque el ex alcalde afirme que sus sondeos reflejan un gran apoyo de la familia socialista pienso que si al final se presenta a las primarias el batacazo será gordo y, la verdad, no merece el bueno de Masip terminar su carrera con una derrota en su propia ciudad.

Animado fin de semana en Asturias. Más de 5.000 personas en la fiesta vaqueira de Aristébano donde el alcalde de Oviedo Agustín Iglesias Caunedo recibió en olor de multitud el título de vaqueiro de honor. Mi espía preferida, la XPXIII, me comenta que el alcalde de Oviedo departió mucho, ambos vestidos de asturianos, con el pintor de Navelgas Manolo García Linares. Vecino de Oviedo, artista universal, y autor de varias de las esculturas que lucen por la ciudad no me sorprendería que terminase como aspirante a concejal en la futura lista a las municipales del Partido Popular aunque lo que de verdad él quiere es que le encarguen la escultura del perro Rufo. Por cierto que el próximo día 4 de agosto en el recinto de la Feria de Muestras de Asturias la Federación Internacional de Centros Asturianos en Gijón organiza la entrega de los galardones «Memorial Joaquín Alvarez» y «Madreña de Bronce». El primero será para el veterano emigrante en Buenos Aires, presidente de la Casa de Tineo en aquella ciudad, Venancio Blanco Andrés, y el segundo para el Pueblo de Navelgas que supongo será recogido por su hijo más ilustre, el citado Manuel García Linares.

Joaquín Alvarez fue un langreano que por razones de trabajo terminó afincándose en Sevilla en donde revitalizó y universalizó su centro asturiano. Por su carisma personal, sus relaciones, su colaboración con cualquier iniciativa social o cultural, hizo que Asturias y los asturianos estuvieran de moda en la capital de Andalucía, logrando que los lazos entre ambas comunidades se fortalecieran más de lo que desde siempre estuvieron. Lamentablemente falleció hace unos años pero su viuda y su hija continúan viniendo todos los años a nuestra tierra, que es la suya, y presidirán el acto en honor del inolvidable Joaquín Alvarez, gran asturiano y mejor persona y al que siempre tengo presente en mis recuerdos.

Me cuentan también que otro lugar de moda en nuestra tierra asturiana es por estas fechas el concejo de Somiedo en cuya capital se encuentra el palacio de Flórez Estrada cuyos descendientes lo utilizan desde hace años como atractivo hotel. Por estas fechas una empresa que ofrecer cursos de yoga lo tiene al completo y el mismísimo Sánchez Dragó dio el otro día una conferencia sobre como serenar el espíritu en tan soberbio paisaje. También anda por allí el directivo de Liberbank Felipe Fernández, una de las mejores escopetas de nuestro país.

El caso es que no hay nada mejor en estas fechas que combinar trabajo con descanso por lo que un año más mañana la Federación Asturiana de Empresarios que preside Pedro Luis Fernández -asustado está por la actividad que ha encontrado en la patronal asturiana- reunirá en Oviedo a los integrantes de Empresarios Asturianos en el Mundo, una iniciativa muy acertada que hace unos años impulsó el entonces presidente de FADE Severino García Vigón y que luego mimó el director general de la patronal Alberto González. Hay mucho asturiano empresario importante por esos mundos de Dios y no conviene perderles de vista. Espero que nuestro presidente Javier Fernández se haya recuperado de su amnesia post congreso y busque un hueco en su agenda para recibirles.

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Guerrero hasta el final”

  1. Celso Gomez dice:

    Tal y como lo dije en estas páginas.

Leave a Reply to Celso Gomez

Powered by WordPress | Runone Theme