Se nos fue un ciudadano ejemplar

Es media mañana y me dispongo a salir con Amigos de Cudillero para Galicia cuando mi buen amigo Florentino Martínez Roces, presidente del Centro Asturiano de Málaga e impulsor de Langreanos en el mundo, me llama para darme una triste noticia: Acaba de fallecer en su domicilio de la Felguera Rufino Roces, un felguerino de pro, “Ciudadano ejemplar”, distinción que recibió hace un tiempo de manos de la entonces alcaldesa Esther Díaz y persona que a lo largo de su vida no solo defendió el concejo y Asturias sino que realizó una inmensa actividad cultural y social como presidente de Festejos San Pedro, director de la Fundación Marino Gutiérrez y otros muchos cargos más.

Apenas recibo la llamada desde Málaga cuando escucho en el celular otra voz amiga para confirmarme la triste noticia. Es la de nuestro común amigo Antonio Fernández Velasco, íntimo de Rufino. Los tres solíamos cada cuatro o cinco meses reunirnos a comer en La Felguera para hablar de lo divino y de lo humano. Precisamente el domingo Antonio Fernández Velasco cumple los 94 años y el lunes, como es tradición en él, invitará a merendar a los miembros de la coral de La Felguera de la que es incansable impulsor.

A Rufino, en compañía de su esposa y de sus hijas, le ví no hace mucho en Navelgas durante la fiesta del Día de los Pueblos de Asturias. Ese día otro buen amigo común, el pintor Manuel García Linares, ya me puso mala cara cuando le pregunté por la salud de Rufino lo que a los pocos minutos me confirmó su propia esposa. Pese a que la enfermedad ya le tenía devorado Rufino mantuvo el tipo hasta el final porque no solo acudió a Navelgas sino que no hace muchos días aún estuvo en lo que sería su último acto, la Amuravela de Cudillero.

Persona culta, amante de escribir en los periódicos sobre su tierra, tengo grabado en la mente y en el alma el día que le nombraron “Ciudadano ejemplar” y le hicimos un populoso homenaje en LangreHotel. En su intervención el bueno de Rufino, con la modestia que le caracterizaba, se preguntó en voz alta “¿Que he hecho yo que pueda servir de ejemplo?”. Pues a lo largo de tu vida -creo que tenía 75 años- has hecho mucho por tu familia, por tu tierra, por tus amigos, por Asturias, en definitiva. Su nieta Ana Roces en el acto leyó unas sentidas frases sobre su abuelo que nos emocionó a todos.

Te has ido, amigo, con la misma discreción con que viviste pero tu recuerdo permanecerá imperdurable. Los colectivos felguerinos con los que has colaborado durante más de 50 años no te olvidarán, tus amigos tampoco. En Festejos de San Pedro, Fundación Marino Gutiérrez, la Orquesta Langreana de Plectro, Langreanos en el mundo, Les Filanderes, etc. te tendrán siempre presente.

Seguro que desde ese espacio que tenías reservado en el cielo rezaras por nosotros y no abandonarás jamás a tu querida Asturias. A tu esposa, hijas y nieta, mi más sentido pésame. Hoy se nos ha ido, sin duda alguna, un ciudadano ejemplar.

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Se nos fue un ciudadano ejemplar”

  1. Desde donde nos estará esperando, confió en que nos echará un cable para redactar de una vez ese Código de Ética y Buena Conducta que tanto se echa de menos en esta España nuestra y en esta Asturias mas nuestra.

    Llegan corruptos y se nos van Ciudadanos Ejemplares.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme