El allerano que nunca existió

Moreda, todo el concejo de Aller, celebró hoy la fiesta de los Humanitarios de San Martín. Desfile de carrozas y grupos folclóricos con la presidenta Esperanza del Fueyo a la cabeza tras la tradicional misa en la que no hubo problema alguno pese a la tirantez existente entre la asociación y el párroco. Esperanza del Fueyo anda preocupada, no es para menos, por las apreturas económicas de esta veterana asociación que puede verse abocada a la desaparición si no surge ayuda rápidamente. Estoy seguro que los alleranos responderán como el empresario Franco Rodríguez que vino expresamente desde Barcelona a la fiesta. Fundó la asociación Gaspar García Laviana con el que estudió en el seminario, asociación que preside el periodista ovetense Ramón Sánchez Ocaña. Con la ayuda enviada desde España se está construyendo una escuela comedor en Guatemala, una labor solidaria muy importante sin duda alguna.

Franco Rodríguez se abraza con uno de los alleranos más populares, el primer hijo predilecto del concejo, el psicoesteta Ramiro Fernández quien acudió, como hace todos años, a comer les fabes y el panchón a «La Casona» de Nembra donde nació. Cuarenta señoras de la parroquia gijonesa de la Inmaculada que compartían comedor quedaron con la lengua fuera al verle entrar, tal es su popularidad. Creo que hasta firmó algún autógrafo en presencia de sus invitados el ex árbitro Javier Víctor Fernández, el periodista Jose Luis López del Valle y los gijonudos Manuel Louzao y Agustín Antuña. Por supuesto se brindó por el Sporting y el Real Oviedo.

En un excelente día otoñal las chimeneas de las casas de Moreda echaban humo sin parar preparando las vecinas la tradicional comida. No vi al alcalde David Moreno Bobela pero supongo que la imputación judicial a que está sometido no le habrá privado de disfrutar de la fiesta. Aller aún mantiene abierto el pozo Santiago con el castillete del antiguo pozo San Jorge a la entrada, pintado de blanco como si fuera a realizar la primera comunión. A la derecha, el viejo pozo de San Antonio con el cementerio al lado que siempre me dio mal fario.

Supongo que entre la multitud festiva habrá estado la también allerana María Teresa Mallada, presidenta de HUNOSA y el ex delegado del Gobierno Obdulio Fernández. ¡Cuantos recuerdos me trae esta tierra!. Y de compañeros como Graciano García, Juan de Lillo, Leoncio Camporro, el ya fallecido Oscar Luis Tuñón, Vima que también falleció hace unos meses, y muchos otros personajes que hicieron historia reciente en Asturias. Recuerdo que en ocasiones mucha gente pensó que yo era allerano, pero no, no tengo ni familia en el citado concejo. Supongo que la leyenda urbana habrá nacido de los muchos reportajes que a lo largo de mi vida hice en tan querida tierra incluidos los bailongos en «La Bombilla». Hasta un verano anduve a la caza del cuélebre en Felechosa. Soy como el allerano que nunca existió pero que quiere mucho a esta franja, desde Cabañaquinta -nunca me olvido de Joaquín Manasé, uno de los últimos supervivientes de la antigua Voz de Asturias- al puerto de San Isidro. Asi como de Manuel Luis García «Cuqui», uno de los más forofos de su concejo que conozco y que esta mañana estaría en la fiesta, de bar en bar, montera picona en ristre.

Tras la fiesta, a la tertulia «De hoy no pasa» de la TPA. Coincido con la coral de Soto del Barco y una de sus componentes me saluda recordándome  lo que bailamos de jóvenes en Ritmo Club, en Oviedo, en aquellos años, los 60, propiedad de Ramón Rato, padre del de las tarjetas, y de la familia Toyos cuando ambas tenían también en propiedad Radio Asturias antes de que el régimen de Franco echase el candado al Banco de Siero.

En la tertulia que tan bien lleva Arantxa Nieto encuentro al abogado gijonés Fernando de Silva. Tras militar muchos años en el PSOE hace unas fechas se ha afiliado a Podemos aunque, eso sí, sin coleta. Le digo que iría muy bien en la lista de Podemos a la autonomía pero lo rechaza. No quiere cargos políticos, ya bastó con su antiguo partido, pero se le ve muy animado con la nueva opción política en la que se ha embarcado. Y es que Pablo Iglesias no solo encandila a los veintiañeros.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme