La dacha de Javier Fernández

Paseo por Oviedo y me tropiezo con el concejal de Cultura Roberto Sánchez Ramos, ésta vez sin el acompañamiento de Juan Vega o de Javier Batalla, en la plaza de Longoria Carbajal. Le enseño las obras de lo que será la entrada de la delegación del casino de Gijón en la capital de Asturias y que corre a cargo del empresario del juego José Antonio Carbajosa en los locales del antiguo bingo del Centro Asturiano. Al lado, en la calle de Caveda, frente al bingo, la cafetería "El Pinchín" ha cerrado, Una lástima y es que no es oro todo lo que reluce en el sector de hostelería, parte del cual, por cierto, se está tomando a broma la nueva normativa para las terrazas.

Suelo parar de vez en cuando en la de "La Corte" en la calle de Fruela y ello me permite observar el paso de peatones con semáforo de la citada calle en su entronque con la plaza de La Escandalera. Debo hablar con el tripartito y pronto porque son cientos los ciudadanos que cruzan el mismo en rojo y cualquier día hay una desgracia. Ayer sobre las seis y media de la tarde vi hacerlo al candidato de Ciudadanos y diputado regional Ignacio Prendes, acompañado de varios correligionarios de Madrid, así como al cónsul de México en Asturias Jesús Gutiérrez Rodríguez. Todos van con cara de velocidad pero ello no es justificación para saltarse el semáforo.

Quien sí lo cruza como es debido es la candidata de VOX Asturias al Congreso Elena Figaredo, sobrina de Rodrigo Rato con el que, problemas financieros aparte, se lleva muy bien. La candidatura de este partido a la derecha del PP se ha presentado en sociedad en Covadonga, a los pies de la Santina, que no es ninguna mala madrina.

Camino del hotel Principado me tropiezo con mi admirado Lalo Azcona que siempre me dice lo mismo "Avila, cada vez estamos más vieyos". Viene de presidir el consejo social de la universidad, triste pero no sola, camino de elegir nuevo rector en la próxima primavera. Y es que acudo a dicho hotel a la presentación del cuarto tomo de actividad parlamentaria de Enrique Alvarez Sostres e Isidro Martínez Oblanca, diputado y senador de Foro Asturias en esta legislatura que acaba de finalizar.

Con el título de "Más Asturias, mejor España" este volumen recoge sus más de 400 intervenciones, en general muy críticas con Mariano Rajoy y la política del PP dada la escasa atención que el partido gobernante en España ha tenido para con nuestra región, pero como ahora Foro y PP van de la mano a las elecciones generales del 20 de diciembre, sus cañones, los del partido fundado por Francisco Alvarez-Cascos, se dirigen hacia el PSOE. Fueron unas 40 personas, militantes y tres periodistas, incluido el que suscribe, los que asistimos al acto con la presidenta Cristina Coto y el secretario general Francisco Alvarez-Cascos en la mesa presidencial. Al general secretario de Foro le encuentro como cansado lo que no le impidió en su breve pero incisiva intervención lanzar algún dardo críptico contra Rajoy y su partido y con claridad contra Javier Fernández, lamentando el desprecio que el presidente del Principado tiene con los diputados de Foro en sus intervenciones en el parlamento regional. Alvarez-Cascos calificó de dacha el nuevo chalet que el jefe del Ejecutivo tiene en la zona de los ricos de Gijón, o sea, en Somió, por lo que me ha metido en ganas de conocerla así que cualquier día de estos pediré al secretario general de la FSA que me la enseñe.

En este matrimonio aún no consumado entre Foro y PP está claro que el hasta ahora senador forista Isidro Martínez Oblanca saldrá elegido como nuevo diputado al ir de dos en la lista del PP y punto pelota. Al Senado va la forista Rosa Domínguez, alcaldesa de Peñamellera Alta, presente en el acto, pero no tiene posibilidad alguna en mi opinión.

En el acto no estuvo la alcaldesa de Gijón Carmen Moriyón pero si su mano derecha Fernando Couto y el también concejal Jesús Martínez Salvador. También andaba por allí la portavoz de Corvera Teresa Domínguez que va de seis en la lista al Congreso y el dirigente local de Noreña Ignacio Iglesias.

En su intervención me sorprendió que Francisco Alvarez-Cascos no citase a su admirado Melchor Gaspar de Jovellanos cuyo aniversario de su fallecimiento, el 27 de noviembre de 1811, acaba de ocurrir. El ideólogo José Luis Magro me lo recuerda. Tampoco quiso perderse el acto el doctor Adolfo Barthe Aza, forista hasta la médula y que estuvo muy atento a las palabras de Enrique Alvárez Sostres. Este profesor avilesino, en su día, como su compañero Isidro Martínez Oblanca, veterano militante del Partido Popular que abandonaron hace cuatro años, atraídos por el proyecto regionalista de su admirado Alvarez-Cascos, y al que supongo no pasará mucho tiempo sin que retornen, ahora que ha dejado la primera fila bien puede ser quien prepare la reconquista de Oviedo para Foro cuando dentro de tres años y medio se celebren de nuevo las municipales. Me consta que ya maneja candidatos.

Como el horno no está para bollos, económicamente hablando, al término de la presentación del libro ni vino español, ni sidra asturiana y menos cava catalán, pero, eso sí, el jefe prensa, mi querido Pedro Ramos, nos regala un libro a cada uno de los presentes. Ya tengo esta semana con que combatir el insomnio.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme