Felices fiestas

Felices fiestas, queridos amigos y lectores. Que nuestros flojos políticos piensen un poco en el bienestar de los ciudadanos que les pagamos y nos permitan vivir bien y con tranquilidad en el 2016 aunque personalmente lo pongo en duda. Esta noche Santa Claus entrará sigilosamente en muchos hogares y desde luego carbón no traerá la producción en Asturias está por los suelos- pero si espero que a niños y mayores les traiga sensatez, trabajo y, por supuesto, salud que es a los que todos aspiramos una vez que un año más "El Gordo" ha pasado de largo sin dignarse mirarnos. Por cierto, estoy seguro que el pasado día 22 "El Gordo" que tocó en Roquetas de Mar habrá ido para algún asturiano teniendo en cuenta que en el centro del pueblo el Montepío de la Minería tiene un gran edificio de apartamentos. A quien sí estuvo a punto de tocarle un buen pellizco fue al concejal de Cultura del ayuntamiento de Oviedo Roberto Sánchez Ramos "Rivi" que vive al lado del Bar Marbella que distribuyó dos millones de euros en premios, pero, una pena, ni él ni su esposa cayeron en la cuenta de adquirir un décimo de los premiados. Nos reservaremos para "El Niño".

Si me preguntan quienes son los concejales más activos del tripartito municipal de Oviedo les diría que el citado "Rivi" y el de Somos encargado de economía, el doctor Rubén Rosón, "el huracán" como le llaman sus fans. Sin tener ni idea de lo que es llevar una economía municipal lo está haciendo bien en la capital del Principado, con sensatez, aprovechándose además de que la oposición, grupo popular y Ciudadanos, son flojos. El venerable alcalde Wenceslao López, que por edad bien podría ser abuelo de la mayoría de los de Somos,templa gaitas -para eso tiene a disposición una excelente banda con tambores incluidos- y mira desde lo alto de su despacho a Vetusta como, supongo, lo haría siglos atrás don Fermín de Pas.

Me comentaba un ciudadano de derechas que a medida que pasa el tiempo el tripartito le parece menos fiero de lo que creía. Por lo menos están metiendo la tijera de los recortes con discreción, respetando los 450.000 euros para la Temporada de Amigos de la Opera y los 350.000 para la Fundación Princesa de Asturias lo que provocará, estoy seguro, que esta noche la directora Teresa Sanjurjo les dedicara un brindis durante la cena. He sabido también que pese a la buena disposición del alcalde, que además es socio del Centro Asturiano, el tripartito quiere quitar la subvención anual que el Centro Asturiano tenía de unos 60.000 euros. Aunque sea un club privado tiene 17.000 socios y su labor social y cultural es impresionante. El recientemente reelegido presidente Alfredo Canteli ha impulsado unas muy importantes mejoras en las instalaciones en el monte Naranco pero Canteli y su directiva no es de los que mendiga, así que tomará el feo del tripartito con dignidad y la cabeza bien alta. También la tijera ha metido mano en la subvención a los premios de la Lírica y me temo que no sea el único recorte. Por lo menos el tripartito ha logrado ahuyentar a los estorninos del campo de San Francisco. Queda pendiente el futuro del Asturcón, la ubicación de la feria de ganados en la Ascensión, la municipalización de la recaudación de impuestos y otros muchos frentes pendientes en nuestra ciudad. Las Pelayas imitarán esta tarde a los Angeles cantando en su convento con el ex concejal José María Fernández del Viso en primera fila mientras los servicios sociales atenderán un año más a esa parte de la población doliente que al decir de los sociólogos cada vez es más numerosa.

El concejal de Cultura Roberto Sánchez Ramos quiere sacar más jugo al Teatro Campoamor -no solo de premios, ópera y zarzuela vive el ciudadano- potenciando en su escenario el teatro a cargo de compañías asturianas. Como supongo que depende de la Sociedad Ovetense de Festejos tengo que llamar a mi amigo, antiguo compañero de mili, el vicepresidente ejecutivo Avelino López para que se reconcilie con el Príncipe Aliatar, y es que desde hace muchos años el mítico locutor de Radio Asturias, José Luis San Martín, que a sus ochenta años sigue con la energía de un chaval trabajando como actor en el grupo "Márgen", hace durante una semana de Príncipe Aliatar en Trascorrales para recibir y atender a la grey infantil en sus peticiones a Melchor, Gaspar y Baltasar, por lo que le pagaban cuatro euros. Este año se los han quitado y el bueno de San Martín, que como todos los artistas tiene su orgullo, se niega a realizar semejante misión de manera gratuita. A falta de otro remedio el director de la SOF Javier Batalla haría de un excelente Príncipe Aliatar. Aunque con poco pelo, el llanisco tiene porte aristocrático.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme