Cuestión de aniversarios

El próximo martes España celebra el 38 aniversario de su Carta Magna, de la hoy discutida Constitución, ejemplo de transición de la dictadura a la democracia y que probablemente a estas alturas necesite ciertas reformas. Tras meses de interinidad Mariano Rajoy quiere asentar su gobierno en minoría y como era de esperar anuncia subida de impuestos para el uno de enero. La presidenta de Foro Asturias Cristina Coto, que no suele casarse con nadie salvo con su novio hace unas fechas, por muy socia que se haya hecho del Partido Popular de donde escapó en un tiempo no muy lejano, critica la decisión de Rajoy. Ni en su programa, ni en su discurso de investidura el jefe del Ejecutivo aludió a que los españoles teníamos que rascarnos más los bolsillos.

A todo esto en el PSOE continúan las aguas revueltas con un presidente de la gestora a quien la derechona, y en concreto sus medios de comunicación, no paran de elogiar, pero lo cierto es que el bueno de Javier Fernández se ve desbordado con una Susana Díaz que ya ha comenzado a mover sus peones para liderar el partido, yéndose a Bruselas en plan estrella mientras su oponente Pedro Sánchez, interrumpe su gira por España para trasladarse a México. A la vuelta, tras visitar Valencia con discretos resultados, vendrá a Asturias. Aquí, creen los críticos, es donde tiene que iniciar la reconquista socialista acompañado por lo menos por María Luisa Carcedo y Adriana Lastra.

Antes de que finalice diciembre hay otro aniversario importante: los 80 años del principal diario de la región, "La Nueva España", quien para celebrarlo editará un número especial el próximo día 19. Situado entre los diez primeros periódicos del país la historia de "La Nueva España" sobre la que creo en su día hizo una tesis quien fue su director y consejero delegado José Manuel Vaquero, es un ejemplo de la evolución de la sociedad asturiana desde 1936 a hoy. Fundado en 1936 por el régimen franquista sobre las instalaciones que el diario socialista "Avance" que dirigió el mártir Javier Bueno tenía en la calle Asturias de Oviedo, mostró el yugo y las flechas en su cabecera durante los 40 años de franquismo hasta que en la década de los 80, ya en democracia, con los socialistas en el poder, Felipe González y su gobierno tuvieron el acierto de privatizar la cadena de los periódicos del Movimiento haciéndose con la propiedad del rotativo asturiano el empresario Moll de Miguel, de lo más discreto y serio que hay en el panorama de la comunicación en España. Además de presidir la Asociación de Empresa Familiar acaba de ser elegido presidente de los editores españoles.

En aquellos difíciles años de nuestra guerra civil y posteriores fue un falangista convencido y gran profesional de la comunicación, Francisco Arias de Velasco quien arrancó lo que luego sería un gran diario así como Radio Oviedo. Curiosamente, pese a ser propiedad del régimen franquista en aquellos años de dictadura, "La Nueva España" fue el primero en ventas y lectores, incluso en las cuencas mineras por aquel entonces con fuerte implantación en la clandestinidad de comunistas y socialistas. Ahora cumple 80 años y a continuar en esa línea liberal conservadora que le caracteriza.

Ya en el 2017, en abril concretamente, quien celebrará su 50 aniversario es la empresa pública Hulleras del Norte, SA. Fundada en 1967 tras el fracaso de los empresarios privados, tuvo que ser el Instituto Nacional de Industria (INI) quien se hiciese cargo de sus minas, muchas de ellas cerradas al día siguiente y de sus más de 30.000 trabajadores directos. Como todas las explotaciones de carbón con pérdidas la Unión Europea le tiene echado el cierre en el 2018. Lo cierto es que de aquellos 30.000 trabajadores hoy HUNOSA apenas llega a los 1.700. Así como la siderurgia nucleada en torno a otra empresa nacional, ENSIDESA, tuvo que redimensionarse, sí, pero ha salvado en parte los muebles, quiero decir, a 7.000 trabajadores directos, HUNOSA lo tiene crudo. Y es que la dificultad geológica de nuestras capas hulleras hace que sea muy costosa su explotación. La endémica crisis de nuestras minas hizo que en estos 50 años las cuencas mineras hayan ido para atrás y, por ejemplo, en estos momentos registren uno de los más altos porcentajes de paro juvenil de Europa. Mala gestión, políticos mediocres y despilfarro han conducido a tan triste situación.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme