Paseando recuerdos

Antes de que el tripartito entregue la ciudad a los niños me doy en esta espléndida y primaveral mañana una vuelta por el Centro de Oviedo a la espera de ver lo que me traen Sus Majestades. Un grupo de vecinos de El Cristo que abogan por una adecuada restauración de los terrenos de la antigua ciudad sanitaria llevan en protesta unos cuantos kilos de carbón a la presidencia del Principado pero Javier Fernández, ya se sabe, está en Madrid intentando salvar al PSOE.

Gran ambiente en el centro de la ciudad. Saludo al párroco de la Iglesia de San Juan, Francisco Javier Suárez, tras el funeral por el empresario Coqui Figaredo. El sábado a las once de la mañana se celebrará otro por el catedrático de la Escuela de Minas el allerano Moises Fernández, un gran tipo y mejor profesor, con el que colaboré unos años en la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad de Oviedo que presidió el también ingeniero Luis Tejuca. Moises Fernández fue técnico de ENSIDESA y dirigió las canteras que la ahora Arcelor Mittal tiene en la falda del monte Naranco. Recuerdo que allá por los 60 le hice un reportaje con motivo de haber instalado en las mismas el mayor triturador de piedra del mundo.

La calle San Bernabé, donde viví en mi infancia, a reventar. Siento que Diego Muñiz eche el pestillo a su establecimiento, "Quince de San Bernabé". Manolo García Linares pasea con su peña, incluido Manolo Cosmen, Costas y Paco pesca. Falta Ataulfo absorbido en un día como el de hoy por la venta de roscones en su confitería Asturias de la calle Covadonga. Aprovecho a tomar un vino en "Me APTC" con el que fue destacado hostelero de la localidad Raúl Díaz Fueyo. Estuvo dos años como profesor en el Instituto Bernaldo de Quiros de Mieres y trabajó también en Fábrica de Mieres, pero luego le tiró Vetusta e inauguró en la ovetense calle de Melquiades Alvarez la cafetería Choko que regentó durante trece años. Fue una de las más emblemáticas de la ciudad. Raúl antes de inaugurarla se lanzó un día por Madrid para inspirarse en algún modelo y lo hizo copiando un establecimiento que se llamaba Lord Jim en la calle de Claudio Coello. Llegó a tener en Choko treinta y cinco trabajadores, ahí es nada.

Con estos paseos me doy cuenta que hay baldosas sueltas en muchas de nuestras calles lo que supone un peligro para el viandante, principalmente para el personal de edad. También me doy cuenta del desafío que de aquí a octubre tienen los hosteleros con terrazas fijas. Según la nueva ordenanza tienen que desaparecer para convertirse en móviles recogibles. Los hosteleros calculan la inversión en unos 6.000 euros.

2017 debe ser un año, a falta aún de que el tripartito apruebe los presupuestos municipales, en el que Oviedo comience a solucionar algunos de sus problemas, como la finalización del complejo Jovellanos XXI, por ejemplo. Sobre la antigua fábrica de armas de La Vega, del antiguo HUCA y adyacentes, de la plaza de toros, la ronda sur, etc, largo me lo fiáis. Por supuesto hay que integrarse en el área metropolitana que proyecta la Administración autonómica y conseguir también que el Real Oviedo ascienda a la primera división aunque de ello ya se encargarán los dólares de Carlos Slim.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme