Cuando se mueve el banquillo

Sin duda ésta es la época más propicia en el terreno del fútbol pero en los tiempos que vivimos también lo es en la política y digo esto porque principalmente en la izquierda las aguas están cada vez más agitadas. A nivel nacional uno de los diputados fuertes del socialismo, Eduardo Madina, que en su día perdió frente a Pedro Sánchez en su lucha por la secretaría general y susanista convencido, ha enviado una carta al grupo socialista dándose de baja del mismo para dedicarse a la actividad privada. Por lo que sea Pedro Sánchez va desbrozando el camino para convertirse en el todo poderoso dirigente del PSOE en busca de La Moncloa a través de girar a la izquierda y utilizar, si puede, a Podemos.

En Asturias tampoco hay tranquilidad que se diga en la izquierda. El gobierno de Javier Fernández, conservador en la izquierda oficial, está actuando de manera apática y con varios frentes preocupantes como el tema del medio ambiente que ha obligado al jefe del Ejecutivo a enrocarse cada vez más dando las competencias en tan delicada materia a su nuevo hombre de confianza, el consejero de Infraestructuras Fernando Lastra y dejando en una posición desairada a su reprobada consejera de Medios Naturales María Jesús Alvarez. La política praviana lleva muchos años en el carro del poder, primero como presidenta del parlamento regional y luego como ministrina, y está desgastada. Barrunto que le queda poco al frente de dicha consejería. También recupera el presidente a una veterana, Pilar Alonso, como nueva directora general de Interior. El presidente sabe que tiene que cerrar filas con sus fieles para evitar que los de Adrián Barbón, versus Pedro Sánchez, se le cuelen en las instituciones autonómicas.

Habrá que ver también el efecto que la sentencia del caso "Renedo", y que se conocerá el día uno de septiembre, provoca en la Federación Socialista Asturiana con flamante sede social en la zona de la Ería, que ya ha abandonado sus locales en la calle de Santa Teresa. Realmente, al igual que le ocurre a Mariano Rajoy con su partido, dicho caso de corrupción tiene una influencia política en Vicente Alvarez Areces, entonces máximo responsable de una Administración tocada por la corrupción en la consejería de Educación que presidía su íntimo amigo Riopedre.

La oferta de colaboración que Javier Fernández ha enviado a Izquierda Unida y Podemos es a los pocos días papel mojado y por tanto IU y Podemos van por libre, manteniendo reuniones paritarias para buscarle las cosquillas al socialismo asturiano. Ambas formaciones ya han celebrado una primera reunión en una de la salas del parlamento regional, muy separados, eso sí, por una amplia mesa rectangular y con la ausencia, lo que me extrañó, del podemita Emilio León y del diputado Gaspar Llamazares. Este por fin ha descubierto sus cartas. Se opone a que IU sea absorbida por Podemos y amenaza con irse con su grupo Izquierda Abierta a cuestas. Ahí tiene una oportunidad el todavía secretario de la FSA de intentar su fichaje como en su día ocurrió tras el congreso de Perlora con Vicente Alvarez Areces y los suyos, caso de José Luis Marrón Jaquete o José Troteaga, por citar, ya tan alejados de aquellas experiencias políticas tan novedosas a raíz de la muerte de Franco. La negociación de un frente común IU/Podemos la lleva por un lado el ex alcalde de Lena Ramón Arguelles y por el otro Daniel Ripa que siempre me recuerda por su corte de pelo y forma de hablar a "Daniel, el travieso".

Y a todo esto la derecha viéndolas pasar a la espera de su oportunidad. Mercedes Fernández está tranquila mientras su colega la diputada Susana López Ares, en su día vicerrectora en el equipo de Vicente Gotor, sube enteros como diputada que es en el Congreso, y es que ni se separa en las ruedas de prensa de Rafael Hernando, el portavoz popular en la Cámara baja. No la perdamos de vista

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme