Como en un mercado persa

Mientras el financiero mexicano Carlos Slim, la sexta fortuna más grande del mundo, juega al dominó en la localidad gallega de Avión, a unos cientos de kilómetros del Carlos Tartiere, su equipo, el Real Oviedo, compone una nueva estructura futbolística para encarar la temporada 17/18.

Tanto el Real Oviedo como el Sporting continúan cada verano metidos de hoz y coz en un mercado persa de cese y fichaje de jugadores que en muchos casos no tiene explicación salvo interés económicos poco claros. Creo que el Sporting lleva este verano cinco jugadores nuevos mientras el Real Oviedo alcanza ya los diez fichajes, unos de su padre y otros de su madre, hasta el punto que convierten el equipo en una ONU -por primera vez en la historia se ha fichado hasta un húngaro- en la que le será difícil moverse al voluntarioso entrenador Anquela que al paso que va tendrá que apuntarse a una academia de idiomas para poder entenderse con la plantilla.

Debe ser la cuarta o quinta temporada en que el club carbayón al finalizar la temporada liquida a la mayoría de sus titulares, lo de Susaeta clama el cielo, y ficha como quien dice al peso, desconocidos y rebotados de equipos de poca monta. No se quien lleva la política de fichajes del club oviedista. Supongo que será el representante del grupo CARSO, el mexicano Joaquín del Olmo, que también se ha traído a otro compatriota para que se encargue de los infantiles, manda huevos, mientras la cantera parece dormida con un entrenador como Javier Rozada a la espera de sacar provecho al Vetusta. Estoy casi seguro que el consejo de administración que preside un tal Vallina, ex concejal del PP en el ayuntamiento de Oviedo, poco menos que se entera por el periódico del fichaje del día. Ya se que quien pone las perras es el que manda, y nada más lejos de mi que criticar en ese sentido a Carlos Slim y en concreto a yerno Arturo Elías quien acaba de manifestar desde México que el objetivo inmediato del Real Oviedo debe ser subir a primera. Lo curioso también es que las bajas que da el club al día siguiente ya han fichado por otro equipo nacional. Queda por conocer el futuro del gran portero Esteban cuyo contrato ha finalizado y tiene, por lo viso, la promesa de la propiedad de incorporarlo al staff técnico. Con los cuarenta ya cumplidos Esteban tiene aún ganas de jugar otra temporada así que es posible que al igual que ocurrió con Cervero, ahora fichado por el Mirandes, se aleje completamente del club de sus amores, Real Oviedo.

Ambos clubes, el Real Oviedo y el Sporting, van a tener una liga difícil con un primer enfrentamiento entre ambos en El Molinón el próximo día 10 de septiembre. Me gustan, eso sí, los entrenadores que han fichado para esta nueva etapa: Anquela por un lado, y Herrera por otro, y dentro de los lógicos aprietos sus economías parecen estar en buen momento. El Sporting está a punto de lograr lo 20.000 abonados y el Real Oviedo lleva camino de ellos. Su estructura interna es equiparable a equipos de primera división y disponen de dos buenos campos de fútbol. La presencia de ambos en la Segunda A echa mucha pimienta a la competición y ojalá los dos sean quienes ocupen los puestos de ascenso directo al final de la temporada. El Sporting, por decisión de su accionista mayoritario José Fernández, tiene en la lontananza vender el club, hasta los chinos están interesados, y el Real Oviedo se muestra sólido con la presencia mayoritaria del grupo CARSO en su accionariado. Solo nos queda esperar a ver que pasa. Para Asturias uno o los dos equipos en primera sería muy beneficioso. Confiemos en ello.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme