La Duro lo tiene duro

Se acerca el fin de año y una de las principales empresas asturianas, de las pocas que cotiza en bolsa, la centenaria Duro Felguera, no acaba de resolver su situación financiera, muy crítica en estos momentos, debido según los expertos a la mala gestión de su presidente Angel del Valle. Un grupo de bancos con el Santander a la cabeza quiere imponer una serie de condiciones para continuar prestando dinero a la compañía y que así tenga la liquidez necesaria, de la que ahora carece, para poder continuar compitiendo en el mercado internacional en busca de productos industriales.

Con una plantilla cercana a los 2.000 empleados, sede central en el Parque Tecnológico en Gijón, un frustrado desembarco en un nuevo y ostentoso edificio en Madrid y presencia en una treintena de países, la Duro lo tiene duro cara al futuro inmediato, al menos con el actual equipo de dirección. De unos años para acá el goteo de ejecutivos que han huido a otras firmas con mayor futuro ha sido constante y hasta el mismísimo ex ministro Carlos Solchaga se fue del consejo de administración al que pertenecía como independiente.

La actual situación ya se vio venir hace años cuando destacados accionistas como Sabino García Vallina, actual presidente de TSK, competencia de la Duro y con gran éxito en los últimos años, José Luis García "el de Melka" o el constructor de Vegasol, por citar, se fueron.

Cierto que la actual situación no es la primera crítica por la que atraviesa la compañía aunque siempre ha contado con el favoritismos de los distintos gobiernos socialistas del Principado. Ya en tiempos de Félix Mazón su equipo se las vio y se las deseo para sacar a Duro Felguera adelante lo que logró, tranquilizando sus aguas financieras el bancario Ramón Colao, antiguo ex director de recursos humanos del Banco Hispanoamericano, todo un señor y mejor gestor. Tras él vino un ingeniero de San Claudio, Juan Carlos Torres Inclán, uno de los mejores comerciales a nivel internacional que ha tenido, y tiene, Asturias, que volvió a colocar a la Duro en los más importantes puestos del ranking mundial pero cuando el empresario del transporte Gonzalo Arrojo y su socio Ramiro Arias se hicieron con el mayor paquete de acciones el yerno del primero, Angel de Valle, que aspiraba la presidencia, defenestró a Torres Inclán y así se inició la cuesta abajo de la empresa que además lamentablemente ha ido perdiendo su asturianidad, principalmente la relacionada con el concejo donde Pedro Duro la fundó hace 150 años, Langreo.

Ahora, además, tanto Torres Inclán como el propio Angel del Valle están denunciados por la fiscalía por pagar sobornos a ministros venezolanos para conseguir jugosos contratos. En fin, el caso es que tanto el presidente Javier Fernández como sus ministrinos, además de los sindicatos y la propia opinión publica, están muy preocupados por el futuro de la compañía. El consejero de Industria, Isaac Pola, que me parece de lo más competente de la Administración autonómica, sigue día a día la situación de Duro Felguera devanándose los sesos en busca de soluciones. Sin embargo para que en la lejanía se está cociendo una y es que en breve entre como accionista de referencia el grupo asturiano de Masaveu, apoyado por el Santander y el propio gobierno de Asturias colocando además en la presidencia de la compañía al todavía consejero delegado de Liberbank y presidente de EDP Manuel Menéndez. Así pues, ojo al dato que me sirve en bandeja mi espía preferida, la XP XIII.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme