Mear y no echar gota

El ministro de Fomento Iñigo de la Serna, aprovechando que su tierra, Cantabria, está a la vuelta de la esquina ha vuelto a visitar Asturias de manera oficial. Hoy acudió a inaugurar el tramo de la autovía A-63 entre Dóriga y Cornellana, 2,3 kilómetros, que se han terminado al cabo de diez años de que se iniciaran las obras para estar luego gran tiempo paradas, todo bajo el mandato del Partido Popular en España y también del PSOE. Autovía además aún sin finalizar y que empiezo a poner en duda que lo veamos.

Nuestros políticos argumentan que el gran retraso se debió a la crisis pero esa crisis no afectó las obras de otras infraestructuras en autonomías de mayor peso que el nuestro. Parece ser que hoy el presidente del Principado Javier Fernández se puso serio con el ministro exigiéndole que cuanto antes finalicen las obras de la nueva variante ferroviaria de Pajares. Este, por lo visto, promete que el AVE llegará a Asturias en el 2020. Claro que entonces, pienso, probablemente no gobierne España el PP, la legislatura actual finaliza en el 2019 sino antes, y el ex alcalde de Santander, hoy ministro, no tenga ya cartera de Fomento que llevar.

Escuchado con el respeto y atención que se merece el breve discurso del Rey Felipe VI, ponderado, conciliador y justamente patriótico, me dispongo a escuchar el de nuestro presidente el día de fin de año a través de las siempre serviciales cámaras y micrófonos de la RTPA. Se nota que Javier Fernández está cansado, no solo por edad y gobierno, sino por tener que pelear con un parlamento que en su mayoría, salvo IU, le es hostil, y con una nueva dirección en la FSA, proclive a las tesis de Pedro Sánchez antes que a las de Susana Díaz.

Pero vamos a estrenar nuevo año y nuestras carencias continúan ahí, a la espera de dirigentes que de verdad apuesten por Asturias, aquí y en Madrid, y consigan subsanarlas. Por ejemplo, la regasificadora de El Musel, que cada mes cuesta a los españoles por estar cerrada tres millones de euros, sigue sin inaugurarse. De la autopista del mar con Francia vale más no hablar. Del polígono de la Zalia, lo mismo, y en cuanto al tema ferroviario mucha promesa oficial sobre el futuro del FEVE pero este histórico tren de vía estrecha, hoy integrado en RENFE, se cae a pedazos con una pérdida escandalosa de viajeros. Lo del metro tren de Gijón va camino de superar las obras de El Escorial pero sin obras. La ronda norte de Oviedo, una utopía que tiene enfrentados a derecha y a izquierda. Tampoco se ha dado paso alguno para poner en marcha el área metropolitana por la que tanto ha suspirado últimamente Javier Fernández y las familias de alto standing financiero, al igual que está pasado en Cataluña, pero por distintas razones, se van para Madrid donde pagan menos impuestos, principalmente en sucesiones, y disponen de mejores servicios. Ni siquiera sabemos los asturianos cuando el gobierno de la nación inaugurará el centro Stephen Hawkings de Langreo, pese a llevar un tiempo finalizado y ya recepcionado por la directora general del INSERSO. A partir del próximo día uno de enero la autopista del Huerna costará más, trece euros para el sufrido automovilista, y el campo y la mar siguen siendo desde hace años sectores abandonados por la Administración de manera que los jóvenes no quieren ni oír de regresar a los pueblos que les vieron nacer y que en bastantes casos están ya completamente abandonados. Y a todo esto con los presupuestos prorrogados. Vamos, que lo de nuestra querida tierra es como para mear y no echar gota.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme