Más viva que muerta

Una semana intensa en actos lo que, siempre lo digo, demuestra que pese a los muchos problemas la sociedad asturiana está más viva que muerta.

Como siempre hago de vez en cuando acudí a Carbayín Bajo, a Casa Faustino, lugar donde se ubica la famosa bolera, hoy regentado el bar por mi compañero José Ramón Rodríguez "JR", nieto de Faustino y que de momento ha cambiado el periodismo por la restauración, tal como está de mal la profesión periodística. Es presidente de la Asociación Asturiana de Periodistas Deportivos desde hace 18 años aunque ahora lo va a dejar. Somos 130 profesionales de este periodismo en la región y siempre hemos ayudado al desarrollo de la distintas especialidades del deporte profesional y amateur.

Como es habitual en la cuenca minera Carbayín Bajo es hoy un lugar de residencia de jubilados de la mina. Las ruinas del pozo Pumarabule, esquilmado por chatarreros clandestinos, me lo recuerdan. Junto a él, languideciendo, el Centro de la Madera cuya dirección no es capaz de que el Principado se ocupe de él como es debido, comenzando con la instalación de las debidas comunicaciones para aplicar las nuevas tecnologías. Poco más arriba de Casa Faustino vive el ex presidente del Sporting Antonio Veiga. En la visita me acompaña el mítico radiofonista Severino Fernández, tantos años siendo la columna vertebral de Radio Asturias, y Chema Feito, profesor de Los Dominicos y un buen colaborador del hockey sobre patines, entre otras especialidades. También comparte mesa y mantel Pepe Fernández, nacido en la localidad, y que fue uno de los corresponsales más destacados que tuvo "La Voz de Asturias" en sus buenos tiempos aunque luego la vida le llevó al mundo de la banca.

El jueves asisto en el "Club de Prensa Asturiana" a la conferencia que el psicoesteta allerano Ramiro Fernández da sobre sus vivencias en Oviedo, donde reside y ejerce desde hace más de 50 años, dentro del ciclo que el inquieto Alberto Polledo organiza para La Balesquida. El ex presidente del Real Oviedo Manuel Lafuente hizo de maestro de ceremonias aunque nadie del club asistió al acto, que de un tiempo para acá por presión de las peñas la directiva mira con mal ojo al psicoesteta que fue directivo en tiempos de Eugenio Prieto hasta el punto que le tiene vetado la asistencia al palco. Todo parte, por lo visto, de cuando Ramiro Fernández salió en alguna foto apoyando en su momento al AC Oviedo impulsado por el entonces alcalde Gabino de Lorenzo.


La mayoría del público presente se enteró de ello tras una pregunta de uno de los asistentes pero fue el ex alcalde Antonio Masip quien con su potente voz y a capela expresó su asombro e indignación por la actitud del club carbayón lo que provocó un fuerte aplauso de los presentes, un público variopinto e importante como la presidenta de HUNOSA Teresa Mallada, el director de cine Julio de la Fuente, el presidente de Tribuna Ciudadana Alfonso Toribio, el ex presidente de FADE Severino García Vigón, la presidenta de Cruz Roja de Asturias Celia Fernández, el presidente de la Federación Asturiana de Fútbol Maximino Martínez acompañado por el cacique de la Real Federación Gonzalo de Azkárate, los ex árbitros Manolo Díaz Vega, Eusebio Alvarez, Javier Víctor Fernández No faltó tampoco el ex alcalde de Morcín José Antonio Martínez Allende a la espera de que su nieto "Josín", puntal en la defensa del Real Oviedo B, lo fiche el Real Madrid. Juan Mesa, ex gerente del Real Oviedo, me comenta que si el equipo no gana los próximos tres partidos, adiós al ascenso. Tampoco faltaron otros destacados oviedistas como Orlando Sánz, Ataulfo, Costas, a quien siempre le recuerdo cuando trajo como delantero a Lanzarote, Víctor Casal, Esperanza del Fueyo, presidenta de los Humanitarios de San Martín de Moreda, Pedro Cortés, cronista oficial del Centro Asturiano, que prefirió escuchar las vivencias de Ramiro Fernández a las de Adolfo Mariño, Abad de Covadonga, que hablaba a la misma hora en el club de campo. Políticos, lo que se dice políticos, solo los del Partido Popular: Ramón García Cañal, Tono Landeta, Luis Venta, y los concejales Belén Fernández Acevedo y Francisco Javier García "Chisco".

Al día siguiente, o sea, ayer, acto en el salón plenos del ayuntamiento de Siero en el que el sillón del alcalde está sobre las cabezas de los concejales, vigilados todos, eso sí, por un retrato de Felipe VI. Yo ocupo el sillón del único concejal del PINSI, Juan Camino, antiguo compañero en las tareas de HUNOSA y mejor amigo. Y es que un montón de amigos y admiradores acudimos a ver como Jose Antonio Coppen recibía de manos del alcalde Angel García "Cepi" el título de cronista oficial de Lugones. Coppen, un gran tipo donde los haya, lanzó puyas a la figura de Fernando VII, rey que entregó a Lugones, que pertenecía a Oviedo, a Siero, de ello hace ahora 200 años, y anuncio que donará a la Biblioteca de la localidad todos sus artículos y publicaciones que a lo largo de más de 50 años ha realizado sobre la historia de Lugones y la defensa de sus habitantes. A Coppen le glosó el cronista oficial de Colunga Juan Antonio Fidalgo y también estuvo presente el de Teverga Celso Peyroux. Una veintena de miembros de la peña "La Amistad" que bien activa la mantiene Gustavo González-Izquierdo, arropamos al nuevo cronista del que, seguro, sería un gran alcalde de Lugones si algún día tan populoso barrio se independizara. Pero no hablemos de Cataluña, para eso está el pelmazo de Puigdemont.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme