Las coletas, cada vez menos de moda

Continuamos con un tiempo inestable pese a lo cual las romerías son protagonistas en mil y un puntos de Asturias. En Gijón, sin embargo, la playa de San Lorenzo y el río Piles parecen estar gafados y ahora el popular río huele a gas oíl con el consiguiente enfado de los ciudadanos. Si me apuran es el principal problema con el que se enfrenta la alcaldesa de Foro Carmen Moriyón una vez se ha superado, no por ella sino por la división de la izquierda, la moción de censura que PSOE, IU y Gijón sí puede pretendía llevar a cabo para desbancar a lo que consideran derecha del poder municipal. Derecha e izquierda da lo mismo, los personalismos suelen truncar estas iniciativas y Mario Suárez del Fueyo, responsable de Gijón sí puede, que tantas veces manifestó que su objetivo era desalojar a la alcaldesa del sillón municipal, no pasó porque un socialista la sustituyera.

Quedan pocos meses para las elecciones autonómicas y municipales y la de Gijón será una de las más interesantes de Asturias. Foro, con la marcha de la alcaldesa, probablemente camino de la Junta General del Principado, deberá deshojar la margarita para elegir candidato, quizás sea el hoy concejal Couto, o quizás el presidente de la Asociación de vecinos de La Providencia, Manuel Louzao, que tampoco lo haría nada mal; el Partido Popular seguro que presenta a Mariano Marín "el breve", por lo pocos días que estuvo como delegado del gobierno, y Ciudadanos anda a la caza de candidato si bien se que les gusta el todavía director de la Feria Internacional de Muestras y "Gijonés del año" Alvaro Muñiz. En Izquierda Unida, aunque cada vez está más desunida a nivel regional, repetirá el bueno de Aurelio Martín, mientras la argentina afincada en Oviedo, y feminista a ultranza, Agustina Guglielmetti, recién elegida secretaria del Partido Comunista de Asturias, puede ser la candidata que encabece la lista de IU al ayuntamiento de la capital si, por fin, el veterano "Rivi" se retira definitivamente a los cuarteles de invierno.

A bote pronto el acontecimiento político más importante es el que tendrá lugar el próximo fin de semana con el congreso que en Madrid, donde si no, celebrará el Partido Popular para elegir al sucesor de Mariano Rajoy que, eso sí, será despedido en olor de multitud. Dos son los candidatos a elegir por algo más de 3.000 compromisarios. La ex vice presidenta Soraya Sanz de Santamaría y el vicesecretario de comunicación Pablo Casado. Los perdedores, como Dolores de Cospedal y García-Margallo apoyan al segundo mientras gran parte del aparato apuesta por la primera. De los 54 compromisarios que irán en representación de Asturias con Mercedes Fernández a la cabeza el voto, aunque secreto, se que irá para el fotogénico Casado. Si sale elegido serán dos guaperas, él y Pablo Sánchez, lo que ocupen por lo menos hasta el 2020 las portadas de los rotativos y de las teles. A la Soraya la apoya gran parte del aparato y la mayoría de los ex ministros que compartieron con ella el banco azul en el Congreso. De todas las maneras el PP lo va a tener crudo para recuperar La Moncloa. El nuevo jefe de Gobierno no tiene un pelo de tonto y si le sale medianamente bien el pleito catalán en mayo del 20 se traducirá en un importante aumento del número de votos para los socialistas. Lo cierto es que las coletas cada vez están menos de moda.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme