Desconectando que es gerundio

Encuentro al popular Miguelo, buen hostelero y camino de convertirse en figura del cine español, quien me echa la bronca porque desde hace unos días no publico en el blog. Y es que aprovechando una escapada a Portonovo, en el corazón de las rías bajas gallegas, aprovecho para desconectar que es lo mismo que recargar pilas cara al largo y caliente, políticamente hablando, otoño/invierno/primavera que nos espera.

Siempre me siento a gusto visitando Galicia, cuyo anillo de "Santiago y cierra España" llevo en el anular a modo de amuleto de la suerte. Portonovo junto a Sanxenxo, donde Mariano Rajoy también carga pilas por estas fechas, es un lugar atractivo para el turista nacional; el extranjero, salvo los portugueses, brilla por su ausencia. A la cabeza, los asturianos. Ir a la región hermana es un placer, todo por una cuidada autovía. Luego encuentro a muchos vascos y catalanes. La multitud de pequeños hoteles y apartamentos se llena por estas fechas mientras corre el marisco en Combarro y aledaños. La hostelería en esta zona de Pontevedra es buena, bonita y barata, al menos en relación con Asturias. En el centro de Portonovo se encuentra "El vagabundo", hotel restaurante, popular donde los haya, hasta el punto que parece que la gente juega al bingo en su acera y es que el dueño para poner orden da un número para cuando el poseedor es convocado acceder al comedor. El puerto, animado, aunque en esta ocasión no veo al yate de Amancio Ortega que suele atracar en él. Está claro que es mayo Alberto Nuñez Feijoo volverá presentarse a presidente de la Xunta. Ahora gobierna con mayoría absoluta con un escaño más que la oposición.

Me alojo en los apartamentos "Lua", agradables y discretos, piscina incluida. Enfrente está el mesón Casa Conde donde las muchas familias de veraneantes se dan cita en torno a una gastronomía sencilla pero muy atractiva. En los alrededores hay muchos "loureiros" o "furanchos", especie de casa particular que te abre sus puertas para ofrecerte el albariño, tinto o blanco, de fabricación propia. Tienes que llevar tu propia comida por lo que acudí a casa de "El portugués" con unas sardinas del Atlántico, lo que ya es difícil, que el buen hombre puso con mimo a la parrilla.

Es curioso, un ovetense policía nacional me saluda en el centro de Portonovo recordándome cuando hace treinta años me cubrió las espaldas durante algo mas de un mes. Era director de "La Voz de Asturias" y sufrí en aquella época de 1987 una serie de amenazas de la ETA, así, tal como lo leen, lo que hizo que el entones jefe superior de policía David Guerrero, me pusiera una discreta escolta policial durante las 24 horas. Toda una experiencia, la verdad, pero al cabo de un mes las amenazas desaparecieron y por tanto la escolta. Uno de los que cuidó mis espaldas fue este policía nacional que me reconoció en Portonovo. Sigue en activo, aún le queda un año para jubilarse, y disfrutaba como un servidor de la hospitalidad gallega.

En fin, de nuevo en la capital de Asturias, preparados estamos para las fiestas del Día de Asturias, visita de los Reyes e hijas incluidas a Covadonga. A ver a quien eligen este año los sabios del jurado de la Fundación Princesa de Asturias pueblo ejemplar de Asturias. Ya lo escribí no hace mucho, apuesto por el valle de Samuño.

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Desconectando que es gerundio”

  1. Joacu dice:

    Avila pienso que Miguelo podria ser un buen candidato cara a las proximos comicios municipales. Recientemente me lo encontre charlando con el Gordito de Ciudadanos

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme