Recuerdos trágicos

Debió ser a través de mi espía preferida, la XP XIII, que un equipo de la televisión autonómica de Canarias me localiza en Oviedo para entrevistarme sobre la ciudad de mis amores, en especial sobre la época del asedio a Vetusta cuando la malhadada guerra civil y posteriores años en que una Oviedo destrozada hubo de reponerse a base de apretarse el cinturón sus baqueteados ciudadanos.

Me entrevista la periodista Rebeca Paniagua que presenta el programa "Buenas tardes Canarias" que todos los días de lunes a viernes emite la televisión autonómica de las Islas acompañada del realizador Raúl Pulido. A lo largo de más de media hora hablé de lo divino y de lo humano sobre aquellos difíciles años de la pos guerra en nuestra ciudad. La periodista y el realizador nunca habían estado en nuestra ciudad, quedando gratamente sorprendidos de la misma a la que ni siquiera se imaginaban así, tras comer en La Gascona y contemplar Oviedo desde lo alto del Naranco.

Como le está pasando a muchos ciudadanos que quieren venir a Asturias tuvieron que viajar en avión a Madrid y de allí a Vetusta en coche alquilado, que lo de las deficientes conexiones aéreas del Principado es de traca. Y más que me enciendo cuando mis colegas canarios me confiesan que a los residentes en las islas, donde hay muchos asturianos, por cierto, tienen vuelos con la capital de España que no llegan ni a los veinte euros.

El origen del reportaje que esta periodista, también corresponsal del diario "El Mundo" en las Islas, está en la figura de un asturiano, José Manuel García Peruyera, que con sus 90 años reside en Las Palmas y que tras haber sido en el 36 uno de los supervivientes de la casa de Chorin, esquina Caveda con Foncalada, donde hubo cientos de muertos al caer una bomba de la aviación republicana que alcanzó el sótano donde se encontraba refugiados, terminó en el centro de exterminio nazi de Mauthausen. Allí, en Canarias, le han grabado su vida y la idea de estos reporteros en complementarla con la parte correspondiente a la guerra civil en Oviedo que García Peruyera vivió de niño con la terrible experiencia de haber sobrevivido al bombardeo de la casa de Chorin, bombas republicanas que probablemente buscaban el Cuartel de Santa Clara. Como nací en el 45, en concreto el día de la bomba atómica sobre Hiroshima, no viví la guerra en sí pero mi familia naturalmente que la sufrió y siendo aún un crío mi madre me contó como tuve una tía, su hermana, a la que no llegue a conocer ya que en pleno asedio de Oviedo un día cruzando la calle Cervantes le alcanzó una bomba de la aviación republicana matándola.

Este ovetense, superviviente del bombardeo sobre la casa de Chorin, hace años entregó en Rodiezmo, en la fiesta de los mineros, una carta al entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, en la que le solicitaba para él y para los que vivieron su infancia entre la bombas de Oviedo y quedaron huérfanos alguna clase de ayuda. Aún sigue esperando la respuesta del político leonés.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme