Una generación que se va

Y no porque no encuentren trabajo en Asturias, ni acomodo social; me refiero a la generación que está en los 70 años y sucesivos, de ahí la sorpresa que recibí esta madrugada, primero con el inesperado fallecimiento de Vicente Alvarez Areces, actual senador y durante doce años alcalde de Gijón y luego otros doce como presidente del Principado.
Pero su fallecimiento no ha sido la única mala noticia de este 17 de enero. También acaba de fallecer de manera inesperada, mientras escribía en el ordenador en su casa gijonesa, el abogado Francisco Prendes Quirós, otro socialista destacado que llegó al PSOE a través del partido de Tierno Galván y fue directo colaborador de Rafael Fernández y de Pedro de Silva en la época de la pre autonomía. Si a ambas muertes añadimos la ocurrida días atrás en Madrid del comunicólogo y medalla de oro de Asturias Juan Cueto Alas, está visto que hemos iniciado un 2019 en el que se van perdiendo ilustres asturianos a los que siempre echaremos de menos.

Tini Alvarez Areces fue un animal político que conquisto desde Gijón el socialismo asturiano tras pertenecer al partido Comunista en los tiempos de la clandestinidad. Con una gran capacidad de trabajo cambio con luces y sombras la villa de Jovellanos como su colega de la derecha, Gabino de Lorenzo, con el que mantuvo una buena relación, cambió también con luces y sombras Oviedo. El senador llevaba los últimos días muy agitado ante su comparecencia en la Junta General del Principado en la comisión que investiga los fondos para formación que manejaron los sindicatos y la patronal. Fue su ultima aparición pública, hace dos días, manteniendo un fuerte intercambio de opiniones con el presidente de la citada comisión, el podemita Emilio León.

Creo que habría que hacer justicia y reconocimiento a Alvarez Areces dando su nombre al nuevo Hospital General Universitario (HUCA). Fue quien lo impulsó pese a las críticas de los partidos de la oposición, estando hoy considerado en cuanto a instalaciones y personal entre los veinte mejores de España. Cierto que en su afán de rentabilizar dicha obra cuyo coste superó los 700 millones de euros lo inauguró varias veces por lo que fue muy criticado en la sociedad asturiana, pero no es menos cierto que el nuevo HUCA es hoy un orgullo para los asturianos como excelente referencia de la sanidad pública.

De Paco Prendes Quirós tengo muy buenos recuerdos, por su sentido socialdemócrata, excelente tertuliano y analista de la actualidad política, cuyas opiniones exponía de manera intermitente en los medios de comunicación, siempre sin acritud y muy bien razonadas. En esta semana negra y de despedidas para el PSOE no puedo tampoco olvidar el fallecimiento en Málaga de otro ilustre político, Martín Toval, quien tuvo gran relación con Asturias.

Lo dicho, el tiempo como inexorable reloj va cumpliendo sus ciclos y se va llevando generaciones, claro que siempre permanecerán de manera permanente en nuestro recuerdo. Haber tratado con Tini y Paco fue un gran honor. En su momento, queridos amigos, más tarde que pronto nos reencontraremos en las praderas de Manitú.

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Una generación que se va”

  1. Joacu dice:

    AVila me sumo al nombramiento de Paco Rodriguez como Hijo de Oviedo. Creo que es una decision muy acertada poriqe ha hecho mucho por oviedo

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme