¿Dónde está la May española?

Fue ayer en Oviedo un día de alto voltaje político con la presencia de Pablo Casado y Santiago Abascal. El líder del Partido Popular se limitó a tomar el vermouth y contestar a nueve preguntas en el hotel Ayre en presencia de algunos empresarios, quienes acababan de escuchar al presidente de la CEOE Antonio Garamendi en el hotel de la Reconquista, a punto éste de fichar como asesora a la ex ministra de Trabajo Fátima Bañez, la que en el gobierno de Mariano Rajoy enviaba en enero carta a los pensionistas comunicándoles el aumento de sus retribuciones un 0,25 por ciento, además de estar presentes también las distintas familias populares, cada vez más enfrentadas entre sí; por su parte el líder de VOX Santiago Abascal se dio un baño de multitudes, primero en Covadonga, postrándose a los pies de la Santina, y luego en el Calatrava donde el lleno fue total hasta el punto que varios centenares de seguidores no pudieron acceder al interior del palacio de congresos. Y lo que para muchos es preocupante, especialmente para la competencia política: Mucho público joven en el acto.

Por su parte Atresmedia ("La sexta" y "Antena Tres") tiene ya todo preparado para el único debate al que asistirán los cinco principales espadas políticos: Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal. Según me cuenta con sorna un amiguete los cinco tienen pintan de vendedores de "El Corte Inglés" y supongo además que el feminismo nacional eche en falta en España a una mujer al frente de una gran formación política, la Theresa May española, que como bien dijo el otro día la diputada asturiana Adriana Lastra ya son el 50 por ciento de nuestra sociedad así que lógicamente quieren su parte del pastel social, político y económico. De todas las políticas emergentes quien tiene más posibilidades de alzarse en su momento con un número uno es la diputada Irene Montero, la esposa de Pablo Iglesias y número dos de Podemos.

Se ha firmado el plan de empresa de HUNOSA hasta el 2027 aunque para entonces todos calvos; su presidente, el ingeniero Gregorio Rabanal es el ejecutivo más antiguo de la compañía y creo que fue un acierto su nombramiento por los socialistas tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa, pero, siguiendo la estela emprendida en la reestructuración de la empresa hace años, todo conduce a garantizar el futuro como pre jubilados a sus trabajadores en activo y al cierre de la misma. HUNOSA cuenta hoy con 1.500 trabajadores de los que por lo menos 500 se prejubilarán con el nuevo plan en el que, por cierto, no se dice nada de nuevos puestos de trabajo. La revitalización de las cuencas a estas alturas de la película suena a utopía y se habla de millones para invertir en las comarcas mineras en proyectos por el momento abstractos y sujetos en todo momento al gobierno de turno. Ayer escuché a una ministra decir en Madrid que lo pozos cerrados deben dedicarse a actividades turísticas. HUNOSA ya tiene el Sotón para esas misiones, fue uno de lo aciertos de la anterior presidenta Teresa Mallada, pero el caso es que la zona de influencia del Nalón y del Caudal continúa a la baja, con el mayor paro juvenil de Europa y un descenso demográfico preocupante. El cierre del colegio San José de Sotrondio que llegó a tener 600 alumnos y hoy apenas tiene un centenar es otro ejemplo. Ni Santa Bárbara bendita nos va a salvar como no reaccionemos de verdad, sindicatos, patronal y administraciones.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme