Debate a la asturiana

Durante 90 minutos tuve esta noche la paciencia de ver el debate a la asturiana que la televisión autonómica (TPA) organizó con los números uno de las candidaturas al Congreso por Asturias y presentes en la legislatura que ahora termina. Un debate a pocas horas de que finalice la campaña y que moderó el periodista Ignacio Montserrat que se las vio y se las deseó para que el debate no se le fuera de las manos.

En esta ocasión fueron tres candidatas y un candidato. Citaré por orden de acierto en mi opinión: Primero, Sofía Castañón, de Podemos, ya era diputada, asturiana y lectora de Xuan Bello, que llevó bien aprendida la lección con los argumentos que a nivel estatal esgrime su jefe Pablo Iglesias, y que no entró en descalificaciones y en estériles debates con sus oponentes. En medio de tanto político profesional esta joven poetisa de Gijón resulta un soplo de aire fresco en la Cámara baja de nuestras Cortes. Luego coloco al ya veterano Ignacio Prendes, de Ciudadanos, que fue vicepresidente del Congreso, muy maduro desde los tiempos en que era persona de confianza de Rosa Díez en UPyD, ahora lo es de Albert Rivera, y que contestando a Adriana Lastra y a Paloma Gázquez en más de una ocasión negaba sus datos, calificando los argumentos de mentira como buen abogado que es del joven partido nacido en Cataluña pero español, español, hasta al médula. En tercer lugar coloco precisamente a Adriana Lastra. La considerada mano izquierda de Pedro Sánchez, la derecha es el ministro José Luis Abalos, se la ve eufórica, no poniendo en duda en momento alguno los argumentos del jefe y, por supuesto, lanzando puyas al triunvirato de la derecha (PP, Ciudadanos y Vox), y algún que otro piropo de asentimiento a su colega de Podemos allí presente. Finalmente la cuarta protagonista fue la representante de PP/Foro Paloma Gázquez. La ex concejala gabinista y funcionaria del ayuntamiento de Oviedo empezó muy bien pero terminó liándose dialécticamente con Adriana Lastra e Ignacio Prendes. Quizás faltó sobre el atril un vaso de agua.

Todos cayeron en el vicio de exhibir una profusión de datos y también en recordar tiempos pasados no aportando, por supuesto, nada nuevo que no hayamos escuchado los asturianos durante el último mes. Como si de los Reyes Magos se tratase nuestros políticos prometen si llegan al poder, que es de lo que en verdad se trata, el oro, el moro y la mirra. Eso sí, tengo la impresión de que el programa estaba grabado, comenzó a las 22,15 horas, puesto que ninguno de los cuatro candidatos aludió a la noticia surgida a última hora respecto a que el gobierno de Pedro Sánchez no aprobará en éste su ultimo consejo de ministros antes de las elecciones del próximo domingo el Estatuto de las industrias electrointensivas, tal como había prometido el jefe del Ejecutivo y la ministra Teresa Ribera a los sindicatos y trabajadores de Alcoa en Avilés y Galicia, lo que pone en peligro su ya de por sí complicado futuro; tanto cabreo cogieron los afectados que obligaron a ser recibidos por la delegada del Gobierno en el Principado Delia Losa quien con cara de funeral les confirmó la mala noticia.

El caso es que el tema fue ignorado en este debate a la asturiana en el que tras 90 minutos toreando a los cuatro intervinientes el bueno de Nacho Montserrat puso punto final supongo que pensando lo mismo que los matadores cuando venían a Oviedo en San Mateo para torear en Buenavista: Corrida despachada, salimos para Córdoba.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme