Arranca una nueva etapa

Los 78 concejos asturianos ya cuentan con nuevas corporaciones. Sin duda el cambio más espectacular ha sido en la de Oviedo donde el Partido Popular se ha hecho de nuevo con la alcaldía gracias a sus nueve concejales más cinco de Ciudadanos y la abstención de los dos concejales de Vox. La cabeza de lista de Podemos Ana Taboada se presentó también logrando solo los tres votos de su formación al igual que el socialista Wenceslao López al que solo votaron los suyos, ocho.

El propio alcalde Alfredo Canteli presidió la mesa de edad como más viejo de la nueva corporación acompañado por el más joven, Rubén Rosón de Somos. Un pleno que duró una hora, sin incidentes, con el juramento por la república y en asturiano por parte de la podemita Anabel Santiago y también por parte del socialista Diego Valiño, y duras acusaciones del concejal Ignacio Cuesta de Ciudadanos, socio a partir de ahora del PP, hacia los extremos, calificando, supongo que se refería a Somos, de bolivarianos y comunistas y a los de extrema derecha, supongo que a Vox, de atacar la violencia de género, lo que hizo que tanto Cristina Coto como su compañero Huerta se abstuvieran a la hora de votar alcalde. Por cierto nuevo equipo de gobierno municipal, los ovetenses estamos ansiosos por conocer ese documento con 150 medidas a las que se han comprometido PP y CS entre las que, me imagino, estará el devolver a sus colores originales los bancos de la plaza de La Escandalera.

En el resto de los ayuntamientos apenas hubo sorpresas reseñables; ahora queda la constitución de la nueva Junta General del Principado donde el PSOE con sus 20 diputados hará sentir su fuerza aunque necesita tres diputados más que le apoyen para que Adrián Barbón alcance la mayoría absoluta. Dos serán sin duda de Izquierda Unida y otro tendrá que aportarlo Somos.

Adrián Barbón tendrá que darse prisa en confeccionar su gobierno. El diputado Juan Cofiño o será presidente del parlamento o consejero de industria que es lo que quiere. Dolores Carcedo continuará como encargada de Hacienda y tanto Pilar Varela como Francisco Busto, aún consejeros de Servicios Sociales y de Sanidad, han expresado su deseo de continuar aunque lo tienen difícil ya que el equipo de Javier Fernández será laminado por el nuevo presidente del Principado.

El ex alcalde de Laviana que heredará como presidente del Principado una deuda autonómica de 4.600 millones de euros, deberá de hacer frente a los graves problemas que Asturias tiene sobre la mesa, comenzando por los negros nubarrones que se cieren sobre su industria. Guillermo Ulacia, presidente de FEMETAL, así lo manifestó hace unos días en la asamblea general de esta patronal. Como en los tiempos más duros de la crisis minera, un grupo de trabajadores de Alcoa de Avilés va camino de Madrid a pié para protestar ante el ministerio de Industria. Me recuerdan a aquel minero de la película de José Antonio Quirós "Pídele cuentas al Rey". Como ellos soy pesimista en cuanto al futuro de dicha factoría pero hay que luchar por los puestos de trabajo hasta el final. Sería, por cierto, todo un detalle que Adrián Barbón les acompañara un trecho en su caminata por tierras de Castilla León hacia la capital de España.

En todo caso urge que cuanto antes se forme el nuevo parlamento asturiano en el que la ingeniera allerana Teresa Mallada, líder del PP, se constituirá como primera fuerza en la oposición en azote impenitente de la oposición. Además, esperemos que las instituciones asturianas pinten algo más en Madrid que hasta ahora. De buenas palabras y mejores deseos los asturianos estamos hartos.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme