Que la sidra nos retorne al paraíso

Más de 300 personas nos dimos cita en Casa Lupe de Cudillero para asistir a la entrega de las Amuravelas de oro en su 40 edición, un acto presidido por el titular de la Junta General del Principado Marcelino Marcos Líndez quien en  su primera intervención en público como tal destacó la importancia del parlamentarismo, junto con la Delegada del Gobierno Delia Losa, la directora general de Patrimonio Otilia Requejo, el rector de la Universidad Santiago García Granda, y también con la presencia de los alcaldes de Oviedo, Langreo, Villaviciosa y Yermes y Tameza además del de Cudillero, el socialista Carlos Valle, por cierto, el alcalde más joven de Asturias, no llega a los 30 años.

Como es tradicional en este acto desde hace más de 50 años la Asociación Amigos de Cudillero que preside Juan Luis Alvarez del Busto, cronista oficial del concejo, dio a conocer las tres Amuravelas de oro concedidas por un jurado al que tengo el honor de pertenecer. En esta ocasión fueron para la filóloga e hispanista francesa Bernardette Paringaux que por problemas de salud de su esposo y de ella misma tuvo que suspender a última hora el viaje a la villa marinera aunque envió un afectuoso saludo a través del audio.  Previamente su figura fue glosada basándose en la tesina que años atrás hizo sobre el pixueto y las raíces lingüísticas de Cudillero por la profesora Carmen Bobes, toda una institución de la Universidad de Oviedo quien junto con el RIDEA, cuyo director Ramón Rodríguez Alvarez no solo fue miembro del jurado sino que estaba presente, se han comprometido a editar el magnífico trabajo de Bernardette Paringaux.

Otra de las Amuravela de oro fue para el grupo empresarial “El Gaitero” de Villaviciosa recogida por los hermanos José y Bernardo Cardín, cuya glosa corrió a cargo del periodista maliayo Evaristo Arce, hijo predilecto de Villaviciosa, y quien en su intervención, no me cayó en saco roto, se refirió a una frase del gran Valentín Andrés, en alusión al producto estrella de “El Gaitero”, frase que dice que si una manzana nos expulsó del paraíso, la sidra hará que volvamos a ser admitidos en el mismo.

La tercera Amuravela de oro fue para la Brigada Central de Salvamento Minero, fundada en 1912 en reconocimiento de sus épicas y valerosas actuaciones en situaciones de catástrofe o emergencia, caso del niño fallecido en Málaga meses atrás al caer por un pozo en una finca, distinción recogida por el máximo responsable de la misma, el presidente de HUNOSA Gregorio Rabanal. Cada miembro de la amplia representación presente recibió un diploma acreditativo de la distinción. Fue el Coronel jefe de la Guardia Civil en Asturias coronel Francisco Javier Almiñana Boluda quien realizó la glosa de la Brigada, glosa detallada y con justo reconocimiento a su importante labor solidaria. Eche en falta a quien fue durante años director de la misma, hoy ya jubilado con 90 años, el ingeniero Manolo García pero el excelente técnico y político, fue pieza fundamental de UCD y el CDS en Asturias, sufrió un achuchón hace unos días del que aún se está recuperando y no pudo acompañarnos. Con motivo del agasajo a la Brigada de Salvamento Minero acudió al acto el Coro Minero de Turón encontrándome con el ex diputado de Ciudadanos Nicanor García, quien ha abandonado la política activa pero no sus dotes de cantarín de habaneras.

En sus palabras Juan Luis Alvarez del Busto agradeció la colaboración de muchos amigos de “Amigos de Cudillero” como el Delegado de Defensa en el Principado el coronel Vicente Bravo Corchete quien pasará a la reserva el próximo septiembre y lanzó un puyazo a la patronal FADE que tras el cese hace unos años de Severino García Vigón como presidente de la misma suspendió sin aviso la colaboración que mantenía para la concesión de la Amuravela de oro a empresas asturianas. Supongo que el nuevo titular, Belarmino Feito, subsanará en breve semejante desplante.

No faltó a la cita el ex alcalde de Cudillero, el popular Ignacio Escribano, hoy en la oposición, ni el ex consejero de Cultura Manuel Fernández de la Cera quien, por fin, ha terminado sus estudios de acordeonista; el senador Ramón García Cañal quien me recuerda cuando éramos jóvenes y asistimos en 1980 a la primera presencia del entones Príncipe de Asturias en Covadonga, él que pertenecía al Movimiento Monárquico Español aún no haba nacido el Partido Popular; el empresario Antonio Sabino del que lamento haya dimitido como presidente del País de Avilés. Cuando se es competente no hay peor cosa que las envidias internas te minen; el jefe Superior de Policía de Asturias Juan José Herranz Yubero; el concejal avilesino de Ciudadanos Javier Vidal, auténticamente incombustible; el cronista oficial de Lugones José Antonio Coppen; el abogado y ex diputado regional Juan Casero; el que fue responsable del Proyecto Hombre Luis Florez ”Floro” ya jubilado, el presidente del Centro Asturiano de La Coruña José Luis Rodríguez; los empresarios Manuel Cosmen e Ignacio García Rodríguez, y otros muchos más amigos de “Amigos de Cudillero”. Como detalle la directiva sorprendió a Juan Luis Alvarez del Busto con un álbum de la jornada en la que más de 300 personas le homenajearon como desagravio por no haber sido nombrado hijo predilecto del concejo por la anterior corporación municipal donde ni Podemos ni el PSOE se portaron, en mi opinión, como era de justicia hacia este extraordinario pixueto.

En mi mesa tuve ocasión de conocer a una de las nuevas diputadas del parlamento asturiano, la socialista y valdesana Lidia Fernández, profesionalmente educadora infantil, y que me causó muy buena impresión. Iba de cuatro en la lista por occidente y ella misma se llevó una buena sorpresa al resultar elegida. Hay que renovar los cargos y esta chica da ahora sus primeros pasos como representante del pueblo. Suerte, Occidente y Asturias la necesitan.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme