Asignaturas pendientes

Nuestro recién estrenado presidente del Principado Adrián Barbón cumple el rito que el protocolo marca para quienes acceden a la jefatura de Asturias. Uno de ellos es salir lo más rápidamente posible en la “caja tonta”, quiero decir, en la Televisión Autonómica, lo que creo ocurrirá esta noche, entrevista en la que anunciará que el próximo siete de septiembre con motivo del día de Asturias el ex presidente, recientemente fallecido, Vicente Alvarez Areces, y la Brigada de Salvamento Minero recibirán la medalla de oro del Principado, persona y entidad que tienen también la Amuravela de oro de los Amigos de Cudillero que preside Juan Luis Alvarez del Busto, a quien el Centro Asturiano de la Coruña, uno de los más importantes de España y que preside el trubieco José Manuel Rodríguez, le acaba de conceder la insignia de oro del mismo y que le será impuesta en las últimas fechas de octubre para lo que varios autobuses están siendo fletados por vecinos y amigos de esta entidad cultural.

Creo que son dos medallas justas. Tini, como llamábamos cariñosamente al ex presidente de Asturias y que falleció siendo senador por la autonomía, ha sido un político difícilmente repetible si exceptuamos quizás a Rafael Fernández. Como ovetense y asturiano en más de una ocasión me he manifestado para que aprobado por quien corresponda el HUCA lleve su nombre.  En cuanto a la Brigada el triste suceso de la muerte del niño en un pozo de una finca malagueña solo ha supuesto revalorizar de su labor solidaria. Con más de cien años de antigüedad a sus espaldas la Brigada Minera ha contribuido a lo largo de tan dilatado periodo a salvar vidas de mineros en las más difíciles circunstancias. Tanto a Tini a título póstumo como a la Brigada, con el máximo responsable, el presidente de HUNOSA Gregorio Rabanal a la cabeza, mi felicitación.

Si hay que darle oro a la Brigada Miera al ministro en funciones de infraestructuras José Luis Abalos hay que darle carbón, por lo menos un saco aunque sea pequeño, que nuestro combustible autóctono brilla por su ausencia, y es que el plan de vías de Gijón comienza como era previsible a sufrir retrasos. Naturalmente la alcaldesa socialista de la Villa Jovellanos, la ovetense Ana González, deberá poner al mal tiempo buena cara, lo mismo que el nuevo consejero de Infraestructuras y vicepresidente Juan Cofiño. Además, la falta de investidura de Pedro Sánchez como presidente del gobierno de la nación hará que aun se ralenticen mas las infraestructuras que Asturias tiene a medio hacer, caso de la variante ferroviaria de Pajares, el soterramiento de las vías estrechas de tren a su paso por Langreo, la reordenación ferroviaria de Avilés, la autopista del mar, etc, etc. Vamos, que Asturias continúa con las mismas asignaturas pendientes que cuando Mariano Rajoy era presidente de España.

No se yo como quedará la diputada asturiana Adriana Lastra tras la fallecida negociación con Podemos para formar un gobierno de coalición. El ministro José Luis Abalos se ha retirado de la primera línea, compartida ahora ésta por la riosellana y por la vicepresidenta Carmen Calvo. Esta situación anómala y ya demasiado prolongada de interinidad del gobierno de España no beneficia a Asturias y, por supuesto, va a poner a nuestro presidente Adrián Barbón la situación un tanto tensa y es que tal como se están desarrollando los acontecimientos, más a la italiana no puede ser, nuestros políticos han perdido el norte, precisamente donde se encuentra el Principado.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme