Los 74 de Hiroshima

Hoy se cumple el 74 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima lo que unido a la de Nagasaki, unos días después, hizo que Japón se rindiera dado fin así a la II guerra Mundial. Ese día, tal como hoy, pero en una sociedad mucho más distinta a la actual, en un Oviedo destrozado por lguerra civil, comenzando a lamerse sus heridas concretadas en un panorama desolador desde la universidad a la catedral, nacimos cuatro ciudadanos. Yo concretamente en la clínica San Cósmen del doctor Paquito, en la calle Asturias, gran traumatólogo junto con Vicente Vallina, si bien mis padres rápidamente me trasladaron al domicilio paterno en la calle de San Bernabé. ¿Que habrá sido de los otros tres nuevos ciudadanos?. Llegar a esta edad que comienza a ser más que respetable no es fácil para nadie. Las goteras aparecen y hay que taparlas pero, bien que mal, se va consiguiendo.

Repasando mi vida, siempre en Oviedo y como periodista en medios asturianos, de comunicación, institucionales o empresariales, me doy cuenta de que probablemente el nacimiento de la Unión Europea y la inclusión de España en la misma es lo más importante que he vivido, ascensos del Real Oviedo a primera división aparte. Asturias también ha cambiado profundamente y no precisamente para bien. Prácticamente ha desaparecido la empresa pública generadora durante años de miles de puestos de trabajo, en las minas, metal, agricultura, pesca… y no solo estamos perdiendo población a pasos agigantados sino también empresarios, banca, medios de comunicación, etc. lamentando señalar a la clase política que como el cangrejo ha ido para atrás desde el arranque de nuestra democracia, tiempos de Rafael Fernández y Pedro de Silva. En el fondo y en la forma los pensionistas y el sector funcionarial, además de los autónomos, son la columna vertebral de nuestras rentas. Al Principado no le favorece la actual situación cuasi federal de nuestro país y es que cada vez pintamos menos en el panorama autonómico nacional.

Precisamente hoy ha estado en nuestra región la ministra de Industria en funciones Reyes Maroto para celebrar supongo que la factoría de Alcoa en Avilés ha salvado sus instalaciones y los varios cientos de puestos de trabajo al ser adquirida por un fondo suizo con un compromiso inicial de dos años, pero aquí se zurce un calcetín y surge un agujero en otro. Me refiero a la crítica situación en que se encuentra una de la compañías más emblemáticas de nuestra tierra, la centenaria Duro Felguera con un fuerte endeudamiento que la tiene al bordo de la suspensión de pagos o algo peor, con una plantilla de 1.700 empleados directos que en estos momentos no les llega la camisa al cuello. Supongo que sobre este candente problema empresarial habrán hablado hoy la ministra y el presidente del Principado Adrián Barbón. Ya la pasada semana el presidente de la patronal Belarmino Feito manifestó públicamente que la administración autonómica tenía que ayudar a Duro Felguera, empresa además cotizada en bolsa.

El presidente de la compañía Acacio Rodríguez, cada vez con menos poder en la misma, se entrevistó en secreto el pasado viernes con Barbón a quien, sin duda, se le aceleró el pulso al conocer in situ la situación de la compañía. El club de bancos acreedores cada vez aprieta más a la compañía y mis fuentes me señalan que en estos momentos es precisamente Liberbank el que más trabas está oponiendo para ayudar a la compañía con avales y liquidez afín de que Duro pueda seguir compitiendo por el mundo en proyectos industriales llave en mano. Liberbank, heredero de la Caja de Ahorros de Asturias, y manejado desde entonces por el catedrático de Salas Manuel Menéndez que ahora solo visita Asturias cuando tiene que hacerse una foto con el poder, o sea, con el nuevo presidente del Principado, tras haber descapitalizado las instalaciones del mismo en nuestra tierra, comenzando por llevar sus órganos de dirección a Madrid y Toledo.

No digo que para Asturias un petardazo de Duro Felguera sea como la bomba atómica de Hiroshima, pero era lo que nos faltaba, y cerca anda, con unas acciones por los suelos en la Bolsa española, un endeudamiento tremendo y casi nula capacidad de reacción. Siempre me acuerdo del primer presidente de FADE, Corte Mier, que me decía que las empresas las suben y las bajan los paisanos. Duro Felguera es eso, un ejemplo de mala gestión en los últimos años. Que razón tenía el bueno de don Arturo.

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Los 74 de Hiroshima”

  1. Joacu dice:

    Totalmente de acuerdo

Leave a Reply

Powered by WordPress | Runone Theme